San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 16 de diciembre de 2018

El Ejército del Cielo - Antonio Caponnetto






“Anunciando el Nacimiento, un ángel del Señor se les apareció a los pastores, y la gloria del Señor los envolvió de luz [...]. De repente vino a unirse al ángel una multitud del ejército del cielo que se puso a alabar a Dios”
Ls. II, 9-13.



Semejaban la Orden de los Viejos Ostiarios,
llegaron avanzando en columnas marciales,
custodios de los hombres, de los pórticos sacros,
su emblema es la constancia: son ángeles boreales.



En hileras fluían, manteniendo los flancos,
flameaban la divisa de la perseverancia,
las patrias eran suyas, las ballestas sus armas,
arcángeles guardianes: noche, fuego y fragancia.



Ingresan en escuadras, las saetas dispuestas
al borde del carcaj enfilando al Maligno,
son Virtudes curtidas en exorcismos férreos,
un confalón de cruces es su honor y su signo.



Arriban las centurias y a la par monacillos
llevando vinajeras y luminosos cirios,
las Potestades nunca faltaron a la lucha
y esta Noche es el triunfo de la rosa y los lirios.



Al rítmico sonido de tambores batientes,
a grupas de alazanes, galope y diaconía,
ingresan Principados, un Caliz para el Niño,
al Varón llevan panes, una estrella a María.



A intervalos que miden el filo de la espada
-como una cinta de oro que enarbola el poniente-
acampan señoriales Dominaciones regias
el Evangelio entonces se vuelve combatiente.



Escuadras con pendones o lábaros llameando,
igual que ondea el cóndor en los altos macizos
le rinden homenaje a la humildad divina,
son los Tronos que asientan renovados bautizos.



Rodelas y brazales bien ceñidos al puño
acantonan sus huestes los sabios Querubines,
van en tercios, desfilan admirando a los Magos,
suspenden, para verlos, los hombres sus trajines.



Al fin a la  vanguardia, dónde sólo los héroes
encabezan  las gestas volviéndolas clamor,
llegan los Serafines del Ejército etéreo,
a su paso las sombras son incendios de amor



Ahora ya todos juntos, acompañando al Ángel,
quebrando soledades, destierros o espesuras,
concordes los latidos, en unánime coro,
entonaban el ¡Gloria!, a Dios en las Alturas.



Antonio Caponnetto


Nacionalismo Católico San Juan Bautista






6 comentarios:

  1. Si nadie me dijese quien escribe, lo sabría!!! siempre agradezco leer algo escrito por usted, Antonio!!!! Gracias por ser como es.... Dios lo siga bendiciendo

    ResponderEliminar
  2. ¿El padre Vergara del blog que está a la derecha celebra misa en Tucumán o en qué provincia?

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso poema del Profesor Caponnetto, nos hace volar y ser testigo presenciales del la Gloria Celestial ante el nacimiento del Niño Rey...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. piececitos,
      sin dudas Gabriela Mistral en este verso hablaba del Niño Jesús, y tal vez que ni cuenta se dióoooo….!
      https://youtu.be/XM-QqwOrOfw

      PIECECITOS
      A doña Isaura Dinator.

      Piececitos de niño,
      azulosos de frío,
      ¡cómo os ven y no os cubren,
      Dios mío!

      ¡Piececitos heridos
      por los guijarros todos,
      ultrajados de nieves
      y lodos!

      El hombre ciego ignora
      que por donde pasáis,
      una flor de luz viva
      dejáis;

      que allí donde ponéis
      la plantita sangrante,
      el nardo nace más
      fragante.

      Sed, puesto que marcháis
      por los caminos rectos,
      heroicos como sois
      perfectos.

      Piececitos de niño,
      dos joyitas sufrientes,
      ¡cómo pasan sin veros
      las gentes!

      Eliminar