San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 9 de julio de 2020

Agustín Laje: “operari sequitur ese” (el pez por la boca muere) - Luis Alvarez Primo



   Hace unos días vi un interesante video de Agustín Laje de muy buena factura llamado “15 mentiras sobre el aborto”, que en su momento me pasó inadvertido. 

   Laje, es Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Católica de Córdoba y ex alumno del “think tank” William J. Perry Center of Hemispheric Defense Studies de la National Defense University, institución del Departamento de Defensa de los EE.UU.  La apariencia juvenil de Laje, su facilidad de palabra y los recursos de que dispone le dan gran predicamento entre los jóvenes sin adecuada formación filosófica, histórica y política. Laje, al igual que su compinche Nicolás Márquez, pescan en aguas católicas instrumentando temas que preocupan a los católicos de todo orden (conservadores, tradicionalistas o progresistas), como por ejemplo el aborto, la ideología de género, el feminismo, y el llamado marxismo cultural, para seducirlos y llevarlos al campo liberal del globalismo totalitario judeo-masónico en desarrollo.

   Del video de marras, realizado poco antes del “debate sobre el proyecto de Ley de Legalización del Aborto en la Argentina entre junio y agosto del 2018, se puede señalar lo siguiente:

   1. Hay un error de índole liberal cuando, entre las 15 mentiras abortistas que denuncia, se refiere a la falacia número 5.  Luego de declarar correctamente que la mujer no tiene derecho a (decidir) dar muerte al hijo aún no nacido que lleva en su vientre, pues este no forma parte de su propio cuerpo y es una persona distinta de ella, Laje reitera en el minuto 5:19 lo que ya había anticipado en el minuto 4: 46: “claro que la mujer tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo”. Esto es un grave error liberal (que lleva a la eutanasia, al suicidio y al suicidio asistido): Ni la mujer ni el hombre tienen derecho a disponer destructivamente de su propio cuerpo, pues este, en cuanto espíritu encarnado o cuerpo espirituado, nos ha sido dado gratuitamente como un don para el cumplimiento de nuestra vocación. Lo contrario es alinearse con equivocadas posiciones filosóficas, como por ejemplo, el materialismo o el existencialismo ateo, incompatibles y contradictorias con una defensa bien fundada de la vida humana inocente.

   2. Abundando sobre lo anterior, es obvio que en el video de Laje no hay ninguna fundamentación metafísica, ni ética ni jurídica de la vida inocente. La maniobra de Laje es clara: denuncia mentiras en torno al aborto, pero retacea el fundamento ontológico (y como es obvio, mucho más el teológico) de la vida humana inocente. Lo primero no está mal, pero para identificar una mentira lo primero es estar en la verdad, conocerla y declararla. Y ello es lo que a todas luces Laje se niega a hacer. Está claro por qué. Hoy no es políticamente correcto hablar de la Verdad. Laje no lo hace porque si hablara de la Verdad se caerían sus posturas liberales y permisivas en otros asuntos, por ejemplo, la práctica de la homosexualidad.  Más aún, se caería su propia concepción liberal de la libertad, ya que el único fundamento real de la libertad es la Verdad. En este sentido, nos permitimos recomendar a Laje –y a su compinche intelectual Nicolás Márquez – el estudio del libro “La Libertad” de su comprovinciano cordobés, el ilustre filósofo Alberto Caturelli (Centro de Estudios Filosóficos.Córdoba. 1997).


Luis Alvarez Primo

Bella Vista, 9 de julio de 2020


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

miércoles, 8 de julio de 2020

Otro capítulo de “El Nuevo gobierno de Sancho”: El Obedientista - Antonio Caponnetto


Castellani apócrifo: 
EL OBEDIENTISTA 

Por ANTONIO CAPONNETTO

        Exiguamente púsose el sol ese día, violando la fase segunda de la cuarentena, y huyendo a gatas del testeo obligatorio ordenado por el hidrofóbico rabí Pedrosky Sabueso, cuando Sancho se entretenía con un mondadientes, a la par que entonaba salmodias de su tierra. Aunque de a ratos, claro, y no pudiendo con su natural zafio, le interpolaba a las preces una coplilla cuasiquevediana, con aires de carnestolenda:

Diz que el obispo es miedoso,
con los curas, por su edad,
si todos son mozos fuertes,
podréis su estancia acortad.
Labradores y artesanos
le han dado la solución,
proponiendo a su mancebo
que siga la tradición.

        Con un rubor que no llegaba a ser señal de metanoia, detuvo el Gobernador su chusco cantejondo, al entrever a media distancia al Edecán, quien venía de atribuciones a requerirlo.

        -¡Sobresaliencia!, dispense usté el interruptus, pero lo aguardan prestos en la Basílica Pachamama, al parecer, por una nueva Querella de las Investiduras.

        -Tate, tate, follón; que a mi las pilchas me las lava Sanchica, y no ando en querellas por unas bragas más o un jubón menos. <Que a cada paje su ropaje>; <A ropa de terciopelo, dos dueñas y un escudero>; <Ni en verano sin ropa ni en invierno sin bota>; y <está el que viste decente o el hijo del presidente...>

        -Vuesa Estupendidad, me permito recordaros que no ha renovado aún vuestro permiso de libre circulación de refranes, ni están rotulados estos como insumos esenciales...

        Iba Sancho a darle dos lonjadas recias al coagente, cuando recordó que sólo estaba autorizado a hacerlo los días pares; y se limitó a mirarlo fijo. Gesto que repitieron los demás de la comitiva, por disciplina partidaria.

        Fue llegar primero al <Salón de la Neonormalidad>, tomar sus antañones atributos regios, y dirigirse a la sede del Basileus Pachamámico, en donde le indicaron que aguardara posando sus ancas espaciosas en mullida silla gestatoria.

        De pronto aparecieron dos sujetos de extraña facha. Érase uno con talla de canijo o retaco, despoblada la calabaza, semblante tieso cuanto engolado, andar de gorgojo huidizo y pompa versallesca, más ficta que pandemia de Fernández. De la su boca expedía un grito enajenado, compatible con la palabra “¡Obediencia!”,que repetía cual lunático fluyente del Borda.

        Un paso y medio por detrás del menino, giboso, anteojuno y desprolijamente embarbetado, seguíale una especie de mimo, envuelto todo él en un felpudo gris. Tanto cubríalo la moqueta que dudábase en el ambiente de si era hombre o estera, y por ende si correspondía o no el protocolo cortesano cuidadosamente previsto.

        No se aguantaba Sancho un segundo más tamaña incógnita, y creyendo que nadie lo escuchaba le preguntó al Maestre de Campo:

        -Groso, ¡decime ya quiénes son estos tipos!

