San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 24 de septiembre de 2014

OSKO: REGALITO DEL CIELO – Radio Cristiandad


Un monumento al mal gusto y algo más.


REGALITO DEL “CIELO”

Como se sabe, Bergoglio recibió a CFK una vez más. Entre los dichos populares que han hecho historia en la Argentina hay uno que queremos parafrasear de esta manera: “Dos impresentables se saludan”… nuevamente. Tal vez se las haya hecho hábito. Y, como bien se dice, los malos hábitos no son fáciles de erradicar.

En cada visita entre líderes mundiales es acostumbre, parece que forma parte del protocolo, intercambiar regalos, lo cual configura normalmente un hecho algo simbólico.

Cuando se regala “lo que vale es la intención” de regalar más que el regalo en si mismo. Al menos esa frase de cajón es la que suele utilizarse a la vista de un regalo modesto o de poco valor en pesos.

A primera vista parece un regalo costoso el “cuadrito” que le obsequiara CFK al Papa de la Iglesia Conciliar en esta última visita.

El encuentro aconteció apenas hace unas horas y sobre el se tejen no pocas conjeturas dada su condición de absolutamente “privado”.

No somos analistas políticos y no nos interesa eso que llaman “política” que muy lejos está de serlo. Política es otra cosa y no la partidocracia clientelar, corrupta y democraticoide actual.

Por lo cual no haremos ninguna especulación ni nos sumamos a ninguna de las tantas que se hacen por estos días.

La cosa es que la tipa se le apersonó al tipo dada la invitación que el tipo le realizara oportunamente.

“Che Cris, como vos tenés que ir a Nueva York por el asunto ese de la reunión en la ONU, por que no te venís a verme, de pasada, que quiero conversar algunos asuntitos con vos.”… le habría dicho el tipo.

Y la tipa dijo, “Dale Jorge, decime que día tenés libre, así nos vemos”.

Se hizo un silencio al otro lado de la línea…

“Para vos – dijo él – todos los días, morocha”.

“Ja ja ja…. bueno Jorgito; dale… de paso tomamos unos mates.”

“¡YA estoy poniendo la pava!” contestó humoroso el tipo.

Tal el diálogo que suponemos; nuestra imaginación se enriquece con lo que vemos; hacemos notar que a la vista de lo que son la tipa y el tipo en cuestión, hemos sido sumamente generosos y moderados.

Como fuere que la conversación haya sido, (tal vez un poco más protocolar que lo que hemos imaginado), la cuestión es que el encuentro se produjo.

Y nos ha parecido interesante, por esta vez, dar cuenta solamente de los detalles.

Hay gente que no se fija en los detalles y eso está muy mal, porque es en los detalles donde se nota muchas veces la importancia que le damos a las personas en las distintas circunstancias en las que nos toca participar.

Hubo varios regalitos, en realidad.

El primero…

Una camiseta de la “Cámpora”… asociación ilícita (las de esa clase, casi todas lo son; a no ofenderse) que procura perpetuar el “cristinismo”… (dije “cristinismo”… no CRETINISMO), recibida por el tipo de manos de otro tipo; un dirigente de nombre… bah; ¡que importa!

Otro…

Un “bellísimo” y muy muy muy original retrato de Bergoglio, confeccionado en la “onda” (según dijo CFK) del “genial” (PUFFF!!!) Andy Wharol, artista emblemático de la “cultura” pop. Uno, entre los fatídicos subproductos del sesentismo.

Uno más…

Una “fotucha” enmarcada del célebre “cura” Mujica; infaltable, claro; un tercermundista de base.

Y por fin, el… ¿cómo llamarlo?

“¿Apabullante?”, (me “soplan”…)

Si pero…

“¿Horroroso?”, (intentan).

También, aunque…

“¿Blasfemo?”, (insisten mis amigos).

Claro, pero falta… algo.

“¿Diabólico?”

¡Ahí está! El regalo tiene todas las cualidades mencionadas anteriormente pero la que mejor le queda es DIABOLICO.

“Vos hablás por resentimiento”, (gritan los muchachos en la mesa pegada a la mía, en el bar desde el cual escribo). “porque a vos nunca nadie te regaló nunca uno como ese, y lo único que tenés de la Virgen es esa estampita vieja que usas como señalador de la Biblia”…

Tienen razón.

Los amigos del bar, que Dios me ha dado, y que me tienen por bicho raro al verme pasar largas horas leyendo y escribiendo, han resultado ser buena gente y buenos observadores.

Esa imagen de la Madre de Dios, ajada por cierto, tiene más de ochenta años pero se ve tan hermosa…

En cambio, ¡AY!…

Recorramos la imagen del regalo de CFK.

Esta es:
  


La imagen del cuadro es la que está a la derecha de la foto. Aclaramos por las dudas. A la izquierda (claro…) están “el de blanco” y “la de negro” con aires de “Papa” y “viuda alegre”, respectivamente.

Desconocemos el nombre del autor que perpetrara el adefesio. No, no… no nos referíamos a ninguno de… ¡no!; ni al de blanco y a la de negro, sino al cuadro.

Ya dijimos que no somos “politólogos” y ahora diremos que tampoco somos críticos de arte.

Solamente críticos, che.

