San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 22 de septiembre de 2016

Francisco, tu paz no es la paz de Cristo… - El Denzinger-Bergoglio




Desde España, para el Denzinger-Bergoglio

“La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo” (Jn 14, 27)

“Que el Señor nos dé la paz del corazón, que nos quite todo deseo de avidez, codicia, lucha. ¡No! ¡Paz, paz! Que nuestro corazón sea un corazón de hombre o de mujer de paz. Y más allá de las divisiones de las religiones: ¡todos, todos, todos! Porque todos somos hijos de Dios. Y Dios es el Dios de la paz. No existe un dios de la guerra: el que hace la guerra es el maligno, es el diablo, que quiere matar a todos”. (Homilía Santa Marta, 20 de septiembre de 2016)

Elocuente el contraste entre las suaves palabras de Hijo de Dios y el sermón matutino de Francisco. Erre que erre… pues una de las cosas en común de todos los líderes bolivarianos es la obstinación. No desisten de sus ideales absolutistas. Es la vieja fórmula comunista: todo por el pueblo y para el pueblo… incluso contra el pueblo.

Estamos ya cansados de analizar en el Denzinger-Bergoglio las mil locuras de Francisco. Como todo heterodoxo o demagogo, su repertorio es muy limitado y siempre vuelve a las andadas como un eterno y desafinado organillo de feria. Y esto ya nos cansa… pues las mil actividades parroquiales no nos permiten estar explicando cada afirmación que nos llega del obispo de Roma.

Sin embargo, lo que más nos causa repulsa es lo que viene a llamarse, en un lenguaje corriente, “abusar del dolor de la víctimas” para llevar a cabo planes oscuros de politicastro. Aunque tal actitud sea realmente despreciable, nada frena a Francisco. Uno se llega a preguntar qué haría si no existieran las guerras y el terrorismo… ¿Cómo presentaría su idea de la nueva religión universal? En determinados momentos se levanta indignado para hablar contra los atentados… eso sí, con todo cuidado de no ofender a nadie cuando son musulmanes. En otros momentos, su inercia e indolencia delante de los ataques contra su proprio rebaño escandalizan al mundo entero. Nunca se le oirá decir que existe una relación entre la violencia y el Islam. Jamás. Al contrario, lo defiende como religión santa y revelada con una convicción que seguramente no tuvo un Almanzor. Eso sí, condenará sin tapujos cualquier receta de un obispo verdaderamente católico que sea contraindicada con la famosa “misericordina”. Mano de hierro, por lo tanto, contra los pastores y ovejas que pretendan hacer prevalecer el caduco Magisterio de siempre en cualquier materia, sea familiar, sacramental o dogmática.

Pero esto no lo acompleja, pues se ha auto-erigido en el líder mundial de lo “políticamente correcto” y le bastan los aplausos de determinada prensa enemiga de todo lo verdaderamente católico… Todo debe ser sacrificado en el ara de un plan ecuménico que tiende a fundir todas las religiones en un mismo “poliedro”, bajo la presidencia de un mismo “dios” –no se sabe bien con qué atributos y ni siquiera si es personal– y quién sabe… de un mismo “pontífice”. Seguramente este tipo de “iglesia” no provocará las iras de los gobernantes de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, China o Corea del Norte.

Como maestro de lo políticamente correcto, Francisco hace un uso adulterado de la tan preconizada paz. ¿Qué es la paz para Francisco? No es promover la que nos trajo Cristo… sino una paz enlatada a su gusto, populachera y conforme con las conveniencias políticas del momento, que para ello no les falta experiencia a los líderes populistas bolivarianos. Colocan pasión en sus discursos, impresionando por su aparente autenticidad… gritando en favor de los pobres, los humildes, los perseguidos… ¿Qué es la paz para Francisco? Una paz que no merece ese nombre santo, pues la auténtica paz es la que nos llegó la noche de Navidad por el Príncipe de la Paz. No hay otra. Buscarla entre budistas, musulmanes y judíos es demagogia política de candidato a presidente de la ONU. La “paz de Francisco” es el orden de lo políticamente correcto, donde se oculta a Jesucristo para no ofender a los demás, sin preocuparse de que sea pisoteado el Decálogo.

La “paz de Francisco” es el miedo a reconocer que la única Iglesia verdadera es la fundada por Jesucristo, el Mesías Salvador, hijo de María. La “paz de Francisco” es un estado de cosas en que todos los hombres vivan felices, según la gran fraternidad universal, unidos por unos valores éticos reconocidos por todas las religiones cuya referencia final sea el mismo hombre. La “paz de Francisco” es el mundo donde todos se salvan, sea cual fuere su vida moral, pues la “misericordina” lo arregla todo (menos los “corruptos”, léase “capitalistas”, pecado sin perdón).

