San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 31 de marzo de 2019

Oveja sarnosa y oveja descarriada – Gustave Thibon





Esta parábola de la oveja descarriada. Cristo habla del pecador como de un ser desviado (en el sentido etimológico de la palabra), pero no podrido interiormente. Una oveja descarriada está intrínsecamente tan sana como una oveja del rebaño. Esta concepción hace del pecado un mal exterior en gran parte al hombre: el pecador anda por mal camino, pero sus miembros siguen sanos, le basta cambiar de dirección para ser curado. En otras palabras, una oveja descarriada no es una oveja sarnosa. El retorno de la primera regocija el corazón del pastor, pero la presencia de la segunda infecta el rebaño. Aquí, la caridad cambia de aspecto, la piedad hacia el rebaño exige a la vez la búsqueda de la oveja perdida y la expulsión de la oveja sarnosa. Por eso, Cristo nos enseña al mismo tiempo, según el grado de penetración y de fatalidad del pecado en el hombre, a absolver o arrojar al pecador. Hay que buscar la oveja perdida, perdonar al hijo pródigo, etcétera, pero también hay que saber amputar un miembro podrido: si tu ojo te escandaliza...


Estas dos categorías de pecadores aparecen a cada instante en el Evangelio: los que permanecen distintos del pecado (Zaqueo, la mujer adúltera, Magdalena, la Samaritana), y que pueden ser salvados, y aquellos a quienes el pecado ha devorado el alma, que se hacen uno con el pecado (los fariseos) y que ya están condenados.



Gustave Thibon – “El pan de cada día”



Nacionalismo Católico San Juan Bautista


7 comentarios:

  1. Decía Santo Tomás: Nadie puede permanecer sin pecado por mucho tiempo sin el auxilio de la gracia. Por lo que necesitamos de Dios para permanecer sin pecado y poder ser salvados. La teología natural que llega al conocimiento de Dios como Primer Motor inmóvil de Aristóteles por las cinco vías que demuestran la existencia de Dios no es ya una religión ni se puede decir que se conoce a Dios. Saber que Dios es el Primer Motor inmóvil es solamente conocer un Dios apartado de la Creación. Ahora, es necesario que Dios se de a conocer para llegar a conocerlo por revelación, nosotros que estamos en el orden natural no podemos acceder al orden sobrenatural o divino sino por una gracia de Dios hacia nosotros. Dios se da a conocer a un Pueblo por medio de enviados y, en último término, por su Hijo anonadado y hecho hombre, Jesucristo, para que conociendo al Hijo podamos conocer al Padre y ser salvos. Las religiones humanas son torres de Babel construidas por los hombres para ser como dioses y, por lo tanto, profesarlas son pecado frente a la única religión verdadera. El demonio también trató de instruir al Pueblo de Dios, por lo que si bien las Sagradas Escrituras son Palabra de Dios, desde su permanencia en Egipto parte del Pueblo de Dios fue instruido por el demonio en distintas religiones falsas y culto a los ídolos en un proceso que tuvo como máxima representación la cábala.

    ResponderEliminar
  2. La cábala es el compendio de las falsas religiones enseñadas a los hombres por el demonio. En ella, se parte de la Nada o En soft o Ain Soft, como el budismo y muchas religiones parten de la Nada y del caos y de ella surge un dios que no es el Dios católico que era eterno y perfecto sino un dios que contiene cierta nada. El tema del mal en una teología satánica o terrenal es importante porque se lo trata de confundir con el bien ya presentando en Dios dos lados: uno bueno y otro malo, ya dándole ser al mal, ya permaneciendo el mal pero cubriéndolo Jesucristo como en el protestantismo. El mal para el catolicismo es privación de ser y puede un ser tener mucho ser y ser malo también por privación de Fin, o sea, no estar ordenado en última instancia a Dios y esto es también privación de ser o ausencia de ser. Al enseñar las falsas religiones que los seres emanan de dios y no que son creados por Dios de la nada que no está en Dios como señala el catolicismo, se les da a todos los seres la misma naturaleza divina con mayor o menor perfección y si hay una previa Nada a la presencia de dios todas los seres son, a la vez, buenos y malos, si bien establece la cábala que en última instancia están los demonios de todas las emanaciones o sefirot, como lo primero fue la Nada, la destrucción o privación de ser que intentan los demonios lleva a restablecer la primera Nada, o buscan ocupar el lugar de los tres primeros sefirot (que según la cábala cristiana sería el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo) o considerándose los demonios superiores a Dios afirman corresponderle su lugar en el principio o en la Nada anterior a Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3/4/19 10:18

      No existe la tal cábala cristiana.

