San Juan Bautista

San Juan Bautista

lunes, 9 de julio de 2018

Anathema sit Bergoglio - Alejandro Sosa Laprida


Miles Christi

Textos completos en cuatro idiomas


« Los más astutos enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero Inmaculado, le han dado a beber ajenjo, han puesto sus manos impías sobre todo lo que para Ella es más querido. Donde fueron establecidas la Sede de San Pedro y la Cátedra de la Verdad como luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la abominación de la impiedad, de suerte que, golpeado el Pastor, pueda dispersarse la grey. ¡Oh, invencible adalid, ayuda al pueblo de Dios contra la perversidad de los espíritus que lo atacan y dale la victoria! [1] » León XIII.


Introducción - 2
1. El homosexualismo no es condenado sino « integrado » - 4
2. El laicismo va en el sentido de la « Historia » - 6
3. Iglesia y Sinagoga, una misma dignidad - 9
4. Herejías caracterizadas - 12
5. Destrucción del matrimonio y abolición del pecado por la falsa misericordia - 16
6. El mundialismo, la ecología y la encíclica Laudato Si’ - 25
7. Blasfemias espeluznantes - 32
8. Apoyo al islam y a la inmigración musulmana en Europa - 40
9. Francisco, Teilhard de Chardin y el panteísmo - 45
10. Francisco, paroxismo del ecumenismo conciliar - 56
11. La cuestión de la pena de muerte - 61
12. Hacia un gobierno mundial - 64
Conclusión - 69

« Los más astutos enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero Inmaculado »[2]

  Introducción

Hablar de Francisco podría resultar no sólo un ejercicio desagradable sino, sobre todo, peligroso, y esto por una doble razón, concerniente al pasado y al futuro. En lo relativo al pasado, existe el riesgo de concentrarse excesivamente en su persona y de olvidar, por ello, de dónde proviene la crisis actual, que, en lo esencial, no es asunto de Bergoglio, ya que él no ha hecho más que exacerbarla y llevarla hasta sus últimas consecuencias. En lo referente al futuro, el riesgo es el de perder de vista el sentido de esta crisis espantosa, quedando en cierta manera prisioneros de la presente pesadilla y olvidando que, si Dios la permite, es para hacer mejor resplandecer la gloria de Nuestro Señor cuando Él se digne intervenir para castigar a los malvados, recompensar a los justos y restaurar todas las cosas.

El primer riesgo consiste entonces en perder de vista la perspectiva global y en sobreestimar a una persona en detrimento de un sistema del cual ella no es sino una pieza intercambiable. El segundo, más grave aún, reside en el debilitamiento de la virtud teologal de la esperanza, olvidando que Nuestro Señor ya ha vencido el mal y que nosotros tendremos parte en su victoria, por la gracia de Dios, si permanecemos fieles a Él.

He aquí porqué me esforzaré primeramente en demostrar, en referencia al pasado, que los errores bergoglianos se originan en el Concilio Vaticano II. En segundo lugar, en referencia al futuro, y para no ser presa del desaliento, trataré de destacar el aspecto escatológico de la crisis actual, recordando, al decir de San Pablo, que « Dios dispone todas las cosas para bien de los que lo aman » (Rm. 8, 28). Y que el pleno desenvolvimiento del misterio de iniquidad, incluso « en el lugar santo » (Mt. 24, 15), es permitido por Dios para hacer brillar aún más su triunfo al tiempo del Juicio de las Naciones, el glorioso Dies Irae en el que será destruido el imperio del mal.

Corruptio optimi pessima, la corrupción de lo mejor es lo peor que pueda darse. La mayor autoridad moral de la tierra puesta al servicio del mal y de la mentira resulta necesariamente el principal factor de acción revolucionaria en el mundo. Como lo dije antes, esta obra de iniquidad no es exclusivamente fruto de Francisco, ya que él abreva en la fuente envenenada de Vaticano II, de la cual es el más reciente de los propagadores. Pero es cierto que, con él, la revolución en la Iglesia ha alcanzado un nivel inédito, ha efectuado un auténtico salto cualitativo, haciéndose  omnipresentes el error y la mentira, la blasfemia y el sacrilegio, los que se manifiestan ya con tal desvergonzado impudor y con un tan frenético recrudecimiento, que vuelven irrespirable la atmósfera espiritual.

