San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 12 de julio de 2015

El “Santo Padre” ha golpeado de nuevo – Alejandro Sosa Laprida


“Papa Francisco” recibiendo un crucifijo blasfemo, 
del cual luce una réplica en miniatura colgada a modo de collar

« Me imagino ese susurro de Jesús en la última Cena como un grito en esta misa que celebramos en El Parque Bicentenario. Imaginémoslo juntos.  El Bicentenario de aquel Grito de Independencia de Hispanoamérica. Ése fue un grito, nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos, saqueados, ‘‘sometidos a conveniencias circunstanciales de los poderosos de turno’’ (Evangelii Gaudium, 213). (...) A aquel grito de libertad prorrumpido hace poco más de 200 años no le faltó ni convicción ni fuerza, pero la historia nos cuenta que sólo fue contundente cuando dejó de lado los personalismos, el afán de liderazgos únicos, la falta de comprensión de otros procesos libertarios con características distintas pero no por eso antagónicas. Y la evangelización puede ser vehículo de unidad de aspiraciones, sensibilidades, ilusiones y hasta de ciertas utopías. »


No es posible seguirle el ritmo desaforado a este hombre insensato, charlatán herético y blasfemador empedernido... Hacer un paralelo entre la Santa Cena celebrada en el Cenáculo por nuestro Divino Maestro junto a sus Apóstoles, anticipando incruentamente el adorable sacrifico del Calvario que se aprestaba a cumplir por amor de nosotros, instituyendo la Santa Eucaristía y el Sacerdocio de la Nueva Alianza, con las masónicas, anticatólicas y antiespañolas guerras y revoluciones de la "independencia" (de hecho, el desmembramiento programado del imperio católico español por las dos potencias masónicas, Inglaterra y Francia), es algo que solamente puede salir de la boca de un maldito endemoniado, de un energúmeno desatado, de un esbirro de Satanás impulsado por su odio visceral de la Iglesia, de Jesucristo y de la gloriosa España monárquica y católica, nuestra amada y venerada Madre Patria.

Ya no me quedan palabras disponibles para caracterizar la malicia diabólica de este ser inicuo, voluntariamente enceguecido y espiritualmente depravado. Pero queda siempre el juicio de Dios, que llegará a su debido tiempo. Y la verdad, no quisiera estar entonces en el pellejo de Bergoglio. Por nada del mundo. Ni siquiera ver la escena desde lejos, en la segura compañía de mi ángel de la guarda. Es que las películas de terror nunca han sido de mi agrado...




Al día siguiente, el « Santo Padre » realizó un elogio encendido de la revolución:

«  (…) digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco.

Queremos un cambio en nuestras vidas, en nuestros barrios, en el pago chico, en nuestra realidad más cercana; también un cambio que toque al mundo entero porque hoy la interdependencia planetaria requiere respuestas globales a los problemas locales. La globalización de la esperanza, que nace de los Pueblos y crece entre los pobres, debe sustituir esta globalización de la exclusión y la indiferencia.

Quisiera hoy reflexionar con Ustedes sobre el cambio que queremos y necesitamos. Saben que escribí recientemente sobre los problemas del cambio climático. Pero, esta vez, quiero hablar de un cambio en el otro sentido. Un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio –podríamos decir– redentor. Porque lo necesitamos. Sé que Ustedes buscan un cambio y no sólo ustedes: en los distintos encuentros, en los distintos viajes he comprobado que existe una espera, una fuerte búsqueda, un anhelo de cambio en todos los Pueblos del mundo. Incluso dentro de esa minoría cada vez más reducida que cree beneficiarse con este sistema reina la insatisfacción y especialmente la tristeza. Muchos esperan un cambio que los libere de esa tristeza individualista que esclaviza.

