San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 9 de abril de 2014

MIEDO AL MARTIRIO – Augusto TorchSon

  
  Viviendo los tiempos de la Gran Apostasía, y como consecuencia del enfriamiento del amor a Dios, estamos asistiendo a la inversión de nuestra fe reemplazándola por una propuesta antropocentrista.

  Sabemos que la nueva orientación de la jerarquía eclesiástica que representa Francisco, está proponiendo la masónica idea de “libertad, igualdad y fraternidad” en donde se habla de “solidaridad” en vez de “caridad”, haciendo que el hombre que fue creado para permanecer parado y así poder levantar sus ojos hacia su Creador, cambie su postura por la de los cuadrúpedos que en su animalidad están destinados a mirar hacia abajo, a la tierra, en una concepción judaizada del mundo que busca el paraíso terreno.

  En ese sentido, recordamos las palabras del obispo de Roma Bergoglio cuando dijo al defenderse de quienes lo acusan de comunista: “soy creyente en Dios y en Jesucristo, para mí el corazón del Evangelio se halla en los pobres” (aquí). Así se continúa con el mensaje socialista por el cual la nueva función de la Iglesia pasa por la búsqueda solamente de la justicia distributiva y no tanto por la salvación de las almas. Es oportuno en este sentido recordar cuando dijo Francisco en Brasil: “Si la educación de un chico se la dan los católicos, los protestantes, los ortodoxos o los judíos, a mí no me interesa. A mí me interesa que lo eduquen y que le quiten el hambre” (aquí).

  Y ahora en el Vaticano de Francisco que adhiere a la “Hora del Planeta” con la masónica World Wildlife Fund (aquí) WWF(1), prepara como próxima encíclica, una que no tiene que ver con la tan vapuleada doctrina católica, ni con la defensa sin concesiones contra los ataques a la moral cristiana del Nuevo Orden Mundial, sino que trata sobre la “ecología” (aquí).


 Pero la pretensión en esta oportunidad no tiene que ver con las imposturas bergoglianas, que ya conocemos desde hace muchos años; sino con la falta de celo por la Verdad y los Derechos de Dios de todos los que tienen como principal misión en la tierra, el evitar que las ovejas se pierdan. Estamos hablando de quienes debiendo ser pastores, se acostumbraron tanto a “oler a ovejas”, que se confundieron con las mismas y pretendiendo “por humildad” ser iguales a ellas, terminaron claudicando a lo esencial de su ministerio.

  Pero, si bien es cierto que en muchos casos esta postura tiene que ver con acomodarse al mundo y no perder los beneficios que este brinda; en muchos otros tiene que ver con una dolosa omisión, con un silencio cómplice, con la cobarde actitud de quiénes no pueden aducir ignorancia. Nos estamos refiriendo, específicamente a quienes callan por miedo al escándalo o a las consecuencias en sus personas.

  En ese sentido citamos las palabras que nuestra colaboradora Catalina SCJ nos dejó en un comentario: “Para no asustar a los fieles, no se habla de las postrimerías, del infierno, del adulterio y del pecado abominable de la homosexualidad. Sobre todo esto al sacerdote se le obliga a callar "como perro mudo que no sabe ladrar" (Is 56,10), bajo pena de cesar en sus funciones. El superior sabe mejor que nadie que está en peligro la fe, porque la doctrina es distorsionada y "la palabra de la verdad, la buena nueva de nuestra salvación" (Ef 1,13), se está vaciando de contenido espiritual. Sin embargo, "el silencio vergonzoso" (2 Cor 4,2), se impone con la excusa de no provocar escándalo. Pues bien: “Si la verdad ha de causar escándalo, es mejor permitir el escándalo que renunciar a la verdad (San Gregorio Magno)”

  La intención en esta humilde reflexión es cuestionar, ya no la búsqueda de los placeres mundanos de algún sector (no minoritario) de nuestro clero, sino la pusilánime actitud de quienes por miedo afrontar el martirio, que es vocación cristiana,  renunciaron a cargar la cruz, esperando tal vez tiempos más propicios, más cómodos, menos peligrosos.