A casi tres años y medio de pontificado[3], la obra de devastación perpetrada por Francisco supera lo imaginable: necesidad de una conversión ecológica; pedido de perdón a los « gays » por haber sido « discriminados » por la Iglesia; construir una « nueva humanidad » a través de la « cultura del encuentro »; la Iglesia y la Sinagoga poseen la « misma dignidad »; María y la Iglesia tienen « defectos »; Lutero no se equivocó con la doctrina de la justificación; los Estados católicos son incompatibles con el sentido de la « Historia »; los musulmanes son « hijos de Dios »; la pena de muerte para los criminales es « inadmisible »; la especie humana « se extinguirá » algún día; no existe un Dios católico; la multiplicación de los panes no tuvo lugar; Dios se sirve de la evolución y no hace « magia »; el matrimonio cristiano no es más que un « ideal »; transmitir la fe en el lenguaje de los luteranos o de los católicos es « lo mismo »; la Iglesia en el pasado tuvo « comportamientos inhumanos » pero gracias al CVII aprendió el « respeto » hacia las otras religiones... La lista es interminable[4].

Este estudio no se propone ser exhaustivo (pero, ¿cómo podría serlo, sin adquirir proporciones enciclopédicas?): sólo tiene el modesto objetivo de pasar someramente revista a las principales aberraciones y estragos consumados por este hombre idolatrado por los medios de comunicación del sistema y adulado por todos los enemigos de la Iglesia. Las iniquidades de este pontificado son de una tal amplitud e indecencia que no puede uno dejar de exclamar con el salmista:

« ¡Levántate, Juez de la tierra! ¡Da a los soberbios el pago de sus obras! ¿Hasta cuándo, Señor? ¿Hasta cuándo triunfarán los malvados? ¿Hasta cuándo hablarán con arrogancia y se jactarán los malhechores? » (Sal. 94, 2-4)

Atención, Francisco: la medida está colmada...




[1] Extracto de la Súplica a San Miguel Arcángel, contenida en el Exorcismo contra Satanás y los otros ángeles apóstatas, publicado en las AAS de 1890, p. 743: http://www.vatican.va/archive/ass/documents/ASS-23-1890-91-ocr.pdf  y en el Ritual Romano de 1903, p. 227: http://saintmichelarchange.free.fr/exoleon.htm - https://materinmaculata.wordpress.com/2014/09/20/exorcismo-completo-de-leon-xiii-latin-espanol/
[3] El artículo fue escrito en agosto de 2016.
[4] Para mayor información sobre las innumerables herejías y blasfemias de Francisco, se pueden consultar los libros Tres años con Francisco: la impostura bergogliana y Cuatro años con Francisco: la medida está colmada, publicados por las Éditions Saint-Remi en cuatro idiomas (castellano, inglés, francés e italiano):
Al igual que el libro Con voz de dragón. Francisco: ¿Vicario de Cristo o Precursor del Anticristo?, publicado por Cruzamante en 2017:
https://www.catolicosalerta.com.ar/bergoglio2018/con-voz-de-dragon-tapa-y-contratapa.pdf                                                                         


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

11 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias, Augusto! Un saludo muy cordial en Cristo y María.

    Paso enlace al archivo pdf del extracto en castellano:

    https://moimunnanblog.files.wordpress.com/2018/07/extracto-castellano-corregido.pdf

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/7/18 16:52

    Amenazaron a una médica que practicó un aborto a una nena de 11 años violada
    empezó la técnica de autovictimización propia de los sionistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se ve la relación con el artículo...

      Eliminar
    2. Entónces bórrenlo y listo, que quiere que le diga que lindo artículo?
      pues apesta a bergoglio, mi opinión se le dejé varias veces, el peor desastre ya lo hicieron los anteriores desde roncalli.
      bergoglio es un payasito que está despertando a los neocones pero ¿quién puede despertar a los neocones acerca de los putos anteriores que engañaron a muchos más que bergoglio?lo de bergoglio es una nonada al lado de los anteriores.

      Eliminar
    3. Porque tienes la visión obscurecida.

      Eliminar
    4. Ve al oculista.

      Eliminar
    5. Estimado Señor: En numerosos pasajes del artículo he dejado constancia de que la principal responsabilidad de la presente crisis eclesial corresponde al dúo JXXIII-PVI y a su maligno CVII, sin tampoco olvidar a los falsos "conservadores" JPII y BXVI. He aquí algunas citas a modo de ejemplo:

      Hablar de Francisco podría resultar no sólo un ejercicio desagradable sino, sobre todo, peligroso, y esto por una doble razón, concerniente al pasado y al futuro. En lo relativo al pasado, existe el riesgo de concentrarse excesivamente en su persona y de olvidar, por ello, de dónde proviene la crisis actual, que, en lo esencial, no es asunto de Bergoglio, ya que él no ha hecho más que exacerbarla y llevarla hasta sus últimas consecuencias.

