San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 21 de febrero de 2013

¿Podemos negar que vivimos la gran apostasía de 2da de Tesalonicences? - Por Augusto TorchSon

Infocatólica actualizado el viernes, 22 de febrero de 2013
Piden «respetar la decisión de la mujer afectada»
  Los obispos alemanes aprueban el uso de píldoras del día después en caso de violación siempre que no sean abortivas
  La Conferencia Episcopal Alemana aprobó ayer jueves la prescripción de «píldoras del día después» en hospitales católicos para mujeres víctimas de violación «partiendo de la base de que sus principios sean no abortivos, sino antinconceptivos». Los obispos hacen referencia a la existencia de nuevas píldoras que contienen principios activos alterados que, en principio, no provocarían el aborto en caso de que se hubiera dado la concepción. Los obispos confían en que las instituciones católicas se atendrán a este requisito teológico y moral. «En cualquier caso», añaden, «ha de respetarse la decisión de la mujer afectada».
 
 Todas las píldoras anticonceptivas tienen potenciales efectos abortivos, pero la píldora del día después tiene como único efecto el abortivo porque impide la anidación del embrión ya formado, entonces podrán decir que todavía no es embarazo pero ya existe un embrión y por lo tanto una vida independiente de la madre y de la forma de concepción.

  Con esta terrible noticia confirmamos la cercanía a la Parusía que tanto aterra a los católicos modernos en vez de sentirla como un signo esperanzador.”Quien anhela la libertad, la justicia y la paz puede cobrar ánimo y levantar la cabeza, porque se acerca la liberación en Cristo” (cf. Lc 21, 28)

  La vida confortable del católico moderno hace que no solo nieguen las profecías apocalípticas por los tormentos descriptos como dolores de parto, sino más bien porque su apego a los bienes materiales, les genera una completa imposibilidad para imaginarse un paraíso que no sea el terrenal. Así  la gente que conozco de movimientos que se dicen conservadores y sin embargo están estrechamente relacionados con todos los gobiernos corruptos  del mundo occidental, enseñan en sus reuniones secretas (las tienen a pesar de la condena eclesiástica al secretismo), que hay que pensar en positivo y leen libros de autoayuda en los negocios ya que completamente impregnados de las ideas calvinistas y judaicas, pretenden que la muestra de que Dios está con ellos, está dada por sus riquezas materiales.

  Este luteranismo del que tanto saben los alemanes los condujo a separarse de las enseñanzas del magisterio de la Iglesia y de la Biblia misma al exigirle hace un par de meses al Santo Padre, que consensue con ellos el volver a darle la comunión a los divorciados y vueltos a casar. En esta libre interpretación bíblica de los "príncipes" de la Iglesia alemana, llegaron como en el caso de la diócesis de Friburgo a adelantarse a la “democrática decisión que esperan del Papa” y ya le suministran sacrílegamente la Santa Eucaristía a los divorciados que viven en pecado mortal.

  Cabe recordar que el teólogo de la liberación, que pusieron a cuidar la fe en el Vaticano, viene de la diócesis de Friburgo.

  Sin asustarnos sino más bien levantando nuestras cabezas decimos  “Adveniat Regnum Tuum”

  Trabajando para que Cristo Reine

  Augusto TorchSon


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

No hay comentarios:

Publicar un comentario