San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 19 de febrero de 2015

Dos noticias: La agenda Gay de Bergoglio


Inédita apertura a los católicos gays en El Vaticano

Philip Pulella - Reuters

  Un destacado grupo estadounidense católico en favor de los derechos de los homosexuales recibió un tratamiento especial por vez primera en El Vaticano, iniciativa analizada por sus miembros como un signo de cambio en la Iglesia.

  “Esto es debido al ‘efecto Francisco”, dijo la hermana Jeannine Gramick. Ella es cofundadora de New Ways Ministry, entidad que atiende a los homosexuales católicos y promueve los derechos de los gays dentro de los 1.200 millones de fieles de la Iglesia. Gramick y el director ejecutivo, Francis DeBernardo, encabezaron la peregrinación de 50 homosexuales católicos a la audiencia en la Plaza de San Pedro.

  Cuando el grupo peregrinó a Roma durante los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI fueron ignorados. Esta vez, un obispo estadounidense y un alto funcionario del Vaticano los ayudaron a sentarse junto a dignatarios y grupos católicos especiales. Cuando pasó el Pontífice cantaron “All are welcome” (”Todos son bienvenidos”), un himno que simboliza su deseo de una Iglesia más inclusiva.

  Una lista de participantes facilitada por El Vaticano se refirió a “un grupo de laicos acompañados por una monja”, sin mencionar que se trataba de una organización pro derechos gay.



  “Esto significa que hay movimiento en nuestra Iglesia, movimiento para dar la bienvenida a las personas desde el armario exterior al interior”, apuntó Gramick.

  Varios meses después de su elección Francisco hizo su célebre comentario acerca de que no podía juzgar a los gays que tienen buena voluntad y buscan a Dios. Pero hasta el momento no ha dado señales de que la Iglesia vaya a cambiar sus enseñanzas de que, aunque la homosexualidad no es un pecado, los actos homosexuales sí lo son.

  El pasado octubre, una reunión de obispos de todo el mundo realizada en Roma para debatir sobre la familia hizo público un informe provisional que pedía más aceptación de los gays en la Iglesia. Este pasaje fue suavizado en la versión final del informe, después de que los obispos conservadores se quejaron.

  DeBernardo dijo que las parejas católicas de gays y lesbianas y otras familias no tradicionales deberían ser invitadas para hablar ante los religiosos sobre su fe y su sexualidad.

Visto en: La Gaceta





SEÑALES PARA KASPER Y SU GAVILLA - Catapulta

  En la misa por los nuevos cardenales, Francisco dijo en la homilía:

  “Jesús, nuevo Moisés, ha querido curar al leproso, ha querido tocar, ha querido reintegrar en la comunidad, sin autolimitarse por los prejuicios; sin adecuarse a la mentalidad dominante de la gente; sin preocuparse para nada del contagio. Jesús responde a la súplica del leproso sin dilación y sin los consabidos aplazamientos para estudiar la situación y todas sus eventuales consecuencias.

  Jesús no tiene miedo de este tipo de escándalo. Él no piensa en las personas obtusas que se escandalizan incluso de una curación, que se escandalizan de cualquier apertura, a cualquier paso que no entre en sus esquemas mentales o espirituales, a cualquier caricia o ternura que no corresponda a su forma de pensar y a su pureza ritualista. Él ha querido integrar a los marginados, salvar a los que están fuera del campamento (cf. Jn 10).

  Son dos lógicas de pensamiento y de fe: el miedo de perder a los salvados y el deseo de salvar a los perdidos. Hoy también nos encontramos en la encrucijada de estas dos lógicas: a veces, la de los doctores de la ley, o sea, alejarse del peligro apartándose de la persona contagiada, y la lógica de Dios que, con su misericordia, abraza y acoge reintegrando y transfigurando el mal en bien, la condena en salvación y la exclusión en anuncio.

  El camino de la Iglesia es el de no condenar a nadie para siempre…


  Y esto comenta Elisabetta Piqué, dilecta intérprete de las franciscadas:

  “Si cuando lleva casi dos años de pontificado alguien no tenía claro que éste es el rumbo, ayer Francisco, que no casualmente eligió este nombre, quiso recordarlo”.

  “En una homilía-bomba sobre la compasión y la misericordia que debe reintegrar a los marginados, evidentemente escrita y pensada al milímetro y calificada por un veterano vaticanista como un capolavoro, Jorge Bergoglio volvió a decir cuál es su idea de reforma. Y dejó en claro que seguirá adelante, más allá de las resistencias. No por nada recordó que Jesús y los apóstoles Pedro y Pablo en su época escandalizaron y tuvieron resistencias y hostilidad”.

  “En el sínodo de octubre pasado (que fue la primera parte de un proceso que seguirá en octubre próximo), por primera vez se discutieron temas tabú que hacen a la familia, como la comunión a los divorciados vueltos a casar. Esto puso a la defensiva a sectores intransigentes, minoritarios pero influyentes, que tienen otra visión de Iglesia, una Iglesia para pocos selectos y que temen un desmoronamiento de la doctrina.”


  La hermeneuta Piqué celebra de antemano “el desmoronamiento de la doctrina”. Dios no lo permita, pero si eso será posible es porque en Santa Marta hay un desmoronador.


Visto en: Catapulta



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

1 comentario:

  1. ¿No está acaso profetizado que habrá alguien en el seno de la iglesia parecido al cordero, pero que hablará como la serpiente? Solo vivimos el fin de los tiempos, en que los necios se han de condenar por desconocer la palabra de su Señor.
    Oremos porque sean pocos los engañados, si esto es posible.
    ¿Necesitamos mas pruebas de donde nos encontramos?

    ¡Viva Cristo Rey!

    ResponderEliminar