      He aquí porqué me esforzaré primeramente en demostrar, en referencia al pasado, que los errores bergoglianos se originan en el Concilio Vaticano II.

      Como lo dije antes, esta obra de iniquidad no es exclusivamente fruto de Francisco, ya que él abreva en la fuente envenenada de Vaticano II, de la cual es el más reciente de los propagadores.

      Y es preciso constatar, sobrecogidos de estupor, que desde Juan XXIII, todos los papas conciliares han apoyado este perversísimo proyecto, convirtiéndose ellos también, nada menos que los supuestos Vicarios de Nuestro Señor Jesucristo en la tierra, en los más fervientes partidarios de las Naciones Unidas y de los Derechos Humanos, en agentes obsequiosos del humanismo anticrístico y en serviles lacayos de la Sinagoga.

      El motivo por el cual me he permitido transcribir todas estas citas de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI en un estudio consagrado a Francisco es para que no se pierda de vista que Bergoglio no es más que un eslabón de una larga cadena de penetración de las ideas gnósticas en la Iglesia. El último, el más chocante y escandaloso, el que osó quitarse la máscara con un descaro a toda prueba, exhibiéndose tal cual es, en toda su fealdad y su malicia diabólica, pero que no habría podido hacer nada si el trabajo de zapa metódico de infiltración modernista no hubiera sido efectuado en todas las áreas de la vida eclesial desde hace más de medio siglo por todos y cada uno de sus antecesores…

      Eliminar
  3. Si la Iglesia conciliar es apóstata, si estamos en una situación "terminal y apocalíptica", entonces, ¿qué debemos hacer los laicos? ¿Abandonar la Iglesia? ¿No participar en las misas modernistas?¿Dejar de pertenecer a las cofradías católicas?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo, vive su pasión, a semejanza de la que en su momento vivió su Divino Maestro. Cristo había advertido a sus discípulos en Getsemaní: "Velad y orad, para no entrar en la tentación". Con la gracia de Dios, apoyados en los dones del Espíritu Santo -principalmente los de inteligencia y fortaleza-, de la mano de la Ssma. Virgen María, Madre de la Iglesia y Madre nuestra, debemos permanecer al pie de la Cruz, sabedores de que, tras la pasión y la muerte, viene la resurrección... Abordo someramente este asunto en la conclusión del artículo.

      Eliminar
    2. Anónimo12/7/18 08:20 vaya a la misa que este cerca de su casa, si es de la fraternidad de Lefebvre MEJOR. Siga recibiendo los sacramentos que todavía Dios obra a través de ellos, eso sí instrúyase sobre el modernismo y no escuche las homilías porque la mayoría de los curas la tienen impregnada hasta el tuétano. Por supuesto que la neo misa transmite otra fe pero aún se consagra y puede comulgar, haga buenas comuniones que son muy reparadoras. Hay que ir con todas esas prevenciones. Ni modo es el desastre que nos dejaron los nefastos roncalli monitni wxtila y cia. Lo de bergoglio es una pavada al lado de esos. Y aprovechemos que todavía se consagra pues NS le dijo a una vidente que llegaría un momento en que cambiarían de tal modo la consagración que ya no podría bajar a las especies. Los modernistas y neocones tienen maniatado y amordazado a Jesucristo como en el Galli Cantu.

      Eliminar
  4. Anónimo dijo...
    Bastante documentado el artículo. Esto del Concilio me parece un escándalo. No lo sabía. He leído ahora la "Divini Redemptoris" de Pío XI y la he comparado con la Gaudium et Spes, y claro, el silencio sobre el comunismo es vergonzoso. Dado el compromiso de Juan XXIII con la URSS, es tremendo. Me pregunto cómo ha sido posible que el Vaticano haya beatificado a Juan XXIII.

    Un dato interesante: El Vaticano, a través del Cardenal Noé, reconoció el año 2000 que el cuerpo de Juan XXIII NO ESTÁ INCORRUPTO en razón de un milagro, sino de un proceso moderno de momificación de sus restos y la inyección de ciertas sustancias para mantenerlo en conservación. Y sin embargo, cuando fui a Roma en una peregrinación del grupo católico al cual pertenezco se nos presentó el cuerpo de Juan XXIII como prueba de su santidad. Eso es pura y lisamente mentir.

    Les he envíado la noticia y la conferencia de prensa del cardenal Noe por si les interesa publicarlo en algún momento.

    Daniel Figueras

    5 de diciembre de 2008, 13:21
    http://reaccioncatolica.blogspot.com/2008/12/el-trgico-silencio-del-concilio-frente.html

    https://eccechristianus.wordpress.com/2014/04/17/el-pacto-de-metz/

    ResponderEliminar