San Juan Bautista

San Juan Bautista

lunes, 27 de noviembre de 2017

Francisco: “Alguien podría pensar, 'Este Papa es Hereje' ... por decir que ¡Judas Iscariote podría haberse salvado!”


Todos sabemos que el Papa Francisco dice las cosas más desagradables cuando da un discurso guionado, pero no tiene precio cuando habla espontáneamente, sin preparación, porque es entonces cuando su mente anticatólica se revela con mayor sinceridad.

El canal italiano de televisión Novus Ordo TV 2000 estuvo transmitiendo un programa llamado Padre Nostro (“Nuestro Padre”), reflexionado sobre la oración cristiana del Padrenuestro nada menos que con Su Santidad, el Sr. Jorge Bergoglio. Esta conversaciones ahora se han publicado como libro, Quando Pregate Dite Padre Nostro  (“Cuando oren, digan: Padre nuestro”), y el italiano Corriere della Sera acaba de publicar un extracto del mismo. Un blogger de Aleteia ha proporcionado una traducción y contiene bombas explosivas:

El Papa compartió su contemplación sobre el verdadero sentimiento de la vergüenza. Lo hizo poniendo su atención en los destinos de tres personajes bíblicos de la Pasión de Cristo: Pedro, el apóstol que niega tres veces a Jesús y llora su vergüenza “amargamente”; el buen ladrón que se “avergüenza de estar crucificado al lado de un inocente” y el apóstol que entregó a Jesús.

El tercer caso, “el que más me conmueve, es la vergüenza de Judas”, dijo el “Papa”

"Judas es un personaje difícil de entender, ha habido tantas interpretaciones de su personalidad. Al final, sin embargo, cuando ve lo que ha hecho, se dirige a los ‘justos’, a los sacerdotes: ‘He pecado: he entregado a la muerte a un inocente’. Ellos le responden: ‘¿Qué nos importa eso a nosotros? Es asunto tuyo’ (Mateo 27: 3-10). Entonces él se va con la culpa que lo asfixia.

“Pero, hay una cosa que me hace pensar que la historia de Judas no termina allí ... Tal vez alguien podría pensar, 'este Papa es un hereje ...' Vayan a ver un capitel medieval en la basílica de Santa María Magdalena en Vézelay, Borgoña”, expresó.”, dijo.

El Sucesor de Pedro recuerda que los hombres de la Edad Media enseñaban el Evangelio a través de esculturas y pinturas. “En ese capitel, por un lado está ahorcado Judas, pero por el otro está el Buen Pastor que lo carga sobre sus hombros y se lo lleva consigo”.

Reveló que tiene una fotografía de ese capital de dos partes detrás de su escritorio, porque lo ayuda a meditar. Hay una sonrisa en los labios del Buen Pastor, que no digo que sea irónica, sino un poco cómplice, describió.

“Hay muchas maneras de avergonzarse; la desesperación es una, pero debemos tratar de ayudar a las personas desesperadas a encontrar el verdadero camino de la vergüenza, y que no recorran la vía que acabó con Judas.”

Estos tres personajes en la pasión de Jesús me ayudan mucho. La vergüenza es una gracia, dijo el Papa.




No debería sorprender que la única figura pecaminosa en la Pasión de Cristo por la que Francisco tiene más compasión, perdón, “lo conmueva” más, sea la del Traidor.

La secta Novus Ordo tiene una historia de amor con Judas Iscariote, y esto no es por accidente. El caso de Judas molesta en su desfile de la salvación universal (“todos serán salvos”), porque Judas es el único individuo específico que el Nuevo Testamento revela que está entre los condenados. En cierto sentido, entonces, Judas encarna lo que la Secta Novus Ordo quiere borrar totalmente de su conciencia: la realidad del castigo eterno de los malvados en el infierno.

El mismo diablo han relegado con éxito al estado de un mito tonto, un personaje de dibujos animados con una horquilla que nadie debe temer. El Superior General de los jesuitas, el “Padre” Arturo Sosa, recientemente declaró explícitamente que Satanás es solo un símbolo del mal, algo por lo que Francisco, por lo demás tan hablador, por supuesto, no lo criticó, en lo más mínimo.

Esta no es la primera vez que Francis se expresa a favor de la idea de que Judas Iscariote, después de todo, pudo haberse salvado. Por ejemplo, en una entrevista publicada en el Die Zeit alemán en marzo de este año, Francisco insinuó que Judas podría no estar en el infierno, ya que, aunque no pidió perdón, sin embargo se   “arrepintió”. Desafortunadamente, el apóstata argentino olvidó mencionar que el arrepentimiento de Judas no fue de tipo sobrenatural (contrición) y, por lo tanto, no fue capaz de procurarle el perdón. El Iscariote estaba avergonzado y apesadumbrado por lo que había hecho, es cierto, pero murió desesperado, quitándose la vida: “ahorcándose, cayó de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron.” (Hechos 1: 18; ver Mt 27: 5).