        -¡Su Brillantez!, la larva, perdón, el más bajo, es Monsiñori Obediencia Servil. Del que lo sigue gacho, si alguna vez tuvo buen nombre, lo ha perdido. Sólo sabemos que es el Postulador de la Causa de Beatificación de Caín. Las mozas viñateras (dispense el hipertexto griego) lo llaman “El lameculo”.

        -¡Pardiez!, farfulló el buen Sancho, mientras se santiguaba varias veces, compulsivamente. ¿Y qué tendrá el petiso?, le inquirió al Maestre de Campo, recordando un hexámetro homérico que le enseñara Ricki Mirifica en las danzas palaciegas. Dejémosle hablar:

        -¡Obediencia, obediencia, obediencia; todos a mí, obedecedme. Fiat voluntas mea!

-¡Pronto!- reaccionó Sancho- traigan al Dr. Wikipedia y a un urólogo. Al primero para que me traduzca los latines, y al segundo porque si no entendí mal tiene algún problema de micción...

        -Sosiégate Monsiñori, y mientras llegan las Altas Jerarquías de la <Escuela de Traductores Apache Tevez> y el urólogo de guardia, dime porqué y para qué; quiénes y cuándo y cómo procuras que te obedezcan.

        - Eminencia:Soy hijo espiritual de los ilustres Cardenales Focito y Panchamplas; hombres de mi siglo y del Siglo. Sé comer con trinchante y cuchillo. Puedo rascarme la aurícula diestra con la mano del mismo flanco. Ha entrado en tórculos y está pronta a editarse una autobiografía titulada: “Aprended de mí. O de la modestia”. Lo que trato de decirle es que soy un hombre cultísimo, superior al resto, y ni qué decir a mis predecesores en esta diócesis aldeano-oscurantista. Lo puede leer en el Aquinate en la quaestio seventy-seven,four. ¡Mando y ordeno, prescribo y preceptúo que todo el mundo tome la eucaristía en la mano; sin excepciones, así sea manco, tullido, Scioli, Cervantes o René Lavand. La hostia en la mano, ya; y al que desobedece, descomulga, se abstiene, razona, duda o arguye en contra, leña, afuera, out. Obediencia, obediencia, obe...

        Perplejo y colérico Sancho ante lo que acababa de oir, se disponía a tronar, acallando al Monsiñori, cuando el discreto Dr. Wikipedia, que había seguido de cerca el vocerío del orate, arrimándosele al Jefe con estudiada cautela, le susurra en la de Eustaquio:

          -Perdone su Gloriositud, pero considere vosé que el chaparro, macanea y trucha las citas del Aquinate. No se deje impresionar...

          -¡Impresionarme yo!, vociferó el buen Sancho. ¡¿Cómo te atreves Monsiñori Servil, y tú cón él de ladero, Padre Felpudo o como te llamen las santas hembras de la ínsula; digo, cómo te atreves a imponer la Santa Hostia obligatoriamente, de un modo distinto al que la recibió la mismísima Virgen Santa, según cuenta Sor María de Jesús de Agreda, sacristana que fuera, ya en edad canónica, del párroco de mi villa?!. ¡¿Cómo, cómo te atreves zopenco, a propender irreverencias, decretar impiedades, abolir siglos de recta latría y prácticas devocionales más antañonas que la misma Caballería?! ¿Cómo osas imperar sobre los tuyos, emulado al déspota Calí Gula o cuál fuera el pecado capital del gringo? Va te faire foutre, agregó, para que vieran que él también era culto, y medio políglota.

        Poseído de santo furor –aunque el vulgo llamaba apenas calenturas o tanadas- el Gobernador profirió las últimas imprecaciones contra los visitantes, a la par que los expulsaba del templo pachamámico a golpes de su propia y bien regada andorga. Lo que viéndose la escena, se sumaron otros mondongos y curvaturas propia tropa, algunos de cuyos más osados portadores, acompasaron la justiciera expulsión con onomatopeyas de flato.

        Recuperado el recinto y vuelto a la calma con la ayuda de un personal trainer de gorro mazorquero, el gobernador promulgó la siguiente:

SENTENCIA

        -En reparación por sus agravios y vejámenes múltiples al Cielo y a la tierra, a Dios y a los hombres, Monsiñori Obediencia Servil se dedicará a entregar la Sagrada Forma, de rodillas y en la boca, a los enfermos de lepra, albarazo, malatía, y toda peste contagiosa que ande dispersa por la diócesis. Aguantará incluso, a pie firme, y cara a cara, los estornudos y las toses de niños y ancianos circundantes.

        -Hará adoración nocturna, con genuflexión doble, y espalda en 90º, cuatro días a la semana; vigilando que no duerma ni desfallezca, Fray Alberto Cejas Tacuara O.R (Orden de los Resucitados). Misma pena cabrá para sus secuaces hasta hoy visibles.

        -Rendirá examen semestral de <Milagros Eucarísticos>, ante el Sacro Tribunal de los maestros Lanciano, Orvieto y Ferrara, con facultad la mesa tribunalicia para darle con el puntero en las yemas, en caso de aplazamiento. O si prefiere en la boca, pues son partes igualmente aptas en este caso.

        -La Basílica, ahora denominada De la Pachamama, se consagrará a San León, quedando la sana feligresía en libertad polisémica para pensar si tal advocación se debe a Degrelle, a Kruk o a León I, pontífice santo.

ºººººº
        Pronunciada la cual dio Sancho la señal de los festejos, consistentes los mismos en una suelta de seminaristas, una quema de barbijos, trescientas rupturas de la distancia social y una palenormalidad seguida de abrazos, besos y conyugales rozamientos de nalgas.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

domingo, 5 de julio de 2020

El Gran Capitalismo socorre y salva al Bolchevismo - Luis Alfredo Andregnette Capurro



En la primavera del hemisferio norte del año 1941, el Caudillo austro alemán, se encontraba en la difícil alternativa, de lanzarse contra el Estado esclavista soviético, sin haber decidido el accionar victorioso contra Inglaterra que no aceptaba sus generosas ofertas de paz. En esos momentos, el Führer sopesaba la posibilidad de adelantarse al ataque inevitable de la URSS. De no tomar esa medida, dado el campo del potencial del Reich, podía sufrir, por su “pequeñez en kilómetros cuadrados, una aplastante destrucción del centro bélico industrial”.

