San Juan Bautista

San Juan Bautista

lunes, 23 de septiembre de 2019

Carta abierta a Fernando Moreno y a quienes les quepa el sayo - Antonio Caponnetto



Fernando:

                          Vengo de estar el fin de semana en la ciudad de Mendoza, donde por la gracia de Dios pasé momentos  gratísimos, disertando entre jóvenes y adultos amigos.


                           Ya en casa, y tratando de poner al día los papeles, me topo, (con una mezcla de pesadumbre y de náusea), ante una nota titulada “Los Cruzados virtuales, o el perfil de una mentalidad binaria” (aquí), que obviamente conocés.


                            Este suelto contiene tres infamias gravísimas. La primera que se me alude de un modo particularísimo e individualizante, sin el coraje de mencionárseme con nombre y apellido. Tiene un calificativo inevitable esta conducta: ignominia.


                            La segunda infamia es que nadie se hace responsable de esas líneas difamatorias, escudándose el repugnante escriba en el Centro de Estudios Universitarios Leonardo Castellani, con el que siempre he mantenido las mejores relaciones, y de cuyos miembros visibles no puedo sino predicar encomios; así como ellos lo hicieran conmigo, generosamente, en cada una de las oportunidades en que viajé a Santa Fe. Este modo peculiar de la infamia también tiene su calificativo. Se llama vileza.


                             La tercera infamia, claro, la más obvia cuanto gruesa, es el contenido mismo del panfleto, preñado de tantas bajezas, sofismas, contradicciones  y embustes, que temo seriamente por las almas del que lo redactó primero, y luego de quienes lo secundaron dándole difusión y respaldo. También tiene su calificativo esta actitud innoble, y se llama abyección.


                              Como en los días previos a la difusión de este mamarracho te has constituido públicamente, mitad en portavoz y mitad en defensor de las opciones político-electorales adoptadas por el Centro de Estudios Castellani. Es más, como es de público dominio tu adhesión al llamado Frente NOS, así como tu alegato en pro de que el mencionado Centro Castellani, del que eres un referente peculiar, respalde a aquél Frente en las venideras elecciones de octubre, es que te mando esta misiva con carácter directamente interpelatorio y conminativo.


                               1) Quiero saber, en síntesis, qué parte de responsabilidad y/o de aquiescencia te corresponde en el armado de esta triple infamia.  De lo que me digas, comprenderás, dependerá el curso futuro de nuestra antigua amistad.


                                2) Quiero saber asimismo (y por eso te anticipo que haré circular esta carta entre quienes considere pertinente) si están contestes en rubricar esta indignidad, aquellos miembros del Centro Castellani, que el pasado 5 y 6 de julio co-ausopiciaron, llenos de loable caridad, unas conferencias mías, presentándome entonces su Presidente, el señor Leandro Blázquez, con palabras ponderativas, confiriéndome el rango de maestro emulable y plausible. Pongo de testigo de cuanto afirmo a la calificada concurrencia que asistió a tales conferencias santafecinas.

                               No cabe en ninguna logicidad sana pensar que, en menos de dos meses, quienes me llevaron a disertar –y entre otros temas, sobre el mismísimo Padre Castellani que da nombre al Centro- considerándome públicamente un ejemplo edificante, den a luz ahora un libelo de repudio a mi persona, a mi obrar y a mi pensamiento. Con el agravante de que tal libelo es de una artería inusitada y de una melifluosidad feminoide.

                               No cabe en ninguna logicidad sana, asimismo, que quienes, en virtud del conocimiento de mi trayectoria, han tenido la magnanimidad de subrayar mi actuación de larga data a cara descubierta, me categoricen ahora entre los “fantasmas que se esconden detrás de un teclado”, librando la batalla desde “un claustro virtual”. O que se quejen de una supuesta “agresión inesperada y  traición”, cuando es exactamente esto lo que se ha cometido conmigo.

