San Juan Bautista

San Juan Bautista

sábado, 29 de agosto de 2015

La agenda gay de Bergoglio (2 artículos)


MÁS, MÁS ABOMINACIÓN - In Exspectatione

  Sobran los indicios de que Francisco entiende restablecer las calificaciones teológicas, otorgándoles el nihil obstat a obras como las de Francesca Pardi, escritora italiana de cuentos infantiles de temática homosexual. Según parece, la muy perdularia ventiló el contenido de una carta que el pontífice le enviara hace casi dos meses, en la que éste la alentaba a continuar «con su proficua actividad», impartiendo luego la bendición apostólica «para toda la familia» de la escritora, constituida por ella y su consorte -mujer-, más los cuatro infelices párvulos recibidos en adopción. Menos mal que el portavoz adjunto del Vaticano, padre Ciro Benedettini, salió a aclarar que «se trataba de una carta privada que no estaba destinada a ser divulgada», aunque éste y otros casos parecen revelar la astuta táctica de Bergoglio, consistente en instar a los destinatarios de sus beneplácitos a poner por obra la exhortación evangélica de proclamar desde la azotea lo susurrado al oído. [Ver la noticia aquí y aquí]

  Se sabe que abundan los tontos proclives a excusar estos actos del magisterio oblicuo, toda vez que un accidente o la presunta deslealtad de algún quídam les hayan quitado su carácter de "secreto". Al fin de cuentas, el mismísimo Franciscus se encargó de minimizar la existencia de un lobby gay en el Vaticano. «Esto no puede probarse», dicen que dijo. Si acaso, lo único que pudiera probarse es la designación de prelados preferentemente bufarrones para los cargos de mayor relieve.

  «Y en su frente tenía escrito este nombre: misterio, Babilonia magna». Que el cauce subterráneo de las herejías combatidas a lo largo de la historia (y acompañadas a menudo por la perversión venérea como por un signo visible de su intrínseca maldad) acabe por brotar a borbotones en la elevada colina vaticana, es cosa del mayor misterio, de una mística pervertida que apura el más insospechable desenlace de los tiempos. Revela, en todo caso, al Mysterium iniquitatis oponiéndose al Mysterium fidei, pretendiendo asentar su cloaca en el Templo, ganoso de todas las usurpaciones y retorcimientos.

  Que alguien les recuerde a estos degenerados que a sus fétidas conquistas sigue un Juicio.


Publicado por Flavio Infante



EL INFIERNO TAN TEMIDO - Wanderer

  Es verdad lo que dicen algunos comentadores del blog: hay temas mucho más importantes que las correrías del papa Francisco. En absoluto los hay pero relativamente a las circunstancias actuales, el tema de Bergoglio no puede dejar de discutirse y, en conciencia, debemos estar alertas y alertar. El daño que está causando esté personaje no es fácil de medir.

  La ilustración del post es una miniatura de una manuscrito renacentista: Livre de la Vigne nostre Seigneur, France ca. 1450-1470 (Bodleian, MS. Douce 134, fol. 85r). Representa el infierno donde, en un caldero, se hierven un papa, cardenales, obispos y frailes. En tiempos actuales, el monje ilustrador habría sido piadosamente misericordiado. Los hombres de otros tiempo, en cambio, tenían bastante claro cómo eran las cosas.

  Yo no sé si merece el infierno. Eso lo sabrá Dios. Pero sí puedo afirmar la gravedad de una de las últimas travesuras pontificias.

  En Italia, como en muchos otros países europeos, se organiza el Family Day, una enorme manifestación de la que participan movimientos de laicos, diócesis, colegios católicos, etc., a fin de reafirmar el valor de la familia tradicional (un papá y una mamá) y rechazar el matrimonio gay y la implementación de la teoría del género. Estos grupos no solamente se reúnen en el gran día (ver aquí) sino que también organizan campañas alertando a los padres de los peligros que aparecen para la educación de sus hijos en este sentido. Y así, una de las alertas era acerca de dos libros que habían aparecido: Piccolo uovo, que cuenta la historia de un huevo que no quiere nacer porque no sabe qué vida y qué familia le tocará en suerte. Para poder entenderlo, parte en un viaje a fin de conocer diversos tipos de familia: un papá y una mamá; dos papás, dos mamás, etc. La historia del libro se presentó en forma de obra de teatro a la que asistían alumnos de escuelas primarias italianas. Por supuesto, Family Day y otras organizaciones pusieron el grito en el cielo por este escándalo. Y algo similar ocurrió con el segundo libro de la misma autora: Jean tiene dos mamás. El alcalde Venecia ordenó retirar ambos libros de las escuelas.