La “paz de Francisco” es la religión final de la Humanidad, que después de dos mil años sin rumbo llega al buen camino gracias a Francisco… antes todo era error. La “paz de Francisco” es un mundo donde no importa si eres budista, protestante, judío, musulmán, católico o ateo, pues todos son “hijos de Dios”. ¿Qué Dios es ese? Él que tu quieras creer. ¿Cuál es su ley? Vive y deja vivir. ¿Qué te espera? La felicidad. ¿Qué debes hacer? Distribuir misericordina y no condenar. ¿Quién te garantiza que todo esto es verdad? La sonrisa complaciente y bonachona de Francisco, y su bastón, listo para “misericordiarte” si piensas de modo diferente.

Sigue el camino de Francisco y gozarás una paz ecológica-deportiva en este mundo… y el Infierno en la otra.

Nota para los que todavía son católicos:

¿Qué es la verdadera paz? Ver aquí.

¿Todos son hijos de Dios? Ver aquí.

¿Todos se salvan por igual? Ver aquí.





Nacionalismo Católico San Juan Bautista

15 comentarios:

  1. Hernán Scardino22/9/16 22:09

    Excelente.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno.
    Que raro el Papa Francisco coincidiendo sus mensajes con los días internacionales de turno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo24/9/16 3:45

      bergogo no es Papa

      Eliminar
  3. Paco 1 jesuitas es un mendrugo clerical postconciliar prostituto de la masonada NWO, vía los cobardes apostatas letrinoamericanos post-liberacionistas. Lo demás es solo habilidad y artes que le da el Demonio para esa tarea final Demolitio ROmae.

    ResponderEliminar
  4. tierradedoramas25/9/16 16:42

    Según sostienen algunas bitácoras entiendo que buenas conocedoras de la realidad actual de la Iglesia católica en Argentina, el nuevo obispo Óscar Miñarro alias "el Chino" no solo es que es muy mediocre, intelectualmente hablando, sino que puede que ni católico sea, según se desprende de numerosas heterodoxias que por que lleva a cabo.

    Entonces, de ser cierto esto, ¿qué sorprende que Jorge Mario Bergoglio, que es quien acaba de consagrar obispo a Óscar el Chino Miñarro, no haya predicado a Cristo en el reciente Encuentro de Asís?

    "¡Ay de mí si no evangelizara!" "Quien me confiese delante de los hombres, será confesado por mí en presencia del Padre".

    Ante la debacle eclesial actual...



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero esa táctica de nombrar gente modernista para ocupar cargos en la jerarquía no es nueva, la prueba es que bergoglio está en Roma, si el pudo trepar a ese puesto no es una mera casualidad, eso se viene aplicando desde roncalli, quien para el concilio habilitó varios teólogos heterodoxos que Pío XII había prohibido que enseñaran.
      http://www.statveritas.com.ar/Libros/Precursores_y_peritos_del_Concilio.pdf

      Eliminar
  5. En primer lugar nos encontramos ante un problema de filosofía del lenguaje ante el cual hasta el mismísimo Frege vería seriamente turbado su ánimo. El juego de Bergoglio no es otro que la más onerosa corrupción del lenguaje, que en sus fauces de bocazas ametrallador se trastorna en un amasijo inconsecuente de dislates imposibles de aprehender por una cabeza católica ortodoxa bien amueblada. Pero lo más preocupante no es tanto el cúmulo de sandeces -el Dogma, pese a Bergoglio, pese a quien pese, permanece inmutable- como la presunta legitimación de las mismas sandeces a manos de la catolicidad oficial, ¿impotente e indefensa? ante el terremoto Bergoglio: puesto que dichas oligarquías pecan por omisión (su silencio las hace cómplices de las herejías sincretistas del argentino) o bien salen cada dos por tres a "dar explicaciones" sobre lo que ha dicho o no ha dicho el Papa, todo adquiere un carácter de fatalidad tipo "torre de Babel". Eso es sumamente peligroso en estos tiempos posconciliares, donde la debilidad de la feligresía ha alcanzado mínimos históricos.