      Eliminar
  3. No sabemos cuál es el pensamiento de los demonios pero sí sabemos lo que les enseñan a los hombres y ello es la rebelión contra el verdadero Dios de Israel. Adán y Eva hicieron alianza con el demonio cuando por el pecado original quisieron ser como dioses por medio de la desobediencia, aceptando la posibilidad de enfrentar a Dios y darle muerte, los pecados que siguieron prepararon la muerte de Cristo en la Cruz, o sea, el deicidio de los hombres cometidos por sus pecados porque todo pecado es contra Dios, en primer lugar, todo pecado mortal preparó la muerte de Cristo en la Cruz o lo confirmó después por lo que Jesucristo carga con los pecados del Mundo porque los pecados del Mundo se dirigen contra Él. El demonio atacó a Jesucristo tentándolo, trató que desobedeciera al Padre, de destruir el Amor entre Ellos, y por lo tanto de destruir a Dios, tal vez, para apoderarse de su naturaleza divina porque son tres las Personas divinas pero una sóla es la naturaleza divina o, tal vez, pensó que dando muerte a Dios podía acceder a la Nada que considera la cábala que es previa a Dios, lo cual es falso. Después, trató el demonio de destruir a la Iglesia y las distintas religiones hicieron lo mismo primero se buscó la apostasía por el martirio pero, luego, se buscó infiltrar la Iglesia por la masonería con teologías y filosofías modernas que tenían algo en común con la cábala.

    ResponderEliminar
  4. El demonio busca destruir la Iglesia desde dentro con aparente buenos modales con una Contraiglesia que busca generar dentro de Ella la misma idolatría y apostasía final que el Pueblo de Israel, se puede leer en las cartas a las siete Iglesia del Apocalipsis de San Juan que son las siete Iglesias que se dan en la historia hasta la Iglesia de Laodicea o del fin del Mundo cómo Dios reprende a esas Iglesia y cómo están muy lejos de obedecer correctamente a Dios. El demonio ataca a Cristo, quiere que Cristo decida entre la Creación, el Mundo, la Contraiglesia o Dios. Quiere destruir lo católico pero el fin último es tentar a la Iglesia y tentar a Dios para dividir y dar muerte a la Iglesia y a Dios. Pero la Iglesia no resiste la tentación sino que se apoya en las palabras de que las puertas del infierno no prevalecerán sobre Ella cuando debería escuchar las palabras dichas a la Iglesia de Laodicea, de la misma manera que los judíos después de la muerte de Jesucristo se defendían repitiendo: maldito el que pende del madero. La Iglesia no es Dios, la Cabeza de la Iglesia es Dios pero la Iglesia no es Dios, la Iglesia celestial no son los hombres sino que son los santos en tanto injertados en Cristo, pero los santos no son Dios. La Iglesia administra la gracia no la facilita, la administra porque la gracia no es de la Iglesia sino de Dios y viene de arriba, no la facilita porque no es algo que Ella pueda libremente decidir cuándo darla y cómo darla sino que el cuándo y el cómo ha sido establecido por Dios. La Iglesia es asistida por el Espíritu Santo pero no es el Espíritu Santo. La Iglesia es Santa, Una, Católica, Apostólica y Romana pero no es Dios. La tentación del demonio a la Iglesia es hacerla creer que Ella es Dios o es como Dios y puede decidir sobre lo que está bien y está mal. La Iglesia terrenal o militante no será eterna será destruida en el Apocalipsis y sólo sobrevivirá la Iglesia celestial.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3/4/19 09:41

    Las puertas del infierno según los padres se refiere o aplica a la boca de los herjes.

    ResponderEliminar