                                 Me asiste la esperanza y hasta la legítima ilusión de creer en la apocrificidad de esta canallada. Concretamente: que alguien está usando tramposamente el sello del Centro Castellani para borrar con el codo lo que hasta ayer –ayer nomás- escribieron con mano limpia y decente sus integrantes.

                                3) Quiero por último saber, en virtud de lo antedicho, y de la larga amistad que nos viene uniendo, qué papel tendrás, como referente destacado, insisto, del Centro de Estudios Castellani, en el repudio a esta abyección que se ha consumado, o si te asumirás públicamente como su mentor o cooperador. U otorgarás callando.


                                 Me he dedicado -con un esfuerzo intelectual que sólo Dios sabe- a probar la perversión de la democracia, para llevar alguna lumbre a los confusos. Pero de confirmarse la triste sospecha de que  esta declaración haya salido nomás del Centro de Estudios Leonardo Castellani, ya no necesito ahondar en ninguna prueba racional. Tengo ante mí la angustiante y aflictiva evidencia de la magnitud de esa perversión.  Por encolumnarse electoralmente tras un ex empleado del siniestro Macri y de una señorona herética que no trepida en contemporizar con aborteras y lesbianas, han sido capaces de denigrar a aquellos a quienes se tuvo siempre por amigos, camaradas y maestros.



                                 Espero en Dios que todo esto sea un disgusto pasajero y fugaz, un simple malentendido, y que vuelva a unirnos la confianza, el afecto hondo y las muchas verdades esenciales compartidas, más allá de las diferencias que siempre supimos tener con caballeresca reciprocidad.

                                 Antonio Caponnetto

                                 Domingo 22 de septiembre de 2019.



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

47 comentarios:

  1. La verdad es que cuando se publicó el artículo al que hace referencia el Dr Caponnetto no le di importancia y lo pasé de largo. Pero a raíz de esto fui a darle una ojeada, y la verdad es increíble la bajeza en la que cae el grupo Castellani, más aún cuando Antonio no busco nunca la confrontación con ellos.

    ResponderEliminar
  2. Mas claro imposible,totalmente de acuerdo con ANTONIO CAPONNETTO. Son varios los que se dicen nacionalistas, pero en realidad son FALSOnalistas. Vendrían a ser como los que traicionaron al General EDUARDO LONARDI y apoyaron al masón Aramburu.

    ResponderEliminar
  3. El Monje de La Huída23/9/19 21:15

    El Centro Castellani ya dejó en claro, como corresponde, que el artículo en cuestión no está dirigido a la persona del Sr. Antonio Caponnetto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aclaración es una afirmación del confuso, taimado, contradictorio y liberal artículo que publicó al igualmente liberal sacerdote O. Ravassi. Postura que no es la que defendemos ni sostenemos los nacionalistas católicos. No hay ni nacionalismo ni catolicismo liberal.

      Eliminar
  4. Los celos, la envidia, el narcisismo y la vanagloria hacen estragos entre algunos falsos nacionalistas mediáticos de la internet ( ya católicos liberales, ya peronistas ya carlistas prosélitos de hecho de la perversión democrática), enturbiándoles el cerebro y la virilidad. Lo que me cuesta es ver como se puede volver de la ignominia, de la vileza y de la abyección de marras. La ejemplaridad de Antonio Caponnetto, su lucidez y su coraje, siguen iluminando el verdadero derrotero del nacionalismo católico argentino desde lo más alto. Luis Alvarez Primo. Bella Vista.

    ResponderEliminar
  5. Deje de pelear Don Caponnetto, la nota que le molesta está muy bien escrita, hay que aceptar las críticas, vivimos en el siglo XXI, no podemos volver a la mentalidad de siglos atrás.