Semanas antes del 22 de junio, el Führer, presentó la “Operación Barbarroja”. En la misma leemos: “Las FFAA alemanas deben disponerse para aplastar la Unión Soviética, en una rápida campaña antes que haya finalizado la guerra con Inglaterra. Con tal propósito, el Ejército empleará todas las unidades disponibles. El objetivo final de su accionar es, el de establecer una línea defensiva contra la Rusia Asiática, desde el Volga a Arkangel”. Esta decisión, según la interpreta, el general Fuller, no tuvo como origen decepción alguna, sino que había mucha lógica en ella. Si Gran Bretaña persistía en no llegar a un acuerdo, su única esperanza se encontraba en la intervención de Rusia y los EEUU. En cuanto la Rusia bolchevique quedara fuera de combate, el Reino Unido tendría la sola ayuda de EEUU. Londres, (sin apoyos en Europa) tendría ante sí al Reich en un frente que, probablemente sería acompañado por otro en el Oriente extremo acaudillado por Imperio del Sol Naciente. Planteado así, el asunto, parece que se cometió el fatal error de haber subestimado al Imperio Yanqui que encabezaba un hombre siniestro con los inmensos poderes especiales concedidos por un parlamento oligárquico. A ello se agregaba, lo que concede el Oro junto al omnímodo poder de Wall Street. Cadenas de diarios, radios, editoriales, universidades y hasta el cine en manos de trust financieros cuyos sellos exponían quienes eran los Amos de los tiránicos medios que convertían al modesto hombre común en un semi robot de quienes subliminalmente controlaban su psiquis. El incondicional amigo del comunismo internacional lo era, hasta por sus ADN, el presidente Delano Roosevelt.

El personaje poseía dotes histriónicas las que, en sus radiales y diarias “Charlas junto al fuego” ponía en juego con habilidad. Su voz, modulada y suave como la de un tierno padre, juraba que mantendría a EEUU al margen de la guerra. Pero en realidad lo que estaba buscando con empeño, era provocar algún hecho que justificara entrar en campo, por odio feroz a la Alemania hitlerista “arrasándola por completo, sin dejar rastros de ella”.

Ya había mostrado su forma de pensar durante la Cruzada Española, 1936- 39. En momentos en los que arreciaba en la península ibérica la lucha y se producían las matanzas de católicos junto a sacerdotes y monjas, “Mr. President” enviaba material de guerra, a la internacional de rojos estalinistas, con batallones perfectamente armados “denominados “Abraham Lincoln”. En los días en que, las “Fuerzas Abisales” consiguieron desatar la guerra en 1939, el canalla, redobló su histrionismo de “buen padre” expresando en uno de sus monólogos: “En el mundo de hoy no existe nada tan importante como la derrota de Hitler”. Pero como esto era imposible si Gran Bretaña aceptaba una paz negociada, como muy bien escribe el general Fuller, Roosevelt se propuso hacer todo lo posible para hacer de Inglaterra un instrumento que le permitiera ganar tiempo.

La política con la que el Fariseo puso en marcha el doble juego fue la siguiente: de labios para afuera no cejaba de hablar de paz, mientras tanto su pérfida conducta movía los peones para la guerra. En primer lugar, oigamos a Delano hablar de paz. Así decía en las audiciones hogareñas “junto al fuego”. “No participaremos en conflictos extranjeros ni enviaremos a nuestro ejército ni a nuestras fuerzas navales o aéreas a combatir en otros países… Lo dije antes y lo repetiré una y mil veces: vuestros hijos no serán enviados a ninguna guerra en país extraño…”.  “Vuestro presidente os asegura que este país no entrará en la contienda”. Pero seguramente, apenas cerrado el micrófono, el embustero, buscaba la fórmula para provocar a Hitler. Sin embargo, este no caía en la trampa, ordenando a los submarinos germanos no atacar los convoyes ingleses custodiados con naves de EEUU. Con esta actitud de clara violencia, a la que el Reich no respondía, se fue afirmando “el valor” del matón de la Casa Blanca. Pronto desembarcó tropas, en la Islandia de soberanía dinamarquesa, las que no fueron bien recibidas por los habitantes del lugar, quienes organizaron una especie de guerrilla de resistencia pronto aplastada.

El “pacifista” de Washington con su megalomanía desbordada, ordenó el patrullaje de las rutas navales atlánticas, para brindar más protección a las naves de guerra inglesas. Días más tarde ordenó “Tirar primero”. Con esta decisión maquiavélica Roosevelt, tuvo la ilusión que encendía la mecha contra Alemania, para el conflicto tan pertinazmente buscado. Y esto era realmente así, porque a nadie se le podía ocultar que, lo que había ordenado, eran actos de guerra sin su formal declaración. De todas maneras, Delano Roosevelt, vio abierta, una nueva oportunidad cuando su cómplice, Winston Churchill, en una carta de finales de 1940 le anunciaba que había tocado fondo tratando de pagarle, por lo que, si no conseguía llenar las arcas, no iba a poder seguir negándose a aceptar los ofrecimientos del Führer, para llegar a una paz negociada.

Al Fariseo se le debe haber arrugado el remedo de corazón que tenía para sustituir al verdadero, que nunca poseyera. Con Gran Bretaña fuera de combate y lo que era factible para llenarlo de ira: la democracia del “buen Tío Joe” sería barrida del mapa. Luego… el horror completo de una Rusia fascista. Por ello llamó de inmediato a una especial conferencia con su “Prensa Libre” y dijo, hablando del dólar que, “ese estúpido y viejo signo debía ser dejado de lado”.

El 29 de diciembre de 1940 se ubicó nuevamente ante la radiofonía yanqui, para teatralizar otro de sus monólogos, con el estilo de los que hablan junto al fuego con su familia, pero… mintiendo. Como era de costumbre, comenzó su cháchara con la consabida declaración: “tenía la decisión firme de mantener al pueblo norteamericano, sus hijos y sus nietos al margen de una guerra hasta la última trinchera”. Luego, a fin de aterrorizar en bloque añadió: “Jamás desde Jamestown y Plymouth Rock se ha visto nuestra civilización americana en un peligro como el de ahora. Si Gran Bretaña, se hunde, las potencias del Eje controlarán Europa, África Asia, Australasia (sic) y alta mar. Por ello, todos viviremos encañonados por una pistola cargada con balas explosivas” … 

El histrionismo de Roosevelt iba en aumento, pero controlado por una psiquis embebida en la religión del materialismo marxista y capitalista con la estrella seis puntista como guía. A continuación, la frase que tocaba el sentimiento que, con frialdad, manejaba a diario. Así espetó a sus infelices oyentes: “Nos hemos convertido en el arsenal de la democracia”.  Proporcionamos a los ingleses gran ayuda material y seguiremos prestándola… Y luego, como un niño bueno, agitó la rama de olivo: “Tenemos toda clase de buenas razones para esperar la paz”. La afirmación del personaje, que hemos mostrado en estas cuartillas, suena a CINISMO puro y duro. Lo del “arsenal de la democracia”, se convirtió en la tristemente célebre “Ley de Préstamos y Arriendos”, aprobada y promulgada el 11 de marzo de 1941. Por este medio, EEUU extendía la guerra, aumentando los países que combatían al Eje.