(…) ¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para mis problemas? ¡Mucho! Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» (trabajo, techo, tierra) y también, en su participación protagónica en los grandes procesos de cambio, nacionales, regionales y mundiales. ¡No se achiquen! »

Luego injurió, difamó y calumnió a la Iglesia por la obra evangelizadora y civilizadora desarrollada en América:

« Aquí quiero detenerme en un tema importante. Porque alguno podrá decir, con derecho, que ‘‘cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia’’. Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Lo han reconocido mis antecesores, lo ha dicho el CELAM y también quiero decirlo. Al igual que san Juan Pablo II pido que la Iglesia ‘‘se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos’’. Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue san Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América. »

Y terminó explicando que la tarea más urgente de nuestra época es la de « defender la Madre Tierra »:

« La tercera tarea, tal vez la más importante que debemos asumir hoy, es defender la Madre Tierra. La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. La cobardía en su defensa es un grave pecado. Vemos con decepción creciente como se suceden una tras otra cumbres internacionales sin ningún resultado importante. Existe un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar que no se está cumpliendo. No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación. Los Pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizare, a exigir –pacifica pero tenazmente– la adopción urgente de medidas apropiadas. Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan a la Madre Tierra. Sobre éste tema me expresado debidamente en la Carta Encíclica Laudato si’. »

Por supuesto, la apostasía de las naciones cristianas, la pornografía universalizada y devenida « entertainment », el aborto convertido en « derecho » de la mujer, la legalización del « matrimonio » homosexual y de las « familias homoparentales », la corrupción de la infancia a través de la « teoría de género » y de la « educación sexual » obligatoria, la promoción generalizada de la sodomía con las abominables « Gay Pride », verdaderas « procesiones » satánicas de la sociedad anticrística contemporánea, todos pecados que ofenden gravemente a Dios y que conducen al infierno infinidad de almas, no revisten la menor importancia para este individuo fatuo e impermeable a la verdad, en comparación con la supuesta deterioración del ecosistema y la falacia eco-mundialista del cambio climático…

Mucho me temo que quienes no logren discernir el carácter anticrístico de los discursos bergoglianos terminen siendo arrastrados por este falso profeta y por su religión pervertida, parodia infernal del catolicismo, hacia los brazos del Anticristo, la llegada del cual se aproxima a un ritmo vertiginoso…

  

"Papa Francisco" y el abortista-homosexualista Obama se llevan de maravilla...



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

19 comentarios:

  1. La Iglesia pasara por la muerte y resurrección.Solo nos queda permanecer como Juan y Maria a los pies de la Cruz con la seguridad de que las fuerzas del mal no prevalecerán contra ella. Ahora tenemos la oportunidad de permanecer fieles en la prueba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasará por la muerte porque las puertas del Infierno no prevalecerán, cuidado.
      Lo que sí pasa y pasará, es que los santos serán vencidos por un corto tiempo, como dice el Apocalipsis, pero la estructura de la Iglesia jamás caerá aunque queden cuatro fieles solamente.

      Eliminar
    2. La Iglesia no morirá, porque las puertas del Infierno no prevalecerán, cuidado.
      Lo que si que pasa y pasará, es que lo santos son vencidos por corto tiempo, como dice el Apocalipsis, pero la estructura de la Iglesia jamás caerá aunque queden solamente cuatro fieles.

      Eliminar
    3. Las puertas del infierno se refiere a la boca de los herejes.

      Eliminar
    4. SI ALGUIEN NECESITABA MÁS PRUEBAS Y SIGNOS que la bolivianada bergogliana con Evo, creo que no los tendrá....

      Eliminar
  2. Otro Francisco de éstas tierras, tenía una visión muy diferente de la Religión. Habría que aplicarle al otro "Francisco", éstas penas por blasfemo (José Francisco de San Martín y Matorras)":

    “El primer artículo del Código Militar de San Martín reza así: ‘Todo el que blasfemare el Santo Nombre de Dios o de su adorable Madre e insultare la Religión, por primera vez sufrirá cuatro horas de mordaza atado a un palo en público por el término de ocho días; y por segunda vez, será atravesada su lengua con un hierro ardiente y arrojado del Cuerpo’. Para el Gran Capitán el respeto a la Religión y el culto de Dios y de la Santísima Virgen tuvieron siempre un lugar de preferencia.
    ‘Las penas aquí establecidas -dice el último artículo del Código- serán aplicadas irremisiblemente. Sea honrado el que no quiera sufrirlas. La Patria no es abrigadora de crímenes. Cuartel General en Mendoza, setiembre de 1816. (Fdo.) José de San Martín’.”

    http://www.teologoresponde.org/2014/03/21/fue-el-general-don-jose-de-san-martin-un-mason/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo13/7/15 7:57

      Lo de San Martín está bien pero lástima ese teólogo responde es modernista en el fondo pues defiende los errores del vaticano dos y de eso el no dice ni mu.

