San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 17 de noviembre de 2021

La pelota no se mancha - Eldel van Dherin

 

LA PELOTA NO SE MANCHA

 

Se presentaba ayer nada menos que en la sala San Pio X, el partido de fútbol entre el equipo del Papa “Fratelli tutti” y el representativo del World Rom Organization que tendrá lugar el domingo 21 de noviembre en el estadio de Lazio.

Este acontecimiento había sido ya anunciado por Vatican News el 10 de este mes de noviembre y promovido con bombos y platillos.

Describe la noticia que “El objetivo del partido es recaudar fondos para apoyar el proyecto “un calcio all´esclusione (una patada contra la exclusión) promovido por la diócesis de Roma para fomento de la inclusión de los gitanos y personas más vulnerables”

Este evento ha sido encomendado al Consejo Pontificio de la Cultura, que seguro no debe tener nada que hacer, y a propuesta de la WRO con sede en Zagreb.

Sigue informando la agencia oficial del Vaticano, que el equipo del Papa está compuesto por “guardias suizos, empleados del Vaticano, hijos de empleados, sacerdotes que sirven en la Secretaría de Estado, la Curia Romana y la Pontificia Academia Eclesiástica” (cualquier semejanza con el kirchnerismo, es pura casualidad).

En el mismo equipo se incluyen algunos jóvenes migrantes y uno con síndrome de Down, que seguro el Papa los enviará al banco de suplentes, esto es opinión nuestra, y si la cosa no viene bien, ni entran…

Por último, se informa que formulada la iniciativa, ésta fue aceptada inmediatamente, total en la Iglesia no pasa nada importante, el mundo está perfecto y caminamos hacia la Parusía en tiempos felices y sin dramas. Nada de institutos científicos, conferencias reafirmando la doctrina tradicional, defendiendo las verdades de la Fe, persiguiendo al error. Nada de eso, sino que como refería un viejo dirigente: Qué lindo que es el fulbo pibe….”

No obstante ello, estos acontecimientos nos inspiran para presentar nuestra propuesta de un nuevo encuentro deportivo a disputarse en el verde césped (sintético ahora no sea cosa que la Madre Tierra se sienta afectada y el hermano pasto herido en sus fibras más íntimas por la agresión que pueden ocasionarles los botines de los futbolistas) en el ejercicio del noble deporte del balompié, con un equipo propio que iría a jugar contra los muchachos de Fratelli tutti.

La cosa sería más o menos así.

La primera cuestión a resolver es la del nombre. Un viejo maestro me sugería “Divini Redemptoris” o “Quadragessimo anno”. Otro compadre prefería “Aeternis Patris” o “Divini Illius Magistris”. De mi parte me inclinaba por “Libertas praestantissimus”, pero recibí la objeción de la barra brava a la que se le complicaban las rimas de los cantos en la cancha y por otro lado, la mayoría son del conourbano bonaerense y no pronuncian las “s” habitualmente.

La segunda cuestión es la relacionada con la formación del equipo. No es fácil en estas épocas enfrentarse a Frattelli tutti, de modo que tiene que estar bien compuesto.

Sería un esquema de 4-3-1-2 bien defensivo contra los ataques progresistas del oponente y con laterales que vayan al frente a pesar de las sanciones que puedan llegar de las autoridades oficiales.

Con el 10 no habría problema. Tienen que ser la manija del equipo, sabio, creador, capitán y con coraje suficiente. Debe ser Mons. Schneider.

El gran problema que se nos plantea son los wines, ya que entre los amigos no hemos encontrado ningún zurdo (por supuesto y gracias a Dios), de modo que ambos irán por la derecha y podrían ser Mons. Burke por un lado y para que vean que tenemos verdadero espíritu de inclusión, el otro es el Card. Sarah.

Dejamos en claro que los intentos por incorporar algún judío han sido en vano ya que todos ellos decidieron jugar para el equipo del Papa.

En cuanto al árbitro, para demostrar nuestra buena Fe, aceptamos que sea Héctor Oscar Brea, aquel conocido como Willian Bou. 

Willian Bou.