  Así, horrorizados observamos el ilegítimo bautismo de la pobre criatura, hija de madres lesbianas, en la Catedral de la segunda provincia más importante de Argentina, sin cumplimentar los requisitos previstos para dicho sacramento, y donde se abogó por un casamiento homosexual en la Iglesia (aquí). Pero no escuchamos a nuestros pastores tratando de poner un poco de luz a tan oscura profanación con besos aberrosexuales incluidos en el templo.


  Queda claro, que el status quo es lo que se prefiere antes que el deber ser, y en el caso que nos ocupa denunciamos la cobardía de quienes tienen obligación de hablar.

  En este último sentido, nada más claro que las palabras de Nuestro Señor Jesucristo: “Si alguno quiere venir en pos de Mí, renúnciese a sí mismo, tome la CRUZ, y sígame. Quien quiere salvar su vida, la perderá, y quien pierde su vida a causa de Mí y del Evangelio, la salvará” (Mc. 8,34-35)

  Para mejor graficar la obligación de testimoniar nuestra fe con nuestra vida si fuera necesario; acercamos las palabras de S.S.León XIII quien en la encíclica “Sapientiae Christianae” dijo:

  “Si por ley de la naturaleza estamos obligados a amar especialmente y defender la sociedad en que nacimos, de tal manera que todo buen ciudadano esté pronto a arrostrar hasta la misma muerte por su patria, deber es, y mucho más apremiante en los cristianos, hallarse en igual disposición de ánimo para con la Iglesia. Porque la Iglesia es la ciudad santa de Dios vivo, fundada por Dios, y por Él mismo establecida, la cual, si bien tiene su morada en la tierra, llama sin embargo a los hombres, y los instruye y los guía a la felicidad eterna allá en el cielo. Por consiguiente, se ha de amar la patria donde recibimos esta vida mortal, pero más entrañable amor debemos a la Iglesia, de la cual recibimos la vida del alma que ha de durar eternamente; porque es de todo derecho anteponer a los bienes del cuerpo los del espíritu, y con relación a nuestros deberes para con los hombres son incomparablemente más sagrados los que tenemos para con Dios


Trabajando para que Cristo reine

Augusto Torchson


(1)   Recordamos que la WWF, entidad masónica, al igual que el “Club de Roma” tienen como objetivos principales implementar mundialmente el aborto y la eutanasia, promoviendo a tal fin el miedo a la superpoblación y escasez de recursos naturales. Recomendamos el siguiente artículo al respecto: http://pildorasantimasoneria.blogspot.com.ar/2012/04/wwf-ecologismo-masonico-abortista-335.html


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

18 comentarios:

  1. Muy buen análisis de la triste realidad eclesiástica, en pocos párrafos se han escrito verdades que incomodan, pero ese es el oficio del escritor católico.
    Los felicito por ser este un blog inteligente y con temas de mucha actualidad.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/4/14 10:55

    Si la verdad ha de causar escándalo, es mejor permitir el escándalo que renunciar a la verdad (San Gregorio Magno)” FANTASTICA CITA!!

    Gracias por el artículo. Pero me permito recordar que la apostasía no ha
    empezado con Francisco. Benedicto y Juan Pablo no fueron unos buenos Papas. Ni que decir de Pablo VI y Juan XXIII.
    Sé que esto suena escandaloso, pero no debe darnos miedo enfrentarnos a la verdad. Sólo así seremos libres.
    JG.

    ResponderEliminar
  3. Francisco "toca" demasiadas cosas y también demasiado a la ligera. Jamás habia pasado tener que interpretar lo que dice un Papa, pues siempre se han entendido perfectamente. Igual que entendemos los Evangelios y lo que Cristo nuestro Señor nos decía.

    Los sermoncitos de cura de pueblo hacen daño porque no están bien preparados. No son magisterio, pero eso no lo sabe la gente. Lo bueno de un acto magisterial es que se mide cada palabra. Bergoglio tiene ocurrencias, pero sin pensar en los efectos de las mismas. Es amante de la palabrería que llame la atención. También es amante de la "mise en scène" con los fotógrafos al uso.