Ante todo, observemos con el lector amigo, que se concedían, al presidente, facultades sin precedentes en América. Veamos. La ley de marzo, poseía la secreta dimensión del huevo de una serpiente. En primer lugar, facultaba a Roosevelt, hacer la guerra declarada o sin declarar, en cualquier parte del mundo. A este respecto el general Fuller señala que, este artículo “se convertiría más, que cualquier otro instrumento, en el factor que colocaría medio mundo bajo la servidumbre de Moscú”. En este sentido, continúa el citado general: “Roosevelt se precipitó en el camino de la guerra universal…”,  “la ceguera del presidente americano motivó el triunfo del dictador moscovita”.

La sentencia del brillante historiador autor, es terminante y conmueve al ser humano con sentimientos. De todas maneras, tenemos la obligación moral de dar a conocer los otros poderes, con los que se armaba el amo de la Casa Blanca. Aquí los presentamos: “Se le permitía designar como beneficiario a cualquier país del mundo; fabricar y entregar las municiones que quisiera; vender, transferir, cambiar; prestar y arrendar cuantos artículos de defensa que deseara; reparar y acondicionar tales artículos una vez en poder de los gobiernos favorecidos; comunicar a dichos gobiernos cuanta información defensiva considerase necesaria, y determinar plazos y condiciones de entrega y pago”.  El diamante de la torta, consistía en concederle a la voluntad de Delano, un carácter absoluto. Ello, se refleja en el texto del articulado, donde se estampaba que, el presidente podría decidir “sin interferencias de ninguna otra disposición”.

De momento, lo que interesaba a la URSS, -nos dice el Almirante Carrero Blanco-presionada por las divisiones acorazadas de Hitler, eran los dólares que, a manos llenas, amén de la figura en material de guerra de todas clases, volcaba Roosevelt sobre el territorio soviético (18.000 millones de dólares hasta el final de la guerra, sin incluir la ayuda británica, que también fue de gran consideración). El ejército rojo tuvo la ayuda de material bélico en millones y millones de toneladas. Se calculan que no menos de 10.000 tanques y 15.000 aviones bombarderos y decenas de miles de cañones había entregado Roosevelt al Soviet al promediar el conflicto. Es bueno señalar que, ni un solo dólar, de estas sumas fabulosas, fue devuelta por el Kremlin. Todo, se convirtió en una limosna a conciencia, del “dios” de la Casa Blanca al “Buen Tío Joe”, un luchador por la redención de los obreros del mundo. Es interesante decir claramente que los bolcheviques estaban acostumbrados a no devolver lo “prestado” ya que, lo habían hecho con el oro del Banco de España, llevado por los comunistas españoles al final de la guerra, cuando la Victoria de la Cruzada (1939) era incontrastable.

Leamos, para finalizar unos párrafos de la proclama dirigida por el Führer el 22 de junio de 194: “¡¡Pueblo Alemán!! ¡Soldados del Frente Oriental!” … “Si bien hasta ahora me vi obligado a guardar silencio una y otra vez, ha llegado el momento en que, permanecer como mero espectador, constituiría una falta por omisión y un crimen alevoso, contra el pueblo alemán y aún contra toda Europa. Hoy, unas 160 divisiones rusas, están frente a nuestra frontera. Durante las últimas semanas se produjeron repetidas violaciones, no sólo de este lugar, no sólo en nuestro país, sino también desde el extremo septentrional hasta Rumania”… “En la noche del 17 y 18 de junio partidas rusas de reconocimiento penetraron en el territorio del Reich y sólo pudieron ser rechazadas luego de recio tiroteo”. “Esto trajo para nosotros, la hora que nos resulta necesario tomar medidas contra este recio complot, tramado por los judíos anglosajones provocadores bélicos y los igualmente hebreos dirigentes del bolcheviquismo centralizado en Moscú”. “¡Pueblo alemán: En este preciso momento tiene lugar un movimiento sin precedentes de nuestras tropas, unidas con sus camaradas, ¡los guerreros finlandeses que obtuvieron la victoria de Narvik y están protegiendo las costas del Océano Ártico!”. “Las divisiones alemanas, juntamente con los campeones de la libertad finlandesa comandados por su Mariscal Mannerheim están protegiendo el territorio finés”. “Desde la Prusia Oriental, hasta los montes Cárpatos. A lo largo de las costas del Mar Negro, los soldados  alemanes y rumanos, están unidos bajo la dirección del Premier Rumano, Mariscal Antonescu”. “La tarea de este frente, deja pues, de ser la de proteger las fronteras particulares, y se convierte en la tarea de proteger a Europa y salvarnos a todos. Por ello, he decidido hoy, confiar la suerte y el futuro, del Reich Alemán, una vez más, a nuestros soldados”. “¡¡Dios, Nuestro Señor, nos ayude en esta lucha decisiva!!”


Luis Alfredo Andregnette Capurro

Desde el Real de la Muy Fiel y Reconquistadora Ciudad de
San Felipe y Santiago de Montevideo.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

miércoles, 1 de julio de 2020

Del obispo felón y de la niña fiel - Antonio Caponnetto



DEL OBISPO FELÓN Y DE LA NIÑA FIEL

Por Antonio Caponnetto

“Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar”.
Mateo 18,6.
 
 
        Son conocidos ya, públicamente, los desafueros, atropellos y vejámenes múltiples con los que el obispo de San Rafael, Eduardo Taussig, en un verdadero compendio de despotismo clericalista, viene castigando a los sacerdotes y laicos fieles de su diócesis. El último motivo que ha encontrado para desfogar su obsesión –de origen psicopatológico o preternatural- es la legítima negativa del clero y del laicado a recibir de prepo la comunión en la mano. Y a recibirla así, coactivamente, bajo amenza de puniciones severas y crueles.

        En medio de la natural conmoción de la feligresía, que se ha movilizado para defender los derechos de Dios, tuvo lugar un episodio que no puede ni debe quedar sin registro. Y que, si hubiera justicia en la Iglesia y en la sociedad civil, no debería tampoco quedar impune.

        Una niñita de seis años –María José- lloraba en la puerta del Obispado, con inspirada tristeza infantil, porque no quería que la obligaran a recibir a Jesús en la mano. Estaba con sus padres, sus hermanitas y sus amigos; bien conocida la familia ejemplar en el pago que habitan. El pastor felón no tuvo mejor ocurrencia que conducir a la pequeña hacia adentro de su sede, para “convencerla” de que debía aceptar sus órdenes, aprovechando además la ocasión para desautorizar la crianza religiosa que le habían dado sus padres. La apercibió por su conducta, y quiso conminarla –ejerciendo presión moral y psicológica – a que recibiera la Eucaristía en la mano. La pequeña, conste, precisamente por su madurez espiritual, ya ha hecho su Primera Comunión.
       