No obstante, de la misma manera que aun sin ser analistas políticos nuestro sentido común nos indica que CFK es una calamidad para este país, (como los son todos los que integran la llamada “clase política”, ojo; ni más ni menos), ahora diremos también sin ser “críticos de arte” ni especialistas en pinturas (salvo la de la casa, que dicho sea de paso ya reclama una “mano por favor”), nos alcanza con el buen gusto para decir que se trata de una porquería.

Pero hablábamos de detalles, y para los detalles vamos a agrandar un poco la imagen.
  


Ya pueden apreciarse mejor algunas cosas, pero vamos a orientar la observación para facilitar el asunto.

Detalle del hombro desnudo.
  

  
No está del todo mal.

No se me malinterprete. El autor del cuadro ha debido estar atento a la gente que recibe Bergoglio en sus pintorescas audiencias (dije pintorescas… NO “PICARESCAS”). Un hombro desnudo más o menos no le hace bulla a nadie y menos a Bergoglio.

Claro que si nos ponemos serios podemos decir unas cuantas cosas. Se trata (al menos pretenden ellos que se trata) de una imagen de la Madre de Dios; para casi todo el mundo eso representa. Por lo que, para ser breves, diremos que es una imagen impropia, ofensiva y deshonrosa, reitero, si se pretende que se trata de una representación de la Reina del Cielo.

Detalle del ángel “raro”.

 

Aquí la cosa nos parece ya muy sugerente. Un ángel con pechos femeninos. El BAFOMET también es un ángel y también tiene pechos femeninos. Pero el Bafomet es mucho más sincero; él no se pretende un servidor de la Virgen sino que muy por el contrario, se presenta como lo que es, el ENEMIGO de la Madre de Dios, de la Iglesia de Dios, y de Dios mismo.

Por si algunos de los lectores ignoran lo que es el Bafomet o Baphomet, diremos que se trata de una representación cabalística del demonio. Pueden corroborarlo AQUÍ.

Detalle del ángel con aspecto de varón
  


Tal vez el primero, que tiene una cierta apariencia hermafrodita, en realidad representa a una mujer mientras que, como puede verse, este otro es claramente varonil.

De todo lo cual pensamos que el autor quizás ha querido dejar bien en claro que en la parafernalia bergogliano-cristináica hay lugar para “todos y todas”. No se… es eso o vaya uno a saber que otro pérfido y críptico mensaje que no logramos interpretar.

Tratándose de los personajes de que hablamos no sería nada extraño que sea un mensaje solo para “iniciados”.

Detalle de la hipertrófica serpens y de su “aplastamiento” moderado.
  


Como puede verse el “bicho” está RE-GIGANTE, como dicen los pibes. Es enorme de verdad y tiene un destacado lugar en la obra.

Puede que se trate de dos cosas, a saber: a) Un símbolo con el que el autor quiso decirnos que el poder da la serpiente es muy grande por estos días. b) Una ironía… veremos ahora cual podría haber sido el motivo en el cual se inspirase el artista para esa ironía.

Detalle del rostro de “ella”. 



¿CRISTINA?… ¿SOS VOS?
  

  
Y… se nos hace imposible no ver que un cierto “aire” tiene. Los ojos cuando miran hacia abajo, como contemplando a la serpiente a la que con su pie, parece estar tocando o acariciando, más que aplastando, como ya vimos.

Pero no nos hagan caso, siempre imaginamos cosas.

Aunque deberán reconocer que de todas maneras, teníamos razón. Los detalles son lo que verdaderamente importa.

Breve noticia acerca de la llamada “advocación de la Virgen Desatanudos”.

La imagen de Nuestra Señora Desatanudos es un cuadro pintado por Johann Melchior Georg Schmittner y data del año 1700. En la misma puede verse a la virgen María rodeada por pequeños ángeles custodios, y protegida en lo alto por la luz del Espíritu Santo en forma de paloma.

En la parte inferior del cuadro puede apreciarse a un hombre caminando a oscuras, guiado por un ángel; lo cual nos remite al arcángel San Rafael cuando guía a Tobías, en su viaje para recobrar una deuda. Esta obra original se encuentra en la iglesia de San Peter am Perlach, ciudad de Augsburgo de la zona pre-alpina de Alemania. Acotemos que en la imagen del regalo de CFK que recibiera Bergoglio, este motivo que aparece en la pintura de Schimttner, no fue tenido en cuenta por el autor, quien quiera que este sea.

Se dice que luego de la ocurrencia de muchos milagros, la Iglesia alemana autorizó una copia del cuadro, a petición de una comunidad religiosa de Buenos Aires, Argentina.

Y esto ocurrió porque Jorge Mario Bergoglio, en plena década de los 90, llevó de Augsburgo a la Argentina una tarjeta postal con esta imagen. Ya en Buenos Aires encargó una copia de la imagen.

El 8 de diciembre de 1996 la Virgen Desatanudos fue entronizada en la iglesia San José del Talar, en el barrio porteño de Villa Devoto. Allí concurren cientos de personas para elevar sus oraciones.

Con la elevación de Bergoglio al cargo de máxima autoridad en la “Iglesia Conciliar”, la devoción, muchas veces supersticiosa, hacia esta imagen se potenció de manera incontenible.

Recorriendo la web los lectores podrán constatar fácilmente que se trata de una imagen que es especialmente apreciada por tarotistas, adivinadores, brujas y brujos de todos los colores y que aparece en gran cantidad de sitios especializados en “esoterismo”.

Visto en: Radio Cristiandad



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

No hay comentarios:

Publicar un comentario