    Definitivamente, todo lo que nos puede traer es malo. Pero sí pretende, con todas sus artimañas, que los católicos fieles a la Doctrina de la Iglesia debilitemos nuestra fe, lo tiene claro.

    Los últimos Papas despues del Concilio Vaticano II hicieron cosas mal hechas, algunas francamente graves. Pero el Concilio señaló clarisimamente una hoja de ruta, y esos Papas intervinieron en las sesiones del Concilio, con lo cual sus ídeas estaban en línea con lo que se aprobó.

    Otra cosa es el Papa actúal que nada tiene que ver con sus más próximos antecesores, avanzando mucho más en el fondo y desde luego mejor no hablar de las formas, pues es de vergüenza ajena.

    Pero hay un dato a tener muy en cuenta: Fueron los cardenales de la Santa Madre Iglesia los que lo eligieron sabiendo muy bien quién era Bergoglio. Por lo tanto, estaban muy de acuerdo con lo que querían que pasase en la Iglesia, y sin lugar a dudas, escogieron a la persona indicada.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9/4/14 23:32

    Vamos a ir ajustándonos los cinturones para la "Encíclica" sobre la Ecología. Esto sí que tristemente va a ser para alquilar balcones. Deben estar todos los masones en estos momentos dándole a la redacción.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10/4/14 9:23

    Muy bueno el artículo. Es natural tener miedo al martirio.
    Seguro que todos los mártires que nos han precedido y los de ahora tambien lo tuvieron y lo tienen. Somos de carne y hueso, pero el que da la fuerza para afrontarlo es Cristo. Así que si tenemos que pasar por el martirio cruento o incruento El nos dará la fuerza.

    ResponderEliminar
  6. Para Bergoglio (me niego a llamarlo Francisco, ustedes perdonen... somos demócratas y podemos decir lo que nos de la gana...no? libertad de expresión..), la oración cristiana y católica consiste básicamente en saber "negociar con Dios". Y también, en reñirle cuando haga falta y Dios no se porte bien. Y reclamarle lo que le pedimos si Dios no cumple. Definitivamente este malogrado sujeto ha perdido la poca mollera de la que hacía gala.




    ResponderEliminar
  7. Yo creo que ni los mismos espectadores que van al show de Bergoglio se creen lo que dice. Miren sus caras. Son caras escandalizadas, perturbadas, vacías, engañadas con el falso tipo que les lee la cartilla y les señala como deben odiar a los católicos conscientes.

    ResponderEliminar
  8. "la oración cristiana y católica consiste básicamente en saber "negociar con Dios". Y también, en reñirle cuando haga falta y Dios no se porte bien. Y reclamarle lo que le pedimos si Dios no cumple".

    Hola Bate !!

    ¿Cuando ha dicho Francisco semejante frase? A estas alturas como comprenderás no estoy ni sorprendida ni perpleja, pero sí me gustaría saberlo.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mee uno a maite ¿cuándo ha dicho Bergoglio esta frase? andrea

      Eliminar
  9. Me uno a Maite con la pregunta a Bate: ¿Cuando ha dicho Francisco semejante frase? no me extraña que lo diga,peroe es importante saber de dónde viene para tener fundamento nosotros al repetirla. andrea

    ResponderEliminar
  10. Maite C, aquí tiene la charlita adoctrinadora , mesmérica, y blasfema de Bergoglio en Santa Marta ,del 3 de abril, de la que proceden las palabras que cita Bate:

    http://www.infovaticana.com/el-papa-dice-que-la-oracion-nos-cambia-el-corazon-y-nos-hace-comprender-a-dios/



    Filomena de Pasamonte

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos por sus comentarios pero en especial a Bate y a Filomena por acercarme esta atrocidad bergogliana que no conocía.
    No deja de sorprender.
    ¿Quién puede sostener que una persona que tergiversa no solo el Magisterio de la Iglesia, sino las mismas Sagradas Escrituras, puede ser un hombre de Dios?
    EN fin...
    Gracias a todos por su apoyo.

