San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 26 de octubre de 2016

Armagedón - Antonio Caponnetto


  Amigos: hace unos meses, Federico Mihura Seeber dio a conocer su inquietante y significativa obra: "Noticias de ayer, de hoy y de mañana". La misma lleva en la tapa una ilustración de Patricio Marenco, en la que vuelve a regalarnos con su arte católico y argentino. Sobre la base de la lectura del libro de Federico, teniendo a la vista el dibujo de Patricio, que adjunto, y  dolorido por la virtual apostasía eclesial que estamos presenciando, perpetré estos versitos y los comparto, en señal de esperanza:

ººººººººº



Armagedón
  

A los caídos en la batalla de Lutter am Barenberge, para aplastar la herejía luterana
  

No sabemos el día, la hora o el espacio,

nos resulta escondida la fecha y el paisaje,

pero habrá una batalla, un asalto postrero,

que será a Tu servicio, lidiando en Tu homenaje.




No sabemos tampoco si las armas del duelo

brotarán de la esquirla, del fuego,de los hierros.

Donde retumben cascos de Tu galope iremos,

nos lleves a una orilla o al filo de los cerros.




Estarás de regreso, cumpliendo Tu palabra,

en la diestra un estoque purificado en llantos

de justos, de leales, del rebaño pequeño,

y a grupas de sus potros te escoltarán los santos.




Te veremos, Señor, como no te hemos visto,

tal cual profetizaste con el son de un plañido,

el lábaro flameando, las mesnadas pujantes,

el campamento en vela sobre el Monte Megido.




Los de Gog y Magog  probarán su artería

fundida en las tinieblas, crepitantes de averno,

entonces el celaje se partirá de un tajo

y bajarás ecuestre, arrollador y eterno.




¿Dónde irán los traidores de la Cruz y la Sangre,

adónde los perjuros de la recta doctrina,

qué refugio de sombras, de negrura y de abismos

hospedará al indigno de la silla petrina?




Confirma nuestra Fe, para no defraudarte,

las aguas bautismales confírmanos al alba,

revalida en nosotros la fuerza de los héroes,

tu espaldarazo danos, Señor, porque nos salva.




El temblor se disipa, sabiendo que acaudillas

un ejército invicto transfigurado en  grey,

con vivac en el cielo, la gracia por vanguardia

la muerte derrotada, vivando a Cristo Rey.





Antonio Caponnetto




Nacionalismo Católico San Juan Bautista

11 comentarios:

  1. GOGlio ya es tildado de profeta del antiCristo, desde luego que no hay nada igual en muchos siglos en Roma, postconciliar ya bordado apostata y heretico de la masonada vaticanal VÍA LOS JESUITAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dejá de echarle la culpa a los jesuitas tarambana

      Eliminar
    2. A esa panda de dementes apostatas mundanizantes masoniles marxistoides, responsables de gran parte de toda la miseria Demolitio Romae, les espera una buena en los infernos, creen los masoniles ex-catolicos que el Satán los va a tratar de un modo especial, sí... el Lucas de Ecca un ejemplo tipico.

      Eliminar
    3. http://catapulta.com.ar/?p=1755
      "confesando" en un shoping... y no son jesuitas.
      esto es una burla del demonio.

      Eliminar
  2. El historiador, apologeta católico, profesor universitario y escritor argentino Antonio Caponnetto atesora una notable calidad poética, de la que, una vez más, dan fe estos versos, este "Armagedón".


    Tras leerlos, me ha venido a la mente un libro del también argentino Eduardo Azcuy, ya fallecido, publicado hace más de 10 años en España por Acción Cultural Cristiana: "Juicio ético a la revolución tecnológica". En esta ensayo, que envejece muy bien, como los buenos vinos, el ensayista argentino advierte sobre ese "subproducto" que es la poesía postmoderna (o al menos gran parte de la misma), decadente, nihilista, "hecha de pastiches, naderías, trizaduras e injertos", afectada por un individualismo feroz, por un neopaganismo de anchas tragaderas delicuescente o evanescente, por un escepticismo egocéntrico radical travestido de ateísmo o de agnosticismo y siempre de fragmentarismo postmoderno.


