San Juan Bautista

San Juan Bautista

viernes, 14 de diciembre de 2018

Educación sexual: textos orientadores – S.S. Pio XI




“Tan sólo en Cristo se puede educar al cuerpo para el alma
y el alma para Dios y el prójimo”.
 
                                                                         Jordán Bruno Genta



Educación sexual


49. Peligroso en sumo grado es, además, ese naturalismo que en nuestros días invade el campo educativo en una materia tan delicada como es la moral y la castidad. Está muy difundido actualmente el error de quienes, con una peligrosa pretensión e indecorosa terminología, fomentan la llamada educación sexual, pensando falsamente que podrán inmunizar a los jóvenes contra los peligros de la carne con medios puramente naturales y sin ayuda religiosa alguna; acudiendo para ello a una temeraria, indiscriminada e incluso pública iniciación e instrucción preventiva en materia sexual, y, lo que es peor todavía, exponiéndolos prematuramente a las ocasiones, para acostumbrarlos, como ellos dicen, y para curtir su espíritu contra los peligros de la pubertad.


50. Grave error el de estos hombres, porque no reconocen la nativa fragilidad de la naturaleza humana ni la ley de que habla el Apóstol, contraria a la ley del espíritu (cf. Rom 7,23), y porque olvidan una gran lección de la experiencia diaria, esto es, que en la juventud, más que en otra edad cualquiera, los pecados contra la castidad son efecto no tanto de la ignorancia intelectual cuanto de la debilidad de una voluntad expuesta a las ocasiones y no sostenida por los medios de la gracia divina.


51. En esta materia tan delicada, si, atendidas todas las circunstancias, parece necesaria alguna instrucción individual, dada oportunamente por quien ha recibido de Dios la misión educativa y la gracia de estado, han de observarse todas las cautelas tradicionales de la educación cristiana, que el ya citado Antoniano acertadamente describe con las siguientes palabras: «Es tan grande nuestra miseria y nuestra inclinación al pecado, que muchas veces los mismos consejos que se dan para remedio del pecado constituyen una ocasión y un estímulo para cometer este pecado. Es, por tanto, de suma importancia que, cuando un padre prudente habla a su hijo de esta materia tan resbaladiza, esté muy sobre aviso y no descienda a detallar particularmente los diversos medios de que se sirve esta hidra infernal para envenenar una parte tan grande del mundo, a fin de evitar que, en lugar de apagar este fuego, lo excite y lo reavive imprudentemente en el pecho sencillo y tierno del niño. Generalmente hablando, en la educación de los niños bastará usar los remedios que al mismo tiempo fomentan la virtud de la castidad e impiden la entrada del vicio» (Silvio Antoniano, Dell'educazione cristiana dei figliuoli II 88)



Coeducación


52. Igualmente erróneo y pernicioso para la educación cristiana es el método de la coeducación, cuyo fundamento consiste, según muchos de sus defensores, en un naturalismo negador del pecado original y, según la mayoría de ellos, en una deplorable confusión de ideas, que identifica la legítima convivencia humana con una promiscuidad e igualdad de sexos totalmente niveladora. El Creador ha establecido la convivencia perfecta de los dos sexos solamente dentro de la unidad del matrimonio legítimo, y sólo gradualmente y por separado en la familia y en la sociedad. Además, la naturaleza humana, que diversifica a los dos sexos en su organismo, inclinaciones y aptitudes respectivas, no presenta dato alguno que justifique la promiscuidad y mucho menos la identidad completa en la educación de los dos sexos. Los sexos, según los admirables designios del Creador, están destinados a completarse recíprocamente y constituir una unidad idónea en la familia y en la sociedad, precisamente por su diversidad corporal y espiritual, la cual por esta misma razón debe ser respetada en la formación educativa; más aún, debe ser fomentada con la necesaria distinción y correspondiente separación, proporcionada a las varias edades y circunstancias. Estos principios han de ser aplicados, según las normas de la prudencia cristiana y según las condiciones de tiempo y lugar, no sólo en todas las escuelas, particularmente en el período más delicado y decisivo para la vida, que es el de la adolescencia, sino también en los ejercicios gimnásticos y deportivos, cuidando particularmente de la modestia cristiana en la juventud femenina, de la que gravemente desdice toda exhibición pública.


53. Recordando las tremendas palabras del divino Maestro: ¡Ay del mundo por razón de los escándalos! (Mt 18,7), estimulamos vivamente vuestra solicitud y vuestra vigilancia, venerables hermanos, sobre estos perniciosos errores que con excesiva difusión se van extendiendo entre el pueblo cristiano, con inmenso daño de la juventud”.



S.S. PÍO XI: Divini Illius Magistri


Nacionalismo Católico San Juan Bautista


4 comentarios:

  1. Rodrigo Tempo Escriche15/12/18 09:08

    El magisterio està allì para enseñarnos còmo debemos pararnos los docentes frente al aula respecto del engendro satànico de la Educaciòn Sexual Integral. ¡Cuànta sabidurìa en la frase de Jordàn Bruno Genta!

    ResponderEliminar
  2. https://www.lanacion.com.ar/2202208-para-renovar-dni-pasaporte-registro-habra-presentar
    ¿¿por qué no revientan a palos a estos tucumanos hijos de mil putas??? esto es comunismo puro y duro.

    ResponderEliminar
  3. http://moralnetargentina.blogspot.com/p/partido.html
    El aborto cuesta miles de millones de pesos de tus impuestos, principalmente comprando el abortivo misoprostol (prohibido en Francia por la cantidad de muertes de madres que causó), con un sobreprecio del 1000% a Laboratorios Beta, que tiene el monopolio, por ser el dueño, el Goyo Zidar, amigote de Boca de Macri:


    Para Macri, todas las mujeres serían “idiotas o dementes”, y también para la Corte Suprema y los políticos. ¿Por qué?

    1. El viejo Código Penal despenalizaba el aborto para toda mujer que fuera “idiota o demente” (como era incapaz, se presumía violación). Esto quedó derogado de facto por los tratados internacionales de derechos humanos firmados a partir de la Segunda Guerra.

    2. Sin embargo, FAL extendió el aborto a todas las mujeres que digan que fueron violadas (aunque mintieran para poder abortar). Dicho sea de paso, los violadores y abusadores felicitan a Macri, Vidal, R.Larreta, Urtubey, etc., por hacerles más fácil su trabajo, porque no se exige denunciar la violación ante la justicia, ya que pueden forzar a la víctima a abortar para luego volver a casa para seguirla violando.

    Conclusión: la forma menos irracional de interpretar FAL es que se dictaminó que todas las mujeres que aborten, entran en la categoría de “idiota o demente”. Qué ironía: FAL es el fallo más “idiota o demente” de la historia. Para entender el nivel de locura de nuestras autoridades es importante leer “El Fallo FALLADO” aquí: http://moralnetargentina.blogspot.com/p/aborto-en-argentina.html

    ResponderEliminar
  4. https://www.infobae.com/sociedad/2018/12/14/para-renovar-el-dni-el-pasaporte-o-el-registro-de-conducir-habra-que-presentar-el-certificado-de-vacunacion-al-dia/
    y ahora esto ahijunas jueperras sotretas

    ResponderEliminar