        La niña se resistió con sus ojos llenos de lágrimas, mientras sus hermanas y amigas, al verla partir llevada compulsivamente por el obispo, se hincaron a rezar fervorosamente, para que María José no aflojara. Y no aflojó. Aunque el déspota indocto, entre otras insensateces, apeló al bajísimo golpe de decirle que, entonces, si no le hacía caso, “se perdería a Jesús”.

        Todo esto que narro, y otras cosas que por ahora callo, me constan de un modo directo, personal, objetivo y fehaciente. Taussig ha tratado de enmascarar los hechos ante una potencial denuncia por abuso de autoridad; cargo que podría ampliarse con algún otro conexo, según me dice un jurista y canonista amigo.

        Pasará la mentira de la pandemia y el suplicio de la cuarentena. Entonces puede ser que me encuentre cara a cara con el obispo felón. Veremos si es tan bravo con los viejos católicos como con las niñitas del poblado.

        Mientras tanto, en homenaje a la pequeña gran comulgante, le compuse este Romance:



ROMANCE DE LA NIÑA MARÍA JOSÉ


San Rafael era en junio
y ya unas brisas heladas,
cuando la nieve hace cima
por los cerros o enramadas.

En el aire de la aldea
hay un gemido de herida,
cruenta y sin sangre a la vez
como una cruz invertida.

Trocó el cayado en azote
el pastor de la comarca,
verdugo de los sagrarios
negro sayón de la Barca.

Su corazón vuelto piedra
no oye súplicas ni llantos,
tiene la piel de Caifás,
tiene del lobo quebrantos.

Entonces fue una pequeña
con sus lágrimas de luz,
la que le dijo inocente:
“¡Quiero en la boca a Jesús!

De rodillas y en mis labios
así lo recibiré,
tal cual lo hiciera la Virgen,
si ella lo hizo, yo lo haré”.

¡Ay mi María José!
Tal el nombre de la niña,
tu sollozo tiene el cielo,
el trigo de oro en la Viña.


¡Ay mi María José!
tus amigas, tus hermanas,
tus padres, los curas fieles,
quieren doblar las campanas.

Por tu bravura y pureza
que celebran relucientes
los ángeles de las guardias,
y cantan los combatientes.

Yo no estaré cuando crezcas,
te verán crecer los montes,
el rocío de la noche
las vides, los horizontes.

 Pero te dejo estos versos
de breve y de última grey
con un lema: ¡Dios no muere!
¡Viva siempre Cristo Rey!


Nacionalismo Católico San Juan Bautista


martes, 30 de junio de 2020

Operación Barbarroja: Grito de sangre que unió a la Romanidad – Luis Alfredo Andregnette Capurro

   
       
La Operación Barbarroja, contra el aborto Bolchevique, iniciada el 22 de junio de 1941 llevó ese nombre como homenaje a Federico I de Hohestaufen, quien, en el siglo XII pereció al frente de una Cruzada contra las herejías demoníacas que amenazaban a la Catolicidad.

En el siglo XX Alemania tomó las banderas de la nueva alianza contra un enemigo con mucho mayor poder demoníaco que sus antepasados contra los cuales salió a combatir Federico I al cual la clara Cristiandad Medieval llamó Barbarroja.  Esos horrores y errores, que se combatían espada en mano sin dar ni pedir cuartel, se conservan hoy, siendo capaces de desarrollar hasta guerras bacteriológicas, preparadas en sofisticados laboratorios por un inmenso Estado bolchevique con poderes nacidos en el mismo averno.

El trabajo que encaramos sintetizados en los párrafos anteriores, creemos no necesita una introducción. Eso sí, exige una exposición general que conceda al lector una visión del intento de demoler nuestra Civilización Greco Romana Católica y Germánica. Estamos ante una nueva consecuencia del planeta repartido entre los amos del mundo plutocrático (Churchill y Roosevelt) con Stalin déspota del Soviet. Lo sucedido en Yalta, en febrero de 1945, es un crimen de lesa humanidad que clama al cielo y que se concretó por la “derrota mundial” del espíritu romano Germánico que creció en las primeras décadas del siglo, pasado. Este horror solo ha sido superado por el deicidio cometido con Cristo Jesús en manos de jueces perversos y luego refrendado en democracia por el pueblo judío.

De todas maneras, no basta denunciar el mal; hay que desenmascararlo y mostrar sus raíces. Para ello debemos dirigir la vista al lejano 1939 observando, la Europa de ese tiempo. Su historia nos dice que era sí, más sólida y granítica.  Existía, en esos días, un equilibrio, bien estructurado, con la contención a la otrora Santa Rusia, entregada, en 1917 al bolcheviquismo por la masonería capitalista y burguesa con el liberalismo de los Kerenski.

Otra circunstancia fue el surgimiento de Estados convertidos en fortalezas de Voluntad y Fe, por el accionar restaurador de sus Revoluciones Nacionales verdaderas vanguardias del anti bolcheviquismo.

Todas estas situaciones, de Santa Reacción, produjeron una derrota del marxismo leninismo que tuvo que dejar de lado por las circunstancias descriptas sus planes de la judaica Revolución Permanente es decir en todos los ámbitos del mundo. Y decimos en forma circunstancial, porque “el buen tío Joe” (así llamaba, reiteramos, Roosevelt a su amigo el tirano bolchevique Stalin) no estaba dispuesto cumplir porque lo de construir el socialismo en un solo País: la URSS era tan falso como TODO lo marxista leninista estalinista. Las rabínicas barbas de Marx y de sus antepasados señalaron   una muy clara Cosmovisión Universalista y como tal, debía implantarse en un mundo sin Dios, sin Estado, para que fuera “realidad” el paraíso terrenal llamado comunismo donde los hombres, serían seres bondadosos liberados de la propiedad privada y de la alienación que acepta un Ser Perfecto Superior Hacedor del Universo.  Esta “utopía” que no era tal, sino una “verdad científica”, debería levantarse por medio de la violencia de clases y de la guerra “libertadora” de la clase obrera devenida en falso tirano porque se transformaría en el buen “mesías” de la humanidad. Pronto Stalin, Sumo sacerdote de esa falsedad repugnante por lo absurda, empezó su obra. En primer lugar, inició su accionar contra sus enemigos más serios: el Fascismo y el Nacional Socialismo.