  La escritora de ambas obras se llama Francesca Pardi y vive en Venecia “en pareja” con otra mujer y sus cuatro hijos. La señora Pardi es una lesbiana militante por los derechos de los homosexuales que se ofendió por el ataque que sus obras literarias recibían por parte de los católicos. Y no tuvo mejor idea que escribirle al Papa Francisco relatándole la situación y enviándole copia de sus dos libros para que el Pontífice viera lo bueno que eran para la educación de la juventud.

  Lo grave del caso es que el bondadoso Papa Bergoglio le respondió a doña Pardi a través de uno de sus secretarios. En la respuesta, el Santo Padre le agradece por el delicado gesto y por los sentimientos que los han provocado, y le desea una cada vez más fructuosa actividad al servicio de las jóvenes generaciones y de la difusión de los auténticos valores humanos y cristianos. Pueden chequear la noticia en varios sitios de Internet, por ejemplo acá y acá.

  Por cierto, al rato tuvo que salir el Padre Lombardi a decir que la carta del Papa no pretendía promover enseñanzas contrarias al Evangelio.

  Yo me pregunto: ¿se da cuenta el Papa Francisco lo que está haciendo? ¿Se da cuenta del escándalo que produce? ¿Cómo quedan los miles de laicos y sacerdotes que hacen lo imposible para defender la doctrina católica en materia tan sensible como el matrimonio y la educación de los hijos, cuando el jefe de la Iglesia envía la bendición y el aliento a sus enemigos? Y recordemos que el Francisco en ningún momento envió su bendición y cercanía a Family Day o a Manif pour tous.

  Si esto no merece el infierno, yo no sé qué lo merece.


Publicado por Wanderer 



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

miércoles, 26 de agosto de 2015

Sarna con gusto no pica – Tucumán, democracia y N.O.M. – Augusto TorchSon


  Me había propuesto publicar escasamente y hasta no hacerlo, sin embargo, al ser mi provincia noticia en el país y en el mundo otra vez más, y no precisamente en felices circunstancias; considero necesario ensayar una visión diferente a la difundida ampliamente.

  Habiéndose llevado a cabo elecciones en mi provincia a fin de elegir gobernador, estas terminaron en un terrible escándalo al haberse concluido las mismas en medio de terribles irregularidades, violencia y denuncias de fraude. Estos son los hechos considerados objetivamente. Pero es necesario analizar las cuestiones de fondo ya que de lo contrario, una vez más nos quedamos en la superficie analizando las consecuencias y desconociendo lo que realmente importa que son las causas. Por tal motivo es imprescindible dar a conocer cómo son las elecciones en Argentina (cualquier similitud con otros países no es mera coincidencia).


  En esta elección provincial, (Tucumán es una de las provincias más pequeñas de la Argentina) se presentaron más de 25.000 candidatos para cubrir los puestos a elegir debiendo los tucumanos entrar en el cuarto oscuro y buscar entre cientos de votos el de su candidato. Me surge la pregunta: ¿es que es tan altruista el tucumano que se candidateó masivamente con el ánimo de buscar el bien común, o es que piensa que es el cargo electivo el que solucionará sus problemas económicos?

  La campaña de esta infinidad de postulantes implica el gasto de miles de millones de pesos en publicidad, en impresión de votos, pero por sobre todas las cosas en punteros, bolsones y dinero a cambio del tan anhelado voto. Los punteros son la figura “democrática” de los ejecutores del clientelismo por medio de los cuales se convoca a los votantes que “libremente” apoyan a un candidato a cambio de un “bolsón de comida”, la promesa de un plan social, un puesto en la administración pública o lisa y llanamente dinero en efectivo por el sagrado “sufragio universal”. Esta práctica se lleva a cabo tanto por candidatos oficialistas como por opositores, es decir los mismos que reclaman fraude.