    Toda esa poesía vacua, que es la imperante en Canarias con jóvenes autores tan laureados como Pedro Flores, Federico J. Silva, Tina Suárez, vamos, la mayoría de autores insertos en el pensamiento postmoderno y neopagano imperante -ni que decir que estos sujetos, "próceres" de la palabra en el mundillo de las letras, se llevan todos los premios literarios, no dejando ni las migajas- no es la del Dr. Antonio Caponnetto, a la vista está.


    El poeta Caponnetto sitúa delante de su musa, de su estro poético, la exhortación de san Pablo: "Ay de mí si no evangelizara". Por su parte, los tan laureados jóvenes poetas postmodernos se mueven única y exclusivamente en las aguas de la increencia, el neopaganismo, la postmodernidad negadora o conculcadora de los grandes relatos, especialmente el Reinado Social de Cristo entre estos.


    Si Caponnetto anhela ser testigo-poeta de Jesucristo y de su obra en la Iglesia y en la Historia, los poetas postmodernos sueñan con las glorias de un Parnaso en el que no hay ni rastro de Cristo; solo quedan residuos, fragmentos, rescoldos de poderosos fuegos, trozos rotos de antiguos relatos de sentido a los que ya no es posible otorgar el crédito que siguen encerrando estas palabras de Emmanuel Mounier: "Hay fidelidades por las que vale la pena entregar la vida".


    Fidelidad que es esta, según lo que apuntan los versos de Antonio Caponnetto: "El misterio de Cristo, que es el único salvador de la humanidad. Y el misterio de su Iglesia, llamada a difundir en el mundo la obra salvífica de Cristo. Y fidelidad que esta, según adonde apuntan las "infidelidades" de los poetas postmodernos: vacío de sentido, ausencia de Dios, vacío de Dios, escepticismo radical, rebeldía contra Dios...


    En esta hora de apostasía radical en el mundo entero, que cada quien elige su "fidelidad": o con Cristo o contra Cristo.


    ResponderEliminar
  3. Libro editado por la Iglesia Católica en 2013, para hermanar a católicos y protestantes.
    En el encuentro que tendrá lugar a finales de Octubre, se aplicarán todas las medidas descritas en dicho libro. Entre ellas la eliminación de la transustanciación. Por lo tanto ya no habrá presencia real de Cristo en la Eucaristía para todos los que adopten dicha medida bergogliana.
    Se acerca el Cisma y posterior persecución a los verdaderos católicos.
    del conflicto a la comunión.indd
    www.vatican.va/.../rc_pc_chrstuni_doc_2013_dal-conflitto-alla-comunio...
    22 oct. 2013 - Del conflicto a la comunión. Conmemoración Conjunta Luterano-Católico Romana de la Reforma en el 2017. Informe de la Comisión ...

    Comentario: Página 72 nº 154...
    Comprensión común de la presencia real de Cristo
    154.
    Tanto luteranos como católicos pueden afirmar en conjunto
    la presencia real de Jesucristo en la Cena del Señor: «En el
    ssacramento de la Cena del Señor, Jesucristo, verdadero Dios
    y verdadero hombre, está presente total y enteramente, con
    su cuerpo y su sangre, bajo los signos del pan y del vino»
    (Eucaristía 16)
    16). Esta declaración en común afirma todos los
    elementos esenciales de la fe en la presencia eucarística de
    Jesucristo sin adoptar la terminología conceptual de «transus-
    tanciación». De esta forma, católicos y luteranos entienden
    que «el Señor exaltado está presente en la Cena del Señor,
    een el cuerpo y la sangre que él ofreció, con su divinidad y su
    humanidad, mediante la palabra de promesa, en los dones del
    pan y del vino, en el poder del Espíritu Santo, para su recep-
    ción mediante la congregación»
    52
    .