      Eliminar
  3. Qué pena Bergoglio, el poco tiempo que le queda de vida lo gasta en "fornicar" con reyes de la Tierra, si a un hombre no le sirve de nada ganar el mundo para perder su alma ¿de qué le servirá a un viejo?
    Y si se nota algún tono despectivo en este mensaje es porque Bergoglio merece toda falta de respeto por blasfemar contra Cristo y manipular a sus ovejas, cosa que tampoco es castigo, porque Bergoglio en otros tiempos hubiera sido quemado o peores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mire como lo justifica Martín Ellingham en infocaótica.

      http://info-caotica.blogspot.com.ar/2015/07/arte-de-protesta.html

      Eliminar
    2. Desde roncalli que están fornicando con los reyes de la tierra.

      Eliminar
  4. Anónimo13/7/15 7:55

    http://1.bp.blogspot.com/-wbywSpd-_ss/VaFm4zyerLI/AAAAAAAAGqw/HbobDzJq5-g/s400/bergo.jpg
    http://3.bp.blogspot.com/-BNkYL17cDBQ/VZ8VVKUvyyI/AAAAAAAAE3g/TOn8gNLU3lQ/s400/coa.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Letra Código ASCII

      B: 66
      E: 69
      R: 82
      G: 71
      O: 79
      G: 71
      L: 76
      I: 73
      O: 79

      Suma: 666
      Linda casualidad.

      Eliminar
  5. Hago corrección a mi comentario. La Iglesia no pasara por la muerte, pasara por la pasión y por un aparente fracaso, pero solo sera aparente. La Esposa de Cristo resurgirá Gloriosa..Gracias.

    ResponderEliminar
  6. perdón por el off topic, no sabía donde ponerlo


    https://quenosocultan.wordpress.com/2015/06/13/entrevista-a-ursula-haverbeck/


    El 20 de noviembre de 2014, Frau Haverbeck hizo historia al presentar una denuncia penal contra el Consejo Central de los judios en Alemania, bajo el Código Penal alemán S. 344, concerniente a “procesamientos falsos” perpetrados contra los alemanes inocentes en cuanto a su “negación del holocausto”®. El delito de procesamientos falsos se castiga con hasta 10 años de prisión.

    ResponderEliminar
  7. A Vosotros, católicos impíos que se burlan del legítimo Vicario de Cristo, les espera el infierno. Viva el Papa Francisco y la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana! Rezo por ustedes.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y BergogLÍO es católico pío y devoto? Viva el Papa Benedicto y la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana.

      Eliminar
    2. ¡Viva Benedicto, el verdadero Santo Padre de los católicos verdaderos!

      Eliminar
    3. Anónimo16/7/15 6:09

      Por culpa del benedeto bergoglio está en Roma,
      benedeto es modernista,
      y ud me parece que también.

      Eliminar
  8. Juan Pablo II pidió perdón a China roja
    El 24 de octubre de 2001, Juan Pablo II pidió perdón a China Roja. Eso es correcto: ¡Juan Pablo II se disculpó ante el régimen satánico comunista de China por los daños supuestamente de los católicos! Incluso elogió la justicia social de la China Roja.
    Juan Pablo II, 24 de octubre de 2001: “La Iglesia católica, por su parte, observa con respeto este sorprendente impulso y la planificación con visión de futuro… La Iglesia se interesa mucho por los valores y objetivos que son de fundamental importancia también para la China moderna: la solidaridad, la paz, la justicia social…”[137].
    La justicia social en China incluye una política de un solo hijo por familia, que es impuesta por el aborto y la anticoncepción forzada. El Gobierno chino mata a millones de niños cada año, además de encarcelar, torturar y asesinar a los católicos.
    Juan Pablo II declaró que la Iglesia católica y China son dos antiguas instituciones “que no se oponen entre sí”[138]. Elogiar la justicia social de la China comunista es ir más allá de la herejía, es satánico.
    http://cruxetgladius.blogspot.com.ar/2014/07/juan-pablo-ii-hereje-manifiesto-que.html

    ResponderEliminar