  En estas elecciones se quemaron urnas y se detectaron otras irregularidades y ganó el partido oficialista, por lo que “el pueblo espontáneamente autoconvocado” salió a reclamar en contra del fraude en manifiesto apoyo al candidato opositor. La convocatoria fue realmente masiva y cuando se desarrollaba la misma la policía provincial empezó a reprimir a los manifestantes generando un caos reflejado por la prensa internacional.


  Ahora, ¿Qué reclama la gente? Algunos sostienen “Que se vayan todos, que no quede ninguno” al tiempo que paradójicamente reclaman que se vote de nuevo cuando la lógica indica que si se van todos no van a tener a quién votar. En fin… Sin embargo la inmensa mayoría reclama que haya verdadera democracia; que se respeten los derechos democráticos de la gente, los derechos del pueblo soberano. Podríamos preguntar entonces ¿a qué derechos se refieren y cuál es la verdadera democracia? Esto para entender porqué protestaron.


  En Argentina se dice empleo a los “planes sociales” que se reciben mayormente sin que se realice ningún trabajo por los mismos con excepción de apoyar a los políticos en sus campañas y muchos de los “planeros” son delincuentes procesados y violentos “barras brava” de clubes de fútbol. Pero por eso no protestaron.

  En Argentina esos delincuentes que están proliferando descontroladamente por la impunidad con que actúan no son encarcelados por falta de cárceles y por el garantismo penal (apoyado hasta por Bergoglio) que considera que los delincuentes tienen derechos humanos aun superiores a sus víctimas; y si tienen la “suerte de tener lugar en alguna prisión” cobran sueldos superiores a los ancianos jubilados que aportaron toda su vida para tener una vejez digna. Pero por esto no protestaron.

  En Argentina se educa a los niños en la ideología de género de forma obligatoria avasallando el derecho de los padres sobre los la formación ética y moral de sus hijos. Pero por eso no protestaron.

   Argentina fue el primer país del mundo en aprobar el mal denominado “matrimonio” homosexual y por consiguiente la adopción de criaturas por sodomitas; incluso se están promoviendo leyes contra la “discriminación pasiva” para encarcelar y multar a quienes no aplaudan el pecado contra natura. Pero por esto no protestaron.


  En Argentina los principales candidatos a Presidente detrás de quienes están alineados todo el resto de candidatos del país, apoyan el aborto. Pero por eso tampoco protestaron.

  Entonces, ¿a que derechos democráticos se refieren? ¿a elegir en elecciones transparentes a sus representantes? Aun suponiendo que no se compraran voluntades a la hora de ejercer “el ritual democrático del sufragio universal”, la experiencia demuestra en todo el mundo que los gobernantes tienen un único objetivo y termina siendo imponer el ateísmo práctico como lo señalaba Nuestra Madre Celestial en La Salette, ya que todos aceptan y promueven la agenda satánica de la ONU con su reingeniería social anticristiana, en nombre de los torcidos “derechos humanos” y ahora del panteísmo incluso con colaboración Vaticana.

  Una muestra clara del pragmatismo de la partidocracia que reclama transparencia sin moral, es el spot publicitario del candidato que reclama fraude en su contra. El mismo recomienda al electorado recibir todos los “incentivos” del oficialismo para comprar sus voluntades (porque sabe de sus necesidades), pero que en el cuarto oscuro lo voten a él ya que nadie los ve. ¿Y la honestidad? ¿y la dignidad? ¿Y Dios? Evidentemente estas cuestiones están al margen de la política partidocrática ya que la búsqueda del mal menor es de la esencia de la democracia y siempre termina siendo “mayor”.

   Pero exponiendo la cuestión desde un punto de vista doctrinal católico tenemos que señalar que esa soberanía popular que tanto reclama el pueblo defraudado, está específicamente condenada por el magisterio eclesiástico. La encíclica Notre Charge Apostolique expone los errores del democratismo que amparaba la “libertad religiosa” tan promovida posterior y lamentablemente con el Concilio Vaticano II, contra la prescripción insignia del pontificado de este santo varón: “Instaurar todo en Cristo”. Pero es la encíclica Diuturnum Illud  del Papa León XIII, la que expone la falsedad de la propuesta de que “todo poder viene del pueblo. Por lo cual, los que ejercen el poder no lo ejercen como cosa propia, sino como mandato o delegación del pueblo y de tal manera que tiene rango de ley la afirmación de que la misma voluntad popular que entregó el poder puede revocarlo a su antojo. Muy diferente es en este punto la doctrina católica, que pone en Dios, como en principio natural y necesario, el origen del poder político”. Recordemos las palabras de Cristo a  Pilatos “No tendrías sobre Mí ningún poder, si no te hubiera sido dado de lo alto” (Jn.19.11).  
  
