San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 21 de febrero de 2013

Margaret Sanger, Planned Parenthood y ONU - Por Augusto TorchSon


Desenmascarando el nuevo orden mundial

  Para entender un poco la política antinatalista y eugenésica en general de la ONU y los dueños del mundo es importante conocer la historia de Margaret Sanger y su nefasta creación: International Planned Parenthood Federation.

  Hija de un matrimonio de once hijos de escasos recursos, creció sin formación religiosa por imposición paterna ya que este era comunista y prohibió a su católica esposa el realizar prácticas religiosas en su familia. Así creció llena de resentimiento por la pobreza en que vivía.

  Se casó con William Sanger, anarquista con quién tuvo tres hijos a quienes abandonó por sentirse aburrida de la vida matrimonial. Empezó a militar en el feminismo y como promotora del amor libre tuvo varios amantes de ambos sexos y por tal motivo se instruyó con prostitutas en métodos anticonceptivos. Así  empezó a militar por la liberación de la mujer en cuestiones sexuales e introdujo la frase “sin dioses, sin amos” que hoy tanto vemos en las pintadas de las abortistas marxistas de Pan y Rosas.

  Así empezó a relacionarse con famosos eugenistas y a elaborar planes para que la procreación sea un derecho de los más fuertes, restringiéndosela a quienes ella consideraba que eran menos aptos.

  En una entrevista que se puede ver en youtube, en su vejez ella señala que no considera a la infidelidad un pecado sino que lo que realmente es pecado es traer hijos enfermos al mundo, o hijos de delincuentes o con enfermedades que nacen marcadas y no pueden llegar a considerarse “seres humanos”.

  Al convertirse en abanderada por la lucha por el control de la natalidad y la liberación sexual fue captada por la Fundación Rockefeller quien financió la creación del International Planned Parenthood Federation con el objeto de realizar abortos y estudios para crear métodos anticonceptivos.

  Estos estudios y pruebas se realizaron usando como conejillos de india a personas pobres de países subdesarrollados como Panamá donde murieron miles de mujeres por las investigaciones que se hicieron para lograr conseguir la píldora anticonceptiva. 

  Margaret tenía especial aversión por las personas de raza negra a quienes consideraba seres inferiores y como estrategia para limitar su procreación conquistó a líderes de esas comunidades especialmente a religiosos a quienes convenció que el reducir la cantidad de hijos de sus comunidades les permitiría tener una vida más prospera y plena y así las primeras clínicas de Planned Parenthood se instalaron en Harlem,  y empezó con lo que se denominó el “Negro Project” que era un plan de exterminio para los afroamericanos. Un dato interesante es que en la actualidad esta comunidad representa en EEUU un 12% de la población, sin embrago realizan el 35% de los abortos de ese país.

  Si buscamos información sobre ella en las páginas feministas o en el mismo Planned Parenthood a pesar de mostrarla como una heroína de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, no niegan, estas informaciones antes mencionadas sino más bien las revisten de carácter humanitario y altruista como hacen hoy todos los medios de comunicación, oficialistas y opositores, que utilizan toda clase de eufemismos para promover estos crímenes. Inclusive se hizo una película donde una bella actriz, que no representa para nada su fealdad física y espiritual, la muestra como una gran e incansable luchadora por los derechos de la mujer.

  Su odio profundo hacia las personas pobres o de otras razas, se mantuvo hasta el día de su muerte. Su vejez no solo no atenuó esta actitud sino que por el contrario la radicalizó.

  La creación de esta mujer es hoy una herramienta esencial en la guerra contra la población que lleva la ONU adelante a través del UNFPA (Fondo para las naciones unidas) quien financia y promueve las clínicas en todo el mundo de Planned Parenthood y elabora planes de “derechos sexuales y reproductivos” hasta en niños de 10 años, a quienes dicen que los padres debemos respetar en su sexualidad sin coartarles sus derechos al placer.

  Aportaron mucho dinero para la campaña del títere Obama a quienes las comunidades religiosas de afroamericanos consideran como el mayor traidor a su raza y a Dios que estuvo en la historia de los gobiernos de EEUU.

  Esta batalla la van a ganar, pero en su guerra contra Dios, donde lo que está en juego no es ninguna conquista humana sino sus propias almas, ya perdieron.  

  Si queremos oponernos a la opresión del gobierno mundial, tenemos que trabajar para que Cristo Reine, y saber que lo que nos salvará no van a ser victorias humanas sino el haber luchado el buen combate. Si no dejamos la tibieza de nuestra confortable existencia que nos ata con la más fuerte de las cadenas y salimos a decir la verdad, podremos vivir muchos y apacibles años, pero al presentarnos ante nuestro Creador nos encontraremos con las manos vacías. El más atroz de los crímenes de esta época es el aborto y muchos de quienes se dicen pro-vida apoyan el uso de contraceptivos (que tienen siempre efectos abortivos) y de todas las perversiones que se muestren de forma sentimental para captar la sensiblería barata en vez de la verdad.  Verdad que no está representada por Cristo.

  A pesar de considerarnos fundamentalistas y anacrónicos, quienes defienden actuales concepciones de libertad (sin ningún tipo de limites) nunca tienen argumentos más que el ser modernos.

  Esperando continuar con fidelidad a Dios y su Iglesia espero que podamos resistirnos a la tentación del liberalismo y modernidad que más que libres, hace al hombre esclavo de sus pasiones y pasividad, quitándole el sentido de la iniciativa, la audacia, aventura y heroísmo, reemplazándolo por la comodidad.

Trabajando para que Cristo Reine

Augusto TorchSon


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

No hay comentarios:

Publicar un comentario