San Juan Bautista

San Juan Bautista

lunes, 25 de febrero de 2013

El Próximo Papa y el fin de los tiempos (no el fin del mundo) - Por Augusto TorchSon

  Dice el catecismo de la Iglesia Católica en su número 675: Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un pseudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su   Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).

  Lo que estamos viviendo en la Iglesia (La renuncia Papal) no puede considerarse de otra forma que no sea una impostura religiosa. Los funcionarios vaticanos enseñando doctrinas contrarias a los más elementales dogmas de fe, cardenales como O'Brien que hace un par de días solicitaron terminar con el celibato porque sus sacerdotes no pueden contener sus impulsos (en estos momentos está siendo acusado de "comportamiento inadecuado" y renunció como arzobispo), el recientemente nombrado cardenal Salazar que días antes de su nombramiento sostuvo sobre una ley de aborto en Colombia que en algunos casos le parecía bien y que el embrión es un “ser humano en potencia”, y como si esto fuera poco al consultársele por la ley de eutanasia si el propio paciente la solicita, su respuesta fue: "ahí nosotros podríamos entrar a mirar las cosas con mayor amplitud", amplitud que excede el magisterio eclesiástico por cierto.


  Pero lo que me interesa resaltar no es un caso aislado, sino mostrar a los príncipes de la Iglesia tratando de socavar sus cimientos y el Depósito de la Fe desde adentro. Que los noticieros y científicos intenten destruir las verdades de fe no es algo tan preocupante ya que solo hacen su trabajo al responder a quienes le pagan el sueldo, pero apostasía es cuando se da adentro de la Iglesia.


  Dijo San Pio X: “Cuando esta doctrina no pueda ya guardarse incorruptible y que el imperio de la verdad no sea ya posible en este mundo, entonces, el Hijo de Dios aparecerá una segunda vez, pero hasta ese último día, debemos mantener intacto el depósito sagrado y repetir la gloriosa declaración de San Hilario: ‘vale más morir en este siglo, que corromper la castidad de la verdad’”. (Píe X, Jérome Dal-Gal, 1953, p.107-108).


  A pesar de la abrumadora evidencia de la apostasía que señalamos en el artículo sobre los obispos alemanes apoyando píldoras abortivas, se sigue considerando que todo lo contenido en el Apocalipsis como extremadamente lejano cuando no poético en vez de profético.  Al respecto dice al Padre L. Castellani al refutar estas posturas: "Cristo debe volver. Debe volver pronto. Y a medida que su retorno se aproxima, por fuerza se deben hacer más claras las promesas de sus santos y las visiones de sus videntes"(Apokalypsis- Ed.Paulinas 1963 pag.90)


  El mismo Castellani denuncia a quienes objetan cualquier interpretación literal del libro de las Revelaciones, sosteniendo que esta debe ser la primera clase de interpretación y las otras deben ser supletorias. No obstante en el nacionalismo católico a nadie se le cae de la boca el parafrasear al gran profeta Castellani o al P.Alfredo Saenz, pero nunca hacen caso a lo que estos dos santos actuales dicen respecto a la proximidad de la Parusía.


  Si hay algo que realmente aterra al hombre moderno católico es el pensar que existe la posibilidad de que se termine su comodidad terrena y encima en medio de catástrofes y persecuciones. El inmanentismo democrático en el que nos sumergió la revolución francesa, es siempre más agradable que las predicas de Nuestro Señor Jesucristo sobre el sacrificio salvífico. Y la visión esperanzadora de la Segunda Venida de nuestro Salvador pasa a convertirse en un cáliz que nos negamos a beber y con él la redención que nos trae aparejada.


  Dijo la Virgen en La Salette(apariciones aprobadas): “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del anticristo”. ¿Estaremos asistiendo a ese supuesto?


  La Virgen dijo a Sor Agnes en Akita Japón: "La obra del demonio se infiltrará hasta dentro de la Iglesia de tal manera que verán cardenales contra cardenales, obispos contra obispos".


  Para quienes necesiten alguna evidencia más clara veamos las visiones de San Pio X: "He tenido una visión terrible: no sé si seré yo o uno de mis sucesores, pero vi a un Papa huyendo de Roma entre los cadáveres de sus hermanos. Él se refugiará incógnito en alguna parte y después de breve tiempo morirá una muerte cruel".

  Por su parte la beata estigmatizada Ana Catalina Emmerick sostuvo que en sus visiones: "Vi una fuerte oposición entre dos Papas, y vi cuan funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta. Cuando esté cerca el reino del Anticristo, aparecerá una religión falsa que estará contra la unidad de Dios y de su Iglesia. Esto causará el cisma más grande que se haya visto en el mundo".


  El Apocalipsis 17 habla de dos Iglesias: la verdadera que se va a refugiar en el desierto y la Ramera de Babilonia que va a fornicar con los reyes del mundo. En este punto recomiendo seguir al P.Alfredo Saenz.


  Entonces todo esto puede perfectamente pasar ahora o no. Pero a pesar de sarcasmos como el del director de ACI prensa Bermudez que en EWTN dijo que quienes piensen que todo esto está próximo donen todos sus bienes al canal al que pertenece, le contestamos que no nos corresponde saber el día ni la hora, pero Jesús dejó signos y si no fueran claros, estaría jugando a las adivinanzas con su pueblo. Leamos Marcos 13, Lucas 21 y Mateo 24.


  Nuestro Señor predijo,” Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra? “(Lc. 18,8)


  Yo creo que el racionalismo de este periodismo oficial católico da la respuesta a la pregunta.


  Recemos mucho por el próximo Papa porque como dijo Benedicto XVI al asumir su pontificado. “La barca de Pedro hace agua por todos lados

Trabajando para que Cristo Reine.

Augusto TorchSon

Nacionalismo Católico San Juan Bautista


2 comentarios:

  1. Muy interesantes los artículos escritos en este blog por lo cual no solo me intereso en ellos por su contenido sino en compartirlos con mis familiares y amigos. Espero que esto ayude a los creyentes a saber q' depara como Institución el futuro de nuestra Iglesia Católica. Marcelo Acosta

    ResponderEliminar
  2. Gracias, esto nos da ánimo para seguir trabajando.
    Bendiciones

    ResponderEliminar