  Ahora tratando de usar el sentido común y planteando un silogismo básico, sostiene Fulvio Ramos que es esencial a la noción de poder que se establezcan relaciones de mando y obediencia, o sea, gente que dirija y otras que sean dirigidas. Por lo que, si todos poseen la autoridad (soberanía popular), no hay poder, porque no hay relación mando-obediencia. Por lo tanto si la comunidad no puede ejercer efectivamente la autoridad, es que no la posee, y si no la posee, no la puede transferir. O sea que si todos pueden mandar y nadie entonces nadie debe obedecer, y el poder deja de existir, arrastrando en este supuesto al Estado que dejaría de existir sin poder. Esto como para plantear el tema del 2+2=4 en la cuestión. Pero si nos remitimos a los hechos, sobradamente se comprobó que no existe nunca una verdadera representatividad de los políticos con respecto al pueblo porque una vez electos aquellos, tienen completa autonomía para decidir aún en contra de lo que se prometió. Caso reciente el que mencionamos del comunista Tsipras traicionando descaradamente al pueblo griego. Esto se da universalmente en la democracia liberal. Y no existe en la actualidad otro tipo de democracia. No podemos seguir creyendo que es “el gobierno del pueblo y para el pueblo”. Es una cuestión empírica. Pero la gente no quiere verdades, no quiere propuestas que impliquen grandes esfuerzos y sacrificios en pos de la consecución de igualmente grandes logros. Prefiere promesas, prefiere palabras que los alaguen, quieren “ampliación de derechos” antes que el cumplimiento de los deberes que les corresponden.

  No dudo de la sinceridad acompañada del hartazgo en la intención de la gente que se siente defraudada por un sistema en el que esperan ilusamente que les solucione todos sus problemas; pero no podemos desconocer el error de poner su esperanza en el objeto y en los sujetos equivocados.

  ¿No teníamos los católicos valores no negociables que nos marcaban la pauta de lo que no se podía apoyar en las elecciones? Sin embargo hoy los mismos católicos practicantes pero relajados en sus costumbres, prefieren recurrir a concesiones hechas aún con algunas graves transgresiones a la ley de Dios con el objeto de conseguir un gobierno más honesto, o en el caso concreto, un poco menos deshonesto. O sea, se pretende usar el anillo de Saurón para luchar contra Saurón. A los problemas intrínsecos de la democracia se los pretende solucionar con más democracia.

  Mucho me temo que todo esto que está pasando forma parte de un plan perfectamente coordinado para generar un descontento general que sumado a las grandes crisis económicas y hasta conflictos bélicos que se avecinan, lleven a la gente a aceptar mansamente el Nuevo Orden Mundial como señalaba en mi artículo anterior. N.O.M. que termine con la democracia democráticamente, es decir con pleno consenso de la humanidad, por paradójico que parezca; síntesis perfecta de la dialéctica judaica globalista. E insistiendo en este punto, síntesis que no puede ser otra que la que entronice a la suprema maldad en la cúspide del poder mundial, el único y personal Anticristo.

  Lamentablemente cuando la gente se aleja de Dios, siendo seres esencialmente espirituales, necesitan confiar en algo más poniendo iguales fuerzas. Y así endiosaron a la democracia; diosa traicionera que hasta el día de hoy sigue prometiendo la felicidad terrena trayendo sólo caos. Sin embargo como la más adictiva de las drogas, mientras más daño produce, más dosis piden sus seguidores. Eh ahí la causa de todos estos males.

  La diosa democracia requiere relativizar lo absoluto y absolutizar lo relativo, y lamentablemente eso hoy se enseña en el corazón de la Iglesia como forma de tolerancia a la que erróneamente se denomina misericordia.

  Si no volvemos a las esencias, si no entendemos que es ridículo decir que creemos en Dios sin creerle a Dios, sino ponemos nuestra confianza sólo y exclusivamente en quien es el Alfa y el Omega, Principio y Fin de todas las cosas, difícilmente alcancemos lo único que realmente importa: la vida eterna.



