San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 3 de marzo de 2013

Saltimbanquis o titiriteros - Padre Emilio Parrado

  Ya no parece sino que cada día hay menos gente…
  Cristianos auténticos que tomen la vida en serio…
  Con libertad irrestricta… con un hombre desculpabilizado…
  Con un Dios posible o hipotético: NO.
  ¿Es posible para un autentico católico dialogar y convivir con el mundo y en el mundo?
  Si no me entendierais me alegraría porque la ignorancia excusa de la culpa. Si así no fuera mi gozo sería profundo porque no estaría lejos el fin del mundo.
  Hermanos y miembros de la única y verdadera Iglesia, lo que le está pasando a esta generación en la historia humana no tiene parangón.
  Cristo fue anticipado muchas veces por diferentes sectas, sobre todo en los últimos cincuenta años. Mientras tanto los católicos reticentes en teste tema soslayan el fin del mundo. La Santísima Virgen María no en pocas ocasiones manifiesta como Madre el final venturoso de sus hijos. Poner énfasis en este tema no pasa a ser más que el tímido vagido parecido al de un infante.
  No temáis, vuestra REDENCIÖN se acerca…Levantad vuestras cabezas…
  Cuando todo el planeta tierra está invadido de pánico. Clama por una PAZ que ya no tiene nombre. Se anhela un mundo de realizaciones deslumbrantes, de ciencias positivas y se va ahogando la esperanza de la inmortalidad o la trascendencia del hombre. Estamos más cerca de la segunda venida de Cristo.
  Citando a la Madre Teresa de Calcuta: “A menudo he afirmado, y estoy segura de ello, que el mayor destructor de la paz en el mundo de hoy es el aborto. Si una madre puede matar a su propio hijo, ¿Qué puede impedirnos a ti y a mí matarnos recíprocamente?”.
  Tal vez nunca la humanidad vivió una guerra con tanto sentido como esta.
  Es grande el número de aquellos que abortaron o fueron cómplices de la muerte de millones de niños en el seno de su madre, mutilaciones, embriones descartados, embriones criopreservados, trasplantes y otros órganos, subversión del orden natural… Todo esto lo trae San Pablo en el capítulo primero de la carta a los Romanos.

Padre Emilio A. Parrado
Semana Santa del 2003.


Nacionalismo Católico San Juan Bautista


2 comentarios:

  1. Sacerdote, Profeta y Soldado incansable de Cristo.
    Pido oraciones para este gran siervo de Dios.

    ResponderEliminar
  2. Si. Es Ésta -una mas- la incontrovertible predica de este Cura Santo. Tuve la gran fortuna de de "mamar" y alimentar mi espíritu de esa palabra los años que estuve, como un feligres más, a su lado. Ni leí, ni escuché a nadie con tanta FE y firmeza en la verdadera Teología (que es la "Ciencia de Dios") como la que emanaba a raudales de sus labios,que reafirmaba con los hechos. Además: un GRAN ARGENTINO fue este Conductor de muchísimos jóvenes.

    ResponderEliminar