    •SAN JOSÉ Mª ESCRIVÁ DE BALAGUER SOBRE LA TRANSUBSTANCIACIÓN EUCARÍSTICA

    "DE LAS CARTAS CAMPANADAS" de Escrivá de Balaguer: «Si se le quita la Transubstanciación a la Misa... Esta palabra es de una importancia capital, porque al suprimirla se omite la Presencia Real y deja, por tanto, de haber Víctima. ¡No dejes de emplear esa palabra! ¡Transubstanciación! Los niños no la entenderán y tú tampoco, pero no importa: ¡Empléala! ¡Empléala! No sólo molesta a los nuevos herejes... Al que molesta mucho más es al demonio.» (Tertulia 16-VI-1971)


    •SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO SOBRE LA ABOLICIÓN DE LA EUCARISTÍA

    “El Diablo siempre ha buscado privar al mundo de la Misa por medio de los herejes, (uno de los principales fue Lutero) constituyéndolos precursores del Anticristo, cuyos primeros esfuerzos consistirán en abolir el santo sacrificio del altar y, según el profeta Daniel [VIII, 12], como castigo a los pecados de los hombres, esos esfuerzos serán fructíferos: «Sobre el sacrificio perpetuo fue instalada la iniquidad, y se echó por tierra la verdad»”.

    ResponderEliminar
  4. Así es, los protestantes creen que la comunidad hace a la presencia de Cristo en el pan que reparten en la santa cena como le llaman ellos. Pero ese pensamiento también se pasó a la nueva misa.

    ResponderEliminar
  5. [¿Cuándo nació? En el anti-concilio ¿Quién proclamó al mundo su nacimiento? Montini/Pablo VI. ¿Dónde se escenifica esta realidad? A diario en la falsa misa coram/populo,




    en la que se suprimió el ofertorio de la Hostia del Sacrificio que sería después el Cuerpo de Cristo y en su lugar se pone en ‘estado de oblación’ “los frutos de la tierra obtenidos con el trabajo del HOMBRE”





    He traído estas citas que aunque conocidas tienen el mérito de estar reunidas. Son relativas a la proclamación de la “Iglesia del Hombre”.]

    Sin embargo la secta apóstata surgida del anti-concilio Vaticano II no dobla su rodillas sino ante el hombre, tal como ellos mismos dijeron en la clausura del conciliábulo: ha nacido la iglesia conciliar, la iglesia ecuménica, la iglesia del culto al hombre.
    Citas de Montini, alias Pablo VI, sobre su doctrina “del culto al hombre”:


    Pablo VI, Discurso, 7 de febrero de 1971: “¡Todo el honor al hombre!”
    Pablo VI, Discurso, 1 de agosto de 1969: “…no os dejéis desanimar por los obstáculos y dificultades que surgen constantemente; no perdáis la fe en el hombre”.
    Pablo VI, Mensaje, 25 de marzo de 1971: “el hombre, a quien todas las cosas de la tierra deben estar relacionadas como su centro y corona”
    Esto es una blasfemia. Pablo VI estaba aquí citando la herejía del Vaticano II.
    Pablo VI, Audiencia, 10 de enero de 1972: “Desde las exigencias de la justicia, señores, sólo se puede obtener a la luz de la verdad, esa verdad que es el hombre…”
    Esto significa que el hombre es la verdad.
    Pablo VI, Discurso, 11 de abril de 1973: “…siempre ansiosos de salvaguardar, por encima de todo, la supremacía del hombre…”
    En su Discurso del ángelus, 27 de enero de 1974, Pablo VI habló positivamente de: “…el culto del hombre por el bien del hombre”

    Pablo VI, Discurso, 15 de febrero de 1974: “…como vuestra excelencia ha recordado con razón: que el objetivo final es el hombre…”.
    Pablo VI, Discurso, 29 de diciembre de 1968: “El misterio cristiano que descansa sobre el hombre…”
    Pablo VI, Discurso del ángelus, 20 de julio de 1969: “Nos haría bien meditar sobre el hombre…”
    Pablo VI, Audiencia general, 28 de julio de 1971: “¡La dignidad del hombre! Nunca seremos capaces de apreciarla y honrarla lo suficiente”.
    Pablo VI, Discurso, 4 de septiembre de 1968: “Los temas que hoy preocupan a la religión, sea católica o no católica, todos convergen desde todas las direcciones sobre un tema central, dominante, a saber: el hombre. ‘Según la opinión casi unánime de los creyentes y de los no creyentes por igual, todas las cosas en la tierra deben estar relacionadas con el hombre como su centro y corona’”
    Pablo VI, Mensaje del ángelus, 26 de septiembre de 1973: “Estamos extasiados de admiración por el semblante humano…”
    Pablo VI, Discurso, 16 de octubre de 1976: “…si el Evangelio es para el hombre, nosotros como cristianos somos completamente para el Evangelio”
    (Nótese que sólo dice que somos para el Evangelio si el Evangelio es para el hombre.)
    Pablo VI, Discurso, 4 de diciembre de 1976: “… por encima de todos los condicionamientos ideológicos, la grandeza y dignidad de la persona humana debe surgir como el único valor que hay que promover y defender”
    Pablo VI, Mensaje de navidad, 25 de diciembre de 1976: “Honremos a la humanidad caída y pecadora”.
    Pablo VI, Discurso, 10 de junio de 1969: “Porque en última instancia no hay verdadera riqueza sino en la riqueza del hombre”.