Augusto


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

domingo, 23 de agosto de 2015

Septiembre 2015 ¿Colapso financiero global? Signos de los tiempos - Augusto TorchSon


Nota de A.T.: Agradeciendo las muchas muestras de apoyo y afecto que recibí con motivo de mi despedida del blog así como los pedidos de que continúe con el mismo, decidí que en los próximos tiempos voy a realizar algunas publicaciones hasta que lo considere prudente pero reduciendo la frecuencia de las publicaciones. De aprobarse la ley de censura que motivó mi decisión, tendré que proceder al cierre del mismo como había anunciado, por lo que estoy guardando los emails que me mandaron como contacto en vista de otras alternativas.


Septiembre 2015 ¿Colapso financiero global? Signos de los tiempos

  Muchos escritores a los que seguimos y que respetamos se refirieron oportunamente a la imposición del Nuevo Orden Mundial y a sus presupuestos, así como al advenimiento del Anticristo y las condiciones necesarias para que esto suceda. Siendo situaciones concurrentes, a veces se refirieron a ellas por separado, a veces conjuntamente. Sin embargo, muchos de estos escritores hoy parecen desconocer lo que con tanta claridad analizaron o previeron. Así lo que se analizó con mucha lucidez, llegado el cumplimiento de lo que anticiparon, hoy rechazan la correspondencia con lo que ellos mismos señalaron a pesar de estar en perfecta consonancia con sus previsiones, y aun hasta superando las mismas. Alguien podría decir que tiene que ver con el temor pero parece más razonable considerar que se fueron acostumbrando tanto al trabajo de relajamiento de las costumbres de la reingeniería social globalista que terminaron por relativizar su propio razonamiento. La historia de la rana calentándose  en agua caliente que llegado el momento de reaccionar termina hervida. Esto no es privativo de escritores sino de mucha gente que creía y sostenía idénticos argumentos pero que hoy sostienen que lo que antes consideraban como inminente, llegado el momento y cumplidos los presupuestos, consideran que en realidad es algo que tiene que suceder en un futuro y no muy cercano. Insisto, esto no es temor sino por acostumbramiento.

  Se sigue rechazando el mal que estas situaciones conllevan, pero se aprende a convivir con ellas hasta el punto de perder absolutamente la capacidad de asombro y con ella la de reacción.

  Lo cierto es que los acontecimientos en el mundo y específicamente dentro de la Iglesia, superaron ampliamente las muchas y razonables previsiones que se hicieron respecto a los postreros tiempos de la humanidad. Esto desde las previsiones humanas ya que en lo que hace a las profecías, especialmente las contenidas en la Revelación Pública (Sagradas Escrituras), las mismas se están cumpliendo con exactitud.

  En estas circunstancias surgen muchas informaciones que prevén para el mes de septiembre un colapso financiero global que podrían implicar un cambio radical en el mundo como hoy lo conocemos. Y me detengo especialmente en un video cuyo extracto subtitulado agrego a continuación:


  En el mismo, Jeff Berwick, menciona que cada siete años, se produjeron en la historia contemporánea acontecimientos que sacudieron al mundo, siendo estos perfectamente planificados. Atribuye la elección de estos períodos a una tradición judaica según la cual cada 7 años Dios impuso un año sabático. Todo esto parece a los ojos de la mentalidad racionalista de muchos como completamente descabellado, sin embargo, al ver el video y observar a la número uno del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde hablando en una conferencia de prensa sobre el mágico número 7 y su importancia en la numerología y hasta su implicancia religiosa, ¿cómo seguir considerando que estamos hablando de ciencia ficción? Estas cuestiones no deberían resultar extrañas para quienes conociendo y habiendo estudiado a la Masonería a la que pertenecen las elites mundiales, saben que la misma tiene sus fundamentos esotéricos en la cábala judaica. Y sabiendo esto, les resulta difícil relacionar el accionar de estos dueños del mundo siendo consecuentes con sus satánicas creencias religiosas.

