San Juan Bautista

San Juan Bautista

viernes, 17 de abril de 2015

Clericalismo – Cristianismo y Modernidad – Nicolás Gómez Dávila


CLERICALISMO


  EL clero progresista no decepciona nunca al aficionado a lo ridículo
(EII, 81d).


  SOLAMENTE porque ordenó amar a los hombres, el clero moderno no se resigna a creer en la divinidad de Jesús; cuando, en verdad, es sólo porque creemos en la divinidad de Cristo que nos resignamos a amarlos (EI, 374a).


  LA iglesia absolvía antes a los pecadores, hoy ha resuelto absolver a los pecados (EI, 378a).


  FRENTE a la Iglesia triunfante y a la Iglesia militante, el nuevo clero se incorpora en la Iglesia claudicante (EI, 406c).


  MIENTRAS el clero no haya terminado de apostatar, va a ser difícil convertirse (EII, 28e).


  SOBRE el campanario de la iglesia moderna, el clero progresista, en vez de cruz, coloca una veleta (EII, 63d).

  EL clero, desde hace varios siglos, oscila entre el pastoralismo político y las devociones cursis (NEII, 202h).


  LA tentación del eclesiástico es la de transportar las aguas de la religión en el cedazo de la teología (SE, 46c).



CRISTIANISMO Y MODERNIDAD
  


  HIJOS crecientemente siniestros que engendra en la esperanza cristiana el olvido del pecado original (EI, 65e).


  EL diablo elige, en cada siglo, un demonio distinto para tentar la
Iglesia. El actual es singularmente sutil.
  La angustia de la Iglesia ante la miseria de las muchedumbres oscurece su conciencia de Dios.
  La Iglesia cae en la más astuciosa de las tentaciones: la tentación de la caridad (EI, 358c).


  PROCLAMAR al cristianismo «cuna del mundo moderno» es una acusación grave o una grave calumnia (NEI, 68b).


  LA historia intelectual del catolicismo, desde el siglo XIII, se reduce casi a no ver ni sus aliados secretos ni sus secretos enemigos, o a ver enemigos en sus secretos aliados y aliados en sus enemigos secretos (NEI, 149d).


  EL catolicismo de los últimos siglos no advierte el hoyo sino después del porrazo (NEII, 12b).


  EL error grave de la Iglesia no fue el condenar a Galileo, sino el de atribuirle importancia al problema que trataba (SE, 103d).




Nicolás Gómez Dávila “Escolios Escogidos” – Los Papeles del Sitio (Sevilla) 2007. Págs 49 y 60-61




ABREVIATURAS
EI: N. Gómez Dávila, Escolios a un texto implícito I. Bogotá, Instituto Colombiano de Cultura, 1977.
EII: N. Gómez Dávila, Escolios a un texto implícito II. Bogotá, Instituto Colombiano de Cultura, 1977.
NEI: N. Gómez Dávila, Nuevos escolios a un texto implícito I. Bogotá, Procultura, Nueva Biblioteca Colombiana de Cultura, 1986.
NEII: N. Gómez Dávila, Nuevos escolios a un texto implícito II. Bogotá, Procultura, Nueva Biblioteca Colombiana de Cultura, 1986.
SE: N. Gómez Dávila, Sucesivos escolios a un texto implícito. Barcelona, Áltera, 2002 (e.o., Bogotá, Instituto Caro y Cuervo, 1992).



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

1 comentario:

  1. Al Demonio le queda el trabajo mas fácil cuando se disfraza de cura, monja y ahora de papa.

    ResponderEliminar