    ResponderEliminar
  12. Catalina SCJ10/4/14 18:29

    " El discípulo no puede ser mas que el Maestro"(Mt10,24). Lo mejor que nos podía pasar es derramar la sangre para testimoniar nuestro amor y nuestra fé en Jesucristo.Es un honor y una gracia muy especial, morir como El murió.
    Hay otro martirio incruento, sin derramamiento de sangre, pero no deja de ser cruel y tremendamente despiadado; es un holocausto permanente. "Llevamos siempre en nuestros cuerpos; por todas partes la muerte de Jesús; a fin de que también la vida de Jesús, se manifieste en nuestro cuerpo. Pues, aunque vivimos, nos vemos continuamente expuestos a la muerte"(2 Cor 4,10.11). Y esta muerte, la sufren todos aquellos que defienden "La Palabra de la verdad"(Ef1,13), y el Glorioso Evangelio de Cristo, que es imagen de Dios" (2Cor 4,4). Por causa de su nombre, son perseguidos y calumniados y se han convertido para los que creen, y también para los que no creen "En piedra de tropiezo y roca de escándalo. Tropiezan en ella porque no creen en la Palabra; para esto han sido destinados" (1 P 2,8).
    " El Señor que conoce a los que son suyos" ( 2 Tim 2,19), dice: Están viviendo " Como ovejas en medio de lobos. Sed , prudentes como serpientes y sencillos como palomas. Guardaos de los hombres" (Mt10,16.17).

    ResponderEliminar
  13. Leí la homilía de Santa Marta,no encuentro las palabras así como Bate las expone. Disculpen,pero he escuchado errores más graves de Bergoglio que estos que más parecen apreciaciones muy subjetivas sobre el modo de orar. No olviden de leer el tema de la infalibilidad papal como lo trata el Padre Leonado Castellani,me parece lo mejor para atender sólo a lo que realmente podrían considerarse herejías y las que no,ya sea porque no son formalmente herejías o porque no son parte del magisterio ex cathedra. andrea.

    ResponderEliminar
  14. El subjetivismo de bergoglio que usted señala, Andrea, da pie a qué muchos católicos con la amargura a flor de piel nos preguntemos con razón por donde respira este hombre. Si fuese claro y directo (el sí sí, no no evangélico) como una almeja, probablemente no estaríamos en esta grave disputa que a mi, de verdad, se lo digo de corazón, me agobia, e incluso a veces, me aplasta. Pero es lo que hay, Andrea.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11/4/14 9:53

    Andrea , Bergoglio ya era hereje y masón antes de usurpar la Silla de Pedro, así como un desobediente al Papa Benedicto XVI, por ejemplo persiguiendo la misa tridentina, y supongo que antes a Juan Pablo II. No es Papa porque se haya convertido ahora en hereje, sino porque ya lo era antes. Respecto a las palabras de Bergoglio en Santa Marta, son exactas como Bate las menciona entrecomilladas, "negociar con Dios" ,es para Bergoglio la oración, y también dice ". Así debe ser la oración: libre, insistente, con argumentaciones. Y también reprochando un poco al Señor: ‘Pero, tú me has prometido esto, y esto no lo has hecho" Lo cual es a lo que se refiere ente otras cosas Bate en su comentario sin entrecomillar, y lo cual es una blasfemia más de este usurpador.¿Dios promete y no cumple....? Está todo en el enlace que adjunté.



    Filomena de Pasamonte

    ResponderEliminar
  16. Catalina SCJ11/4/14 11:28

    Maria Madre y maestra

    ResponderEliminar
  17. estoy de acuerdo Filo y Bate que Bergoglio juega para los masones, pero hablar de blasfemias terrible por decir:"la oración: libre, insistente, con argumentaciones. Y también reprochando un poco al Señor" es exageración.Aquí en Argentina la gente del campo pone a los santos de cabeza hasta que no consiguen lo que piden,pero de ahí a llamarlos blasfemos!! como la Cananea que le argumentó al Señor: - "Hasta los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa" en respuesta a la primer rechazo de Cristo,luego Él responde: Mujer,grande es tu Fe.....andrea

    ResponderEliminar