    https://moimunanblog.com/2016/08/27/la-iglesia-del-hombre/

    ResponderEliminar
  6. por el Padre Leonardo Castellani

    - ¿Qué habéis ido a buscar al desierto? No a los charlatanes o a los figurones de la ciudad; sino a un Profeta; y por cierto el mayor de los Profetas. O sea, la Verdad no estaba en la ciudad, sino en el desierto de Bet-Shedá; en un hombre malvestido y que hablaba poco y decía pocas cosas y cosas duras y amenazadores. No decía como los Saduceos, sabios, filósofos y hombres cultos: “esta nación anda muy bien y estamos por fin en plena democracia”, sino: “Un gran castigo se cierne sobre esta nación: el hacha está ya puesta en la raíz…”. Y como predicar males no tiene ningún provecho si no se sabe el remedio, añadía: “Este hombre que pasa allí, ése es la Salvación; pero es también el que tiene en la mano el hacha”. “Ha llegado ya el Labrador, en la mano tiene el bieldo, para aventar la paja y recoger el trigo”.

    La Verdad estaba entonces en el desierto: Juan dijo de sí mismo: “Yo soy la voz que clama en el desierto”. De suyo a la Verdad no le gusta estar en el desierto, pero la obligan a veces, la corren de la ciudad. ¿Quién la corre? La mentira entronizada. A la Verdad le gusta estar en las plazas y comunicarse con todos: “a mí me gusta andar entre los hijos de los hombres”, dice la Sabiduría en el libro de los Proverbios (8, 31), y eso hizo o trató de hacer Cristo –después; entonces la Verdad estaba acorralada. Cuando la Verdad está acorralada en el desierto, entonces se pone brava. No es su lugar, está desplazada; y los que desplazan a la Verdad son criminales.

    Un peronista me dijo el otro día que yo estoy descontento del régimen liberal, y cuando vino un régimen antiliberal, el de Perón, también estuve descontento; parecería que soy descontento por temperamento. Me consuela que Juan Bautista estaba descontento de Herodes, de Pilatos, de Anás y Caifás, de los fariseos y los saduceos; y Jesucristo después, lo mismo. Los dos tenían que refugiarse en el desierto, y si salían del desierto sabían que los iban a matar. Son situaciones en el mundo en que la Verdad está combatida y arrollada y la quieren matar; pero cuando matan al que la dice, la Verdad explota como una tonelada de dinamita y la nación que arrojó de sí la Verdad se mató a sí misma...

    http://www.catolicidad.com/2013/01/la-verdad-esta-en-el-desierto.html

    ResponderEliminar
  7. presten atención a lo que dice sobre Mediator Dei, dice que dicha encíclica da razones sólidas e inapelables para defender el "misal" de pablo sexto....

    los tienen bien atornillados al dogma del conciliábulo en los sitios donde reciben "formación", no sólo en los seminarios como yo creía sino que también veo que esto mismo hacen en las órdenes.
    http://infocatolica.com/blog/notelacuenten.php/1608240323-la-santa-misa-entre-el-incien

    FRAY GUIDO CASILLO OP

    ResponderEliminar
  8. Lamentablemente, por más buena voluntad que le pongamos, el papa se está volcando cada vez más a lo externo que a lo interno de la Iglesia. ¿No hay un San Pablo que, como a Pedro, le haga ver que como sumo pontífice tiene que atender primero a su grey y ver luego por lo que está afuera?

    ResponderEliminar