El primer movimiento que presentó para la lucha contra los enemigos citados fue la formación de Frentes Populares. Ellos (tuvieron el primer ejemplo histórico en el Frente Popular francés (1936) encabezado por el judío León Fulkenstein) englobaban lo esencial de la democracia. A través de ella (relativista corruptora) y, con la presencia comunista (Partidos, y Sindicatos infiltrados) podían influir en los gobiernos sin ser responsables. En esto, se tenía en cuenta principalmente, lo que el judío Marx señalaba en 1848, cuando publicó el “Manifiesto Comunista”. En uno de sus párrafos decía que el primer objetivo de la clase obrera era conquistar la “democracia”. Con ella, diría Engels poco después, “echaremos cachetes rosados signo de salud y brazos con músculos de acero”. Luego, siguió la expansión por el mundo, haciéndose fuertes en la parte cultural con el “arte abstracto” de los profesores maestros y universitarios con el cerebro lavado pero convencidos de lo “invencible del socialismo científico”. Por añadidura vendría el Cine, la Radio, el Teatro y hoy la TV con sus mensajes directos o, subliminales. Todos ellos, con los antivalores que llevan al hedonismo, desarman   las sociedades envileciéndolas con las drogas, sobre restos de nuestros tejidos sociales el marxismo sigue edificando la sociedad comunista. No olvide el lector que el ENEMIGO tiene una estrategia sin tiempo. Nada importa que la URSS haya implosionado en 1990. En estos momentos para el bolchevismo todo sirve. Ya sea el matrimonio homosexual, las llamadas políticas de género, la disolución familiar, el aborto libre, la eutanasia… etc.

Como decía Maurice Bardeche, como conductor: “La vida moral de cada nación es violada cada día por los recolectores de conciencias, de muestra propia casa y por los agentes del internacionalismo masónico y marxista. Penetran entre nosotros, y reclutan a nuestras gentes, trabajan para ellos, y por consiguiente contra nosotros”.

Muchas veces, y con dolor lo decimos, todo llega de la propia Roma preconizando el sincretismo religioso guante de terciopelo, del gobierno mundial, que nació con un nombre: O.N.U.  Con ella, el Consejo de Seguridad, aún en funciones y gozando de perfecta salud. Todo estaba y sigue estando dentro del mundialismo masónico y deicida. El conjunto de esto, Era y Es la tiranía globalista, creada, en aquellos días y que sigue vigente desde 1945 cuando la DERROTA MUNDIAL. Ella, posibilitó la aberración de Yalta y la Carta de San Francisco, con los acuerdos de Chapultepec coronando el Nuevo Orden y la Nueva Normalidad que prepara el trono del Anticristo.

Hoy, incluso con la pandemia de China comunista, vivimos y “disfrutamos” la democracia. El Sistema al que hay que invocar siempre en los discursos, como una rogativa a la deidad masónica, conocida, hasta por los profanos, como Gran Arquitecto del Universo. Dicho Sistema -es uno de esos falsos remedios universalmente empleados- nos dice el notable pensador francés Charles Maurras. Poco más adelante estampa: “Quien dice república (por poco que quiera decir) excluye democracia.

Organizaciones de este tipo, con dirección colectiva no pueden depender nunca de la limitada capacidad del Número, ni siquiera sobre un plano, puramente económico; este asunto de la Cualidad es requerido por la burguesía que, en vez de dar a las categorías de los productores indispensables a la comunidad, el puesto que les corresponde, la Democracia, los sumerge en un caos de muchedumbres amorfas, que ella hace solidarias, es su ventaja aparente, pero es también, su seguro empobrecimiento y su ruina cierta, en medio de la lucha que saquea y devora” Completando su discurso escribe: “Hay que  enseñar a distinguir, el movimiento obrero, que tiende a asegurar las condiciones de vida, de las agitaciones de los partidos, ligadas a las convulsiones del régimen electivo”.                                                                                                                                       Pero dejamos de lado por poco de tiempo, nuestro planteo del MAL llamado “Democracia”, que está llevando al mundo al caos del cual, esta pandemia, bolchevique es maldición y secuencia de la lucha entre los sucesores de los “dioses” satánicos, vencedores en 1945.

Para nadie que haya repasado por unas horas nada más, los papeles de Yalta, no es un secreto que, China fue el regalo más valioso, que hicieron al “buen tío Joe”, los histriónicos canallas, Churchill y Delano Roosevelt. Todo fue montado, en tal forma que, el Movimiento Nacionalista que acaudillaba Chiang Kai Sheck, fue abandonado por las demoniocracias. Entre 1946 y 1949 se le negaron todo tipo de apoyos para seguir la lucha contra Mao Set Dong, el siniestro súcubo estalinista. Por eso el tirano amarillo, pudo llevar a cabo los horrores más perversos, desde la “ingeniería social”, que costó millones y millones de víctimas hasta las oprobiosas pruebas de la “Comunas Populares”.

Hoy, China es una mezcla de sociedad esclava con una cadena de hierro donde se entrecruzan Marxismo con Capitalismo. El “gobierno” de Ji Ping es una feroz oligarquía dominante sostenida con ejércitos integrados por millones de hombres con alto entrenamiento y armas atómicas.

Tal vez sea más fácil comprender todo lo dicho si volvemos a los días en los que la guerra contra el bolchevismo adquirió el carácter de defensa de la civilización. Sin embargo, se desconoció ese elemento esencial. Por ello analizando esta situación dramática nos daremos cuenta del insano frenesí antifascista del cripto comunista Roosevelt y del “trust de cerebros” zurdos que rodeaban al personaje tan proclive al incienso por su doble personalidad de hombre y dios. En estos sentidos su cómplice, Winston Churchill, no le iba en zaga por eso el británico pudo ser su ventrílocuo, aquel día 22 de junio de 1941, cuando hablando al mundo se levantó la careta y dijo: “Solo tenemos un único propósito: destruir a Hitler. Esta es nuestra política y así lo declaramos. Como consecuencia habremos de prestar TODA LA AYUDA POSIBLE A RUSIA…” A este respecto el brillante historiador inglés General J.E.C. Fuller dice en el tomo tercero de “Batallas Decisivas del Mundo Occidental”: “Declaraciones como estas o similares demuestran que Mr. Churchill no tenía idea de la tarea que se le exigía como Primer Ministro.