En defensa de su tesis, Francisco se refiere a una imagen esculpida en la columna de una basílica medieval francesa que muestra a Judas colgado por un lado y al Buen Pastor que supuestamente lo llevaba, por el otro. Él ya había hecho referencia a esto antes, en un discurso en San Juan de Letrán el 16 de junio de 2016 , donde también habló sobre Judas en el contexto de no juzgar . (Aquí se puede ver un video sobre esto en italiano). La descripción que Francisco tiene en mente es esta:


Es evidente que la figura de la izquierda es Judas Iscariote. ¿Pero qué vemos a la derecha? Si insistimos en una conexión con Judas, entonces todo lo que podemos decir es que alguien está llevando el cuerpo de Judas. El hombre que lo hace no tiene ninguna similitud con ninguna otra representación de Cristo, y no lleva el bastón de pastor. Simplemente es Francisco el   que dice que es el Buen Pastor.
Otra rareza es la afirmación de Francisco de que el "Buen Pastor sonrie. ¿Realemente? No se ve que sea así. Y lo peor, es que Bergoglio dice que esta sonrisa es "un poco cómplice", ¿cómplice de qué? Solo hay una posibilidad: ¡cómplice del crimen de Judas de traicionarlo! ¡Esta es otra blasfemia contra nuestro Divino Redentor! Para Francis, sin embargo, esto no es más que un desafío para el curso.

¿Pero realmente sabemos que Judas está en el infierno? ¿Podemos estar seguros?
Nosotros sí podemos. A este respecto, repasemos la evidencia, parte de ella de los labios sagrados de nuestro Señor mismo:

Porque el Hijo del Hombre se va tal y como está escrito de Él; pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Mas le valiera no haber nacido. (Mc 14:21)

Mientras estaba con ellos, los guardé en tu nombre. Los que me diste, yo los guardé; y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que se cumpla la escritura. (Jn 17:12)

Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál escoges de estos dos, 25 Para que tome el oficio de este ministerio y apostolado, del cual cayó Judas por transgresión, para irse a su lugar. (Hechos 1: 24-25)


Así vemos que divinamente se revela que Judas Iscariote está en el infierno, y que su duda o negación constituye una herejía. Entonces, Francisco tiene razón al temer que algunas personas puedan creer que es un hereje por dudar de que Judas esté condenado. Él es un tipo bastante astuto, ¿no?

El Magisterio Católico, por supuesto, también ha hablado sobre el destino del Traidor:

Algunos se sienten atraídos por el sacerdocio por la ambición y el amor a los honores; mientras que hay otros que desean ser ordenados simplemente para que puedan abundar en riquezas, como lo prueba el hecho de que a menos que se les confiriera algún beneficio rico, no soñarían con recibir las Ordenes Sagradas. Es a estos que nuestro Salvador describe como mercenarios, a quienes, en palabras de Ezechiel, se alimentan a sí mismos y no a las ovejas, y cuya bajeza y deshonestidad no solo ha traído gran deshonra al estado eclesiástico, tanto es así que casi nada es ahora más vil y despreciable a los ojos de los fieles, pero también terminan en esto, que no obtienen ningún otro fruto de su sacerdocio que el derivado a Judas del Apostolado, que solo le trajo la destrucción eterna.

(Catecismo del Concilio de Trento , "Los Sacramentos: Ordenes Sagradas" ; subrayado agregado)


Judas, un apóstol de Cristo, “uno de los doce”, como tristemente observan los evangelistas, fue llevado al abismo de la iniquidad precisamente por el espíritu de codicia de las cosas terrenales.

(Papa Pius XI, Encíclica Ad Catholici Sacredotii, n. 49)


Sea lo que sea lo que esa columna en la Basílica de Santa María Magdalena en Vézelay pueda estar representando, ciertamente no está sobre la Revelación Divina o el Magisterio Católico. ¡Pero es increíble ver lo rápido que Francis puede descubrir la Edad Media!

Francisco se ha revelado una vez más como hereje y blasfemo, ¡verdadero miembro de la Sociedad de Judas!





Nacionalismo Católico San Juan Bautista


2 comentarios:

  1. Jorge Bergoglio se conmueve con la avaricia judía, que vendió a Cristo por treinta monedas. ¡Viva el Becerro de Oro Judío!

    ResponderEliminar
  2. Resulta más que obvio que Bergoglio no es lo que se dice un Papa católico en sentido ortodoxo. Más preciso sería decir de él que es un Antipapa usurpando la silla de Pedro. Puede pasar. Todo esto, sin embargo, con su interés, no arregla nada la situación actual. ¿Habría que esperar a un hipotético Concilio Vaticano III para "limpiar los trapos sucios"? Tal vez no sea esa la cuestión. Pero entre medias, ¿qué ocurre con todas las almas de "fieles católicos" arrastrados a los fuegos del infierno por el hereje en cuestión? ¿Qué ocurre realmente con toda la masa de perdición sumida en la sumisa audición de este infame papanatas masón?

    Otra cuestión: ¿dónde está AHORA MISMO la Iglesia Católica? ¿Se puede hablar ya de una REMANENTE escondida en las catacumbas?

    Preguntas sumamente escurridizas.

    ResponderEliminar