    Otro detalle significativo: ¿han observado con qué insistencia, durante la lectura de las preces en la Eucaristía, se pide con obsesiva reiteración "por las intenciones del Papa" (sic)? ¿Qué intenciones son esas, se preguntarán los pobres católicos de a pie que no dan crédito a sus oídos? Bergoglio niega o, al menos, tergiversa a Nuestro Señor JesuCristo, sí, pero ¿alguien va a hacer algo? Será acaso que, como dijera Gabriel Marcel, Roma ya no está en Roma?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://ar.ivoox.com/es/podcast-movimiento-liturgico_sq_f16408_1.html

      Eliminar
    2. Las herejías de bergoglio no son por ser argentino queteparió.

      Eliminar
    3. ...peores herejías las de woytila y era polaco y por culpa de él está bergoglio en Roma.

      Eliminar
    4. Anónimo27/9/16 5:59


      Anónimo, no compare torticeramente a San Juan Pablo II con Bergoglio, y tenga por seguro que si Bergoglio no fuera argentino, sino polaco, sus herejías no serían del tal calibre. ¿Ha oído hablar de la teología de la liberación? ¿De Soros? ¿Del KPO?

      Manuel

      Eliminar
  6. Acabo de escuchar el audio que la bitácora NAZAREUSREX ha subido a su último post. Se trata de una entrevista de 22 minutos que le hace el ultraprogre apóstata Jesús Bastante de "religión digital" al transexual español Diego Neira. Tras escucharlo, es imposible -para mí, digo- no llegar a la conclusión de que Francisco no les dijo a él y a su pareja que dejaran la homosexualidad, pecado nefando para la Iglesia durante 2000 años; para la mayoría de santos y santas de Dios, el más nefando de todos los pecados posibles, el más aborrecible. Y no puede ser que les dijera Francisco-Bergoglio la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad porque de haberles recordado la doctrina católica al respecto, el ciudadano español Diego Neira no hablaría como habla en esa entrevista. Y esto es indubitable. En la entrevista de marras, se refiere a la que hace de mujer, o mejor, es biológicamente mujer (de tendencia sexual lesbiana) en su pareja como "mi pareja". El católico está llamado a dar razón de su fe (cfr. san Pedro), a evangelizar (cfr. san Pablo), en fidelidad a la doctrina de la Iglesia. Y lo que hace el ciudadano Diego Neira es hablar de una doctrina que no es la católica; ergo -repito una vez más-, Francisco no los exhortó, nos los conminó a que abandonaran su nefando "modus vivendi".


    Qué está pàsando, ¿la abominación en la Casa de Dios?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cuál es la táctica? La misma de Bergoglio: no discutir la doctrina, porque no les interesa. Intentar cambios en ella, traería problemas y hasta cismas. Lo que hacen entonces es, aun invocando la doctrina, avalar lentamente pero cada vez más abiertamente, la práctica.
      Lo mismo ocurrió con la comunión a los divorciados. En la práctica, los sacerdotes la permiten desde hace décadas, en Europa, en Argentina y en el mundo entero. A Francisco no le interesa menear demasiado la doctrina sobre el tema; consigue resultados más rápidos haciendo una llamadita telefónica a la adúltera santafecina para decirle que, si comulga, no hace nada malo.
      El caso del matrimonio de los maricas es similar. Desde hace al menos veinte años en una importantísima iglesia jesuita del interior del país los sacerdotes “bendicen” las uniones de homosexuales a las que asisten sus familiares y amigos, y desde hace el mismo tiempo, al menos, un gran número de sacerdotes de todos los colores y pelajes absuelven en confesión a las personas homosexuales que conviven con otras de su mismo sexo. Es cosa vieja y no es ocurrencia de algún cura. Es lo que se enseña en muchos seminarios, despacito para no levantar la perdiz, siguiendo al jesuita Tony Mifsud, en sus tres tomos de “Moral del discernimiento” (San Pablo, Santiago de Chile, 1993): lo ideal para la persona homosexual, es la castidad perfecta, pero en el mundo actual eso es imposible. Por tanto, lo mejor posible es la convivencia con una pareja fija para evitar, de ese modo, conductas promiscuas. Esto fue escrito a comienzos de los ’90, y desde esa época se practica en gran parte de las iglesias católicas argentinas.
      Y eso lo sabe Bergoglio. Y lo saben los obispos. Y no dicen nada. O, más bien, no decían nada. Ahora están, despacito para no asustar, blanqueando la cuestión.
      http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2014/09/mons-bokalic-salio-aclarar.html

      Eliminar
  7. Peor es gente como el wandrer que defiende a autores herejes como Congar etc sino vean su último post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://ar.ivoox.com/es/movimiento-liturgico-capitulo-5-de-1950-a-1960-audios-mp3_rf_279241_1.html


      El Movimiento Litúrgico.-Capitulo 5, De 1950 a 1960
      Libro de Luis María Sandoval

      Eliminar