En primer ligar sus esfuerzos debieron haberse dirigido a ganar una paz provechosa para la nación” … Gran verdad. “Si hay algo evidente en la política europea-dice el historiador revisionista Joaquin Bochaca- era el deseo de la Alemania Nacional Socialista de luchar sola contra el bolchevismo”. Por nuestra parte en nota anterior y utilizando las propias Memorias de Churchill extrajimos de ellas, la entrevista, que el  embajador de Berlín, Barón Joaquín Von Ribentrop, en la que este recibe la siguiente respuesta del jerarca inglés en la que le espeta, con animosidad evidente:  “No daremos las manos libres a Alemania en el Este de Europa …Si lo intentan,  pondremos otra vez como en 1914, al mundo contra ustedes…”

Pero volvamos al general Sir Fuller que nos dice de Roosevelt lo que sigue: “Su colega de esta carencia de cualidades de estadista, fue el presidente norteamericano, quien, obsesionado por la obtención de votos, se apresuró a captarse la voluntad de los comunistas y de sus compañeros de viaje, de los que dependía el equilibrio del, poder en el Estado de Nueva York. Como dice un escritor norteamericano, cuando Hitler invadió Rusia poniendo en marcha la “Operación Barbarroja”, el resultado fue que las oficinas del New Deal (grupo selecto del partido de Roosevelt) se convirtieron en lugar de proliferación para las oleadas de termitas comunistas. Aunque parezca increíble, esta infiltración tuvo tal éxito que, los comunistas americanos, agentes del Kremlin, consiguieron, incluso posiciones claves en muchos Departamentos de Gobierno. Y el trabajo de estos agentes engañó al presidente hasta el punto de influir en su política respecto a Rusia”. Lo de ENGAÑO, palabra que utiliza el señor General Fuller no nos parece correcta. ¿Por qué? Pues, porque que era evidente que la sicología de Mr. Delano no daba lugar para ubicar en esa cabeza a un cerebro de fácil de engaño.

En nota al pie de página el General Fuller dice algo muy importante respecto a los agentes soviéticos. En primer lugar, con un autoritario “véase” recomienda leer un libro titulado “Veinte años de Revolución desde Roosevelt a Eisenhower” e indica las páginas importantes desde la 99 a la 104. Una de sus citas principales es la evidente siguiente presentada ante el Sub Comité del Senado el 14 d agosto de 1951: “Yo diría que los mejores de entre los nuestros (agentes comunistas) fueron Henry Dexter White y Lauchlin Currie. El primero llegó a Secretario ayudante de la Tesorería y el segundo a Ayudante administrativo del Presidente ara los asuntos de Oriente”.
Otro punto a destacar que nos regala el General Sir Fuller expresa: “Ante el peligro que corría la URSS con la ofensiva alemana de 1941, Roosevelt no pensó siquiera en fijar un precio para la ayuda americana en forma de garantías específica contra la anexión soviética de territorios extranjeros, sino que al igual que Churchill, se adhirió ciegamente a la causa soviética ordenando el envío de mercancías a Rusia”. Ante la repugnante alianza Roosevelt-Churchill- Stalin sólo cabe recordar el viejo dicho popular: Luzbel lo creo y ellos se juntaron.


Luis Alfredo Andregnette Capurro
Desde el Real de la Muy Fiel y Reconquistadora Ciudad de
San Felipe y Santiago de Montevideo.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista
 

sábado, 27 de junio de 2020

100 días de confinamiento totalitario en Argentina - Alejandro Sosa Laprida


Cien días de confinamiento totalitario en Argentina
Miles Christi - 27/06/2020
  Descargar en PDF   


Llevamos cien días sin práctica religiosa, sin asistencia médica, sin poder trabajar, sin poder circular libremente, sin poder visitar a nuestras familias y amigos, obligados a llevar un bozal humillante y deshumanizante, que nos impide vernos la cara y nos hace respirar y hablar con dificultad, sin niños en las calles, impedidos de asistir a la escuela y sometidos a un encierro funesto para su salud física y mental, con la economía en caída libre, con la salud de la población desatendida, padeciendo un lavado de cerebro cotidiano que infunde un miedo y una angustia irracionales y desestabiliza psíquica y emocionalmente a la gente.

Cien días de un perjuicio económico, sanitario y psicológico global, cuyas consecuencias serán gravísimas y provocarán muchísimas más víctimas que las de esta falsa pandemia -verdadera “plandemia”- del covid-19, cuyos números -aun aceptando las cifras oficiales manipuladas por el gobierno-, de ninguna manera son los de una pandemia ni justifican la infinidad de medidas arbitrarias y totalmente desproporcionadas adoptadas, terriblemente dañinas para la sociedad en su conjunto, cuyas funestas consecuencias se harán sentir en el largo plazo, y serán probablemente irreversibles en varios aspectos.

BASTA YA DE ESTA CRISIS ARTIFICIAL Y DE ESTA FARSA GROTESCA E INSOPORTABLE.

BASTA YA DE ESTE MALTRATO PSICOLÓGICO INAUDITO Y DE UN SADISMO A TODA PRUEBA POR PARTE DEL PODER TOTALITARIO QUE NOS HUMILLA A DIARIO DESVERGONZADAMENTE.

BASTA YA DE TANTOS CUENTOS CHINOS Y DE MENTIRAS INTERMINABLES, DISFRAZADAS DE “CUIDADO DE LA SALUD DE LA GENTE” PERO QUE SOLO PERSIGUEN SU CONTROL Y SOMETIMIENTO.

BASTA YA DE TANTA ARROGANCIA Y PREPOTENCIA ESTATAL QUE ARRUINA LA VIDA, LA SALUD Y LA ECONOMÍA DE LOS ARGENTINOS Y FRAGILIZA EL VÍNCULO SOCIAL Y FAMILIAR.

“Tras la oscura niebla generada por la pandemia, agravada por cien días de inédito confinamiento dispuesto en un país que entró en ese complicado escenario arrastrando la generalizada crisis que lo golpea desde hace, al menos, nueve años, el Poder Ejecutivo está modificando violentamente el marco institucional y el tejido socio-económico, ambos bien endebles por cierto, en que vivimos. Si en el mundo entero la cuarentena se ha convertido en el experimento de control social más grave de la historia, aquí adquiere características alucinantes. Apoyado en un comité de “expertos” -que no pueden tener experiencia alguna por tratarse de un nuevo virus, como lo demuestran las muchas diferencias de opinión sobre las medidas preventivas y sobre los tratamientos aplicables en cada país- el Gobierno optó por una medida que producirá más enfermedades y muertes que las que se han evitado pues está destruyendo, en muchos casos en forma terminal, a miles y miles de empresas, las mismas que resultarán imprescindibles en la post-pandemia para una sociedad pauperizada. Mientras otros países tratan de evitar que los emprendedores colapsen con un apoyo monumental y quita de impuestos, en la Argentina se les impide trabajar y producir, y se persigue -hasta con actos de vandalismo- al único sector capaz de generar las esenciales divisas.”

http://egavogadro.blogspot.com/2020/06/solo-torpeza.html

He aquí otra muestra del totalitarismo ideológico que impera en nuestro país:
El próximo 28 de junio es el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ y la Municipalidad de Córdoba emplazó una bandera de la diversidad en la rotonda de Deodoro Roca, el centro del Parque Sarmiento. Desde el Palacio 6 de julio anunciaron: “Como muestra de nuestro firme compromiso de construir una sociedad cada día más inclusiva, igualitaria y respetuosa, EL ESTANDARTE FLAMEARÁ DE MANERA PERMANENTE EN NUESTRO EMBLEMÁTICO PARQUE”.