Arbitro corrupto de Titanes en el Ring

 

En orden a las camisetas, pensamos que como se trata de la inclusión de los gitanos, Fratelli llevará estampada la cara del Gitano Juárez, aquél gran jugador de Platense o del Gitano Ivanoff de Titanes en el Ring o en el mejor de los casos, la de Sandro que fue el verdadero en Argentina.

Nos dicen fuentes confiables que las autoridades vaticanas han descartado lisa y llanamente llevar la cara del “Pelé” aquél gitano que concurría a la Adoración nocturna en Barbastro en plena guerra civil, el que se cuestionaba públicamente, por qué no se podía rezar el Rosario por la calle y que se convirtiera en mártir al caer bajo las balas asesinas del bolchevismo en la España de 1936.

Ceferino Giménez Malla “El Pelé”. Fusilado por los comunistas en Barbastro.1936


Para concluir, digamos que estarán presentes en el encuentro el Cardenal Gianfranco Ravasi, Presidente del Consejo Pontificio de la Cultura; Monseñor Benoni Ambarus, Obispo Auxiliar de Roma; el Presidente del Lazio, Claudio Lotito, y el capitán Ciro Immobile.

Esto es francamente curioso.

Imaginamos que Francisco no debe tener idea que el equipo de Lazio hace unas semanas contrató a Romano Florniani, bisnieto del Duce, Benito Mussolini. Este hecho que ha sido piedra de escándalo para el stablishment zurdito que maneja los medios de comunicación deportiva, sobre todo, no fue tenido en cuenta por los organizadores evidentemente, más a sabiendas que además, se trata de una institución vinculada pasionalmente al Fascismo. Baste recordar a Di Canio saludando con el brazo en alto a los tifosi de las Aguilas.

Paolo Di Canio, jugador de Lazio haciendo el saludo fascista después de un gol a la Roma


O no se enteró su Santidad o quien organiza el encuentro no le dijo. En ese caso, quien sea el responsable, que vaya preparando las valijas y un pasaje a Samarcanda a la comunidad de indígenas filipinos radicada allí y que no conocen el idioma y que disponga su corazón para ser “misericordeado” y pensar que es para la santidad de su alma y el bien de la Iglesia.

 Por otro lado, nos preguntamos una vez más: ¿Qué sugestivo esto de la inclusión no? 

Ciertamente que quienes se atreven a defender la buena doctrina, la vera tradición, la liturgia sacra, la vida virtuosa, el martirio, las vocaciones y muchos etcéteras más, son los verdaderos excluidos de esta nueva iglesia que nos intentan imponer e incapacitados de hablar o actuar, bajo las más terribles penas.

Ejemplos nos sobran y son demasiado conocidos y dolorosos.

Quede claro que no nos interesa en lo más mínimo que nos incluyan en estos proyectos oficiales. Dios nos guarde de ello. Simplemente nuestro compromiso es seguir firmes en la brecha, como me dice un sacerdote amigo siempre, porque sabemos a ciencia cierta que nuestro fin no está en las cosas del mundo, tal como nos han enseñado nuestros mayores.

Hacemos nuestras, como siempre, aquellas palabras de José Antonio en el Teatro de la Comedia en Madrid el 29 de octubre de 1933: “…Nuestro sitio está afuera, aunque tal vez transitemos, de paso, por el otro. Nuestro sitio está al aire libre bajo la noche clara, arma al brazo y en lo alto las estrellas. Que sigan los demás con sus festines. Nosotros, fuera, en vigilancia tensa, fervorosa y segura, ya presentimos el amanecer en la alegría de nuestras entrañas”.

El proyecto dice, reiteramos, “Un calcio all´esclusione” (una patada a la exclusión). Para nosotros debiera llamarse “Un calcio all´huevone” una patada en otro lado.

 

Ojalá algún día el Papa repita las palabras sabias del Diego: Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

 

Eldel van Dherin



 

3 comentarios:

  1. No hay que preocuparse en seguir jugando dentro de la "impostura religiosa". Es preferible huir de allí para no ser cómplices.

    ResponderBorrar
  2. Y siguen, despues de casi 9 años, casi una decada, perdiendo el tiempo con el antipapa "Francisco"?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Por Dios ya nueve años ... yo me quedé en el séptimo y me pareció una enormidad de tiempo... o sea y Ratzinger todavía vive....jo jo jo parece un chiste.

      Borrar