  Lo que resulta sin embargo incuestionable son los hechos, y en la versión completa del video (vista en inglés en el blog Ultimostiempos.org)  se documentan los mismos que en períodos de 7 años se produjeron e implicaron cambios globales; y ya que las élites mundiales gobiernan por medio de las altas finanzas, no nos hace falta más que observar un poco los acontecimientos actuales para considerar que lo que propone el mencionado video no es algo que pueda ser irrazonable. Esto no implica tomar lo expuesto como profético, más sí considerarlo como algo más que probable.

  La devaluación de la moneda China y sus implicancias en las caídas de las bolsas del mundo entero, la consiguiente devaluación de la moneda brasileña que afecta a todas las economías regionales; el anuncio de la Reserva Federal (FED) sobre el aumento de tasas para septiembre o diciembre; la caída del precio del petróleo a niveles considerados insostenibles para los países productores; la renuncia del cipayo personaje Tsipras después de comprometer a Grecia contra todo lo que había prometido, que como demostré en mi artículo, más que traidor a su patria es un fiel y simple empleado de la plutocracia judaica; la tensión militar entre los países de la OTAN contra Rusia; los ejercicios militares a gran escala que llevan a cabo EEUU y Corea del Sur, aumentando la tensión entre éste último y Corea del Norte; la destrucción de Ucrania; el polvorín que es hoy todo Oriente Medio con la amenaza musulmana extendiéndose por todo el mundo; y las convulsiones internas que se están dando alrededor del mundo entero, EEUU incluido; son todos temas terriblemente actuales que no pueden dejar de considerarse. Los rumores de guerra anunciados por Nuestro Señor para los tiempos finales parecen haber llegado a su punto más álgido. A todo esto tenemos que agregar el pedido de Bergoglio en su eco-encíclica de un gobierno mundial a instancias de la ONU, para proteger el planeta, coincidiendo con la afirmación de Obama al señalar que el mayor enemigo de la actualidad es el “cambio climático”, tesis sobre la cual no hay ningún consenso en el mundo científico. Todo lo que después de una gran crisis mundial, puede llevar a la gente a aceptar y hasta pedir un Nuevo Orden Mundial por medio del cual renunciemos a nuestros principios, tradiciones, fe, y en definitiva, a nuestra libertad por un poco de seguridad. Esa denominada gobernanza, promotora de todos los antivalores condenados por el cristianismo, está hoy institucionalizada en el mundo entero de hecho, esperando el momento para serlo de pleno derecho. El ámbito religioso está casi completamente preparado con el sincretismo bergogliano que está sumando adhesiones en los falsos cultos de todo el planeta: renunciar a la verdad en pos de la “paz”. El irenismo canonizado en la pseudo-iglesia para trocar la Gracia como salvífica por el humanismo masónico.


  Probablemente el mes próximo no pase nada, tal vez sea el principio de una gran crisis; pero lo que no podemos dudar es la inmensa e irreversible decadencia espiritual en la que ha entrado el mundo entero, por lo que no caben otras armas para el combate de la misma que precisamente las espirituales.

  El relato de la destrucción de Sodoma y Gomorra dejando Dios a salvo sólo algunos miembros de una familia en dos ciudades, o el relato de Noé, salvando sólo a una familia del mundo entero, parecen hoy como improbables y hasta metafóricos a la hora de considerar que Dios pueda hacer otra purificación; esto aunque las circunstancias puedan ser aún peores que la de aquellos tiempos y encima para preparar a la humanidad para el regreso con toda majestad y gloria de Quién es Dios,  junto con el Padre y el Espíritu Santo, Nuestro Señor Jesucristo.

  Sin pretender poner fechas a la Parusía, ni siquiera a la aparición del Hombre de la Iniquidad, si podemos analizar los acontecimientos a la luz de la inspiración Divina; para las cuales con toda confianza podemos también acudir a las intervenciones de Nuestra Madre Celestial en la Historia, por las cuales señaló como inminente y próximos, acontecimientos terribles en el mundo a causa de la inmensa apostasía, especialmente en el corazón de la Iglesia.

  Es momento más que nunca de dejar de buscar la añadidura para concentrarnos en lo esencial, y así prepararnos con confianza para los acontecimientos próximos. Que sea la Esperanza como virtud teologal la que ilumine nuestro transitar por estos últimos tiempos, sabiendo que no son nuestras fuerzas las que nos sostienen sino que es Cristo en quien todo podemos.



Augusto TorchSon


Nacionalismo Católico San Juan Bautista