“Usted, señor intendente, habla de inclusión: ¿acaso nuestra bandera nacional los ha excluido? Es Ud. el que nos excluye a nosotros, porque esa tela no nos representa. No me representa, representa a un grupo, que tiene el derecho a vivir como le plazca, pero que carece de derecho para imponerme sus símbolos y costumbres. Muy por el contrario, debe respetar los del resto. Usted, señor intendente, está discriminando a la mayoría de los cordobeses y de los argentinos, con esta medida. Ha arriado de uno de nuestros más hermosos mástiles de la ciudad, en una de las zonas más hermosas y concurridas, por ciudadanos de todas las edades, el paño azul y blanco, que no discrimina a nadie, y es el símbolo de unión de todos los argentinos.”


Éste no es más que un ejemplo de cómo el poder político de nuestro país, sin distinción de partidos, está al servicio de una ideología deletérea, moral, social y psicológicamente aberrante, y se arroga presuntuosa y totalitariamente el derecho de someter a todos y a cada uno de los ciudadanos a este despropósito. Yo no acepto más que una sola bandera flameando en los mástiles de nuestra Patria, y es la que lleva los colores celeste y blanco de la Nación argentina que nos legara el General Manuel Belgrano.

BASTA DE ADOCTRINAMIENTO IMPUESTO A LA POBLACIÓN POR LOS PERVERSOS IDEÓLOGOS QUE OBLIGAN AL PUEBLO ARGENTINO A SOMETERSE A SU DEMENCIAL Y DESPRECIABLE IDEOLOGÍA FEMINISTA, HOMOSEXUALISTA Y ABORTISTA.

BASTA YA DE TIRANÍA Y DE LOCURA LGBT EN EL TERRITORIO ARGENTINO, IMPUESTA POR LOS SERVILES LACAYOS DEL PODER MUNDIALISTA ANTI NATALIDAD, ANTI FAMILIA Y CONTRA NATURA DE LA ONU, LA OMS, LA UNESCO Y TODAS LAS SUBVERSIVAS “FOUNDATIONS”, FALSAMENTE FILANTRÓPICAS Y VERDADERAMENTE CRIMINALES, DE LOS MULTIMILLONARIOS MEGALÓMANOS GLOBALISTAS SOROS, GATES Y ROCKEFELLER.

“No hay contradicción alguna entre salvar la economía y salvar vidas, porque la economía salva vidas. Si hundimos la economía, no podremos financiar los recursos para sostener nuestro sistema sanitario. En efecto, la correlación negativa entre pobreza y salud es bien conocida, lo que explica que el Programa de Alimentos de la ONU haya estimado que "existe un peligro real de que más gente muera por el impacto económico por el Covid-19 que por el virus mismo", previendo que el número de personas enfrentadas a la hambruna se duplicará hasta los 260 millones. Como decía Henry Hazlitt, "el arte de la economía consiste en considerar no los efectos inmediatos, sino los que se producirán a largo plazo por cualquier acto o medida política; en calcular las repercusiones de tal política, no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.

Sin embargo, lo más preocupante del confinamiento es la rapidez con la que los gobiernos han usurpado un poder casi dictatorial en una alarmante involución de derechos y libertades. España ha sido un caso extremo: en pocas semanas nuestras libertades más básicas se han disuelto como azucarillo, el Estado de Derecho ha desaparecido como por ensalmo y nos han impuesto un arresto domiciliario de dudosísima legalidad mientras esperamos que nos den la libertad condicional como si fuéramos delincuentes. Por órdenes del gobierno somos vigilados por la policía en un ambiente represivo y proclive a la extralimitación, con toques de queda y salvoconductos, continuos controles policiales, actitudes intimidatorias, acciones desproporcionadas, sanciones abusivas e invitaciones a la delación de hechos no delictivos como la "insolidaridad", fomentando la delación entre ciudadanos.”


Por donde se la mire, esta “crisis” mundial del covid-19 no es algo normal. Ni por asomo. Ni en su origen, ni en su desarrollo, ni en las medidas brutalmente draconianas e irresponsables implementadas a escala global por los gobiernos locales para supuestamente “contrarrestarla”, siguiendo los opacos designios de los poderes mundiales anónimos, carentes de cualquier tipo de representatividad democrática y desprovistos de toda legitimidad moral.

Considero indispensable mirar la realidad de frente y proclamar claramente lo que está ocurriendo. La verdad es que nos hallamos ante una gigantesca operación de ingeniería social y de manipulación mental, sin precedentes en la historia de la humanidad. En primer lugar, por su extensión geográfica y, sobre todo, por las herramientas tecnológicas altamente sofisticadas de control de la población y de lavado cerebral de las masas de que disponen los autores de esta siniestra “plandemia”.

Auténtica agresión contra la humanidad, minuciosa maniobra de inteligencia del poder global, criminal y totalitaria, planificada y disparada desde los organismos internacionales, que los gobiernos títere que padecemos, supuestamente “democráticos” y “soberanos”, acatan servilmente y sin ningún tipo de espíritu crítico. Tristes y dañinos lacayos de los señores del mundo, de los cuales esperan con avidez y deshonor recibir las retribuciones contantes y sonantes que usualmente los amos prodigan a sus esclavos diligentes.

Concluyendo: Somos testigos de una operación subversiva global, cuyo único objetivo es dar un paso más -quizás decisivo esta vez, vistos el sopor y la pasividad inaudita que exhibe el rebaño humano- hacia la unificación política y monetaria del planeta, en beneficio exclusivo de la élite financiera internacional, cuyo rostro visible se encarna en magnates falsamente “filántropos” y pretendidamente “humanistas”, como Bill Gates, cuya lucrativa “foundation” promueve por doquier el aborto, la teoría de género y la reducción de la población mundial.

Y que está, como es bien sabido, a la espera de que se cumpla el plazo de dieciocho meses -según su propio vaticinio-, para poder inyectar a toda la humanidad la “vacuna salvadora” por él recetada, fabricada, comercializada e impuesta coactivamente a-cada-ser-humano-del-planeta, para, supuestamente, “inmunizarnos” del mismo virus que él y sus inescrupulosos cómplices mundialistas diseñaron, fabricaron y diseminaron.

Para mayor información:
“Tres meses de confinamiento totalitario en Argentina”


Nacionalismo Católico San Juan Bautista