    ResponderEliminar
  6. Esta es mi respuesta a Antonio, con la cual se dio por satisfecho y aclarada la cuestión personal




    Bella Vista, 23 de septiembre de 2019

    Queridísimo Antonio:
    Acabo de leer hace unas horas la carta dirigida a mi persona. Dada la amistad con que me has honrado desde que yo tuviera apenas 17 años y que jamás fue afectada por las diferencias que tenemos en varias cuestiones (como vos mismo lo has reconocido), sólo voy a contestar de modo breve a tus preguntas, sin entrar en cuestiones colaterales acerca de las cuales podemos hablar personalmente.
    1) Sobre mi responsabilidad y/o aquiescencia respecto de la nota “Cruzados virtuales” del Centro de Estudios Universitarios Padre Leonardo Castellani: tuve conocimiento de la misma el miércoles 18 de septiembre por la noche. Me la enviaron los integrantes de dicha institución para saber mi opinión. Les dije que estaba de acuerdo en lo esencial, tanto por la forma como por el fondo y les hice alguna corrección como por ej. que no usaran la expresión “libertad de conciencia” sino “libertad de las conciencias”. Como la nota no se dirigía directamente a vos pero indirectamente hacía alusión a posturas que has defendido desde siempre, les aconsejé que no la publicaran. Además y como expresé a otras personas, mi experiencia era que contigo podía debatir sobre los más variados temas y aun con importantes disidencias, sin que eso implicara ninguna pelea personal. Y que, aunque ellos estaban en todo su derecho de publicar lo que les pareciera, les aconsejaba que no lo hicieran y que, en caso contrario, fuera fruto de una meditada reflexión y oración. De mi parte, no pensaba hacerme eco públicamente de esa nota. Como previamente yo sí había apoyado su comunicado de adhesión al Frente NOS, escribí unas líneas para defender al Centro de las críticas de algunos ex integrantes del mismo. Eso originó un debate que aún continúa, en el cual me vi obligado a escribir algo sobre vos y tus ideas. Te copio textualmente lo que manifesté al respecto: “La doctrina sobre la inmoralidad de participar dentro del sistema sólo ha sido sostenida por Jordán B. Genta, Antonio Caponnetto y pocos más, cuyos méritos y autoridad son siempre reconocidos por estos dirigentes y amigos santafecinos (…) Si alguien duda acerca de si conozco la obra del Dr. Caponnetto sobre el tema, diré que no sólo la conozco sino que la he leído en su gran mayoría, la he debatido con él y en el segundo tomo de su crítica al Dr. Hernández también refuta mi postura sobre este tema. Refutación que no me convenció pero que no ha significado ninguna ruptura de la amistad con la que me honra desde hace 30 años”;

    ResponderEliminar
  7. 2) Acerca de si los miembros del Centro que hace dos meses te invitaron a dar una conferencia en Santa Fe, confiriéndote el rango de maestro emulable y plausible, rubrican la citada nota: al respecto sólo puedo reiterarte que no estaba dirigida directamente a vos sino a otra persona, aunque indirectamente aludieran a ideas tuyas con las que muchos – no sólo ellos- disentimos, pero que en ningún caso implicaban una descalificación hacia tu persona. Entiendo que más detalles te los ha dado ya el Dr. Leandro Blásquez. De mi parte puede aclarar que, más allá de nuestras diferencias (que son de público conocimiento) acerca de la licitud o no de votar con sufragio universal o de participar en partidos políticos, yo también aclaré que no se te podía aplicar el sanbenito de “cruzado virtual”. Lo que sigue es lo que precisamente escribí dentro del debate: “Yo no soy quién para juzgar a Antonio, que es uno de mis maestros. Pero siempre tuve diferencias por éste y otros asuntos. En el trato personal es amable, generoso, hospitalario, etc. No sucede lo mismo al escribir, aunque en mi caso, al refutar algunas ideas, lo hizo de manera caritativa. Lamentablemente no ha sido igual con otras personas (…) NN: como habrás visto mi crítica a Antonio no cayó en injurias, que no comparto en lo más mínimo. Mi postura doctrinal y prudencial respecto de estos temas la sabe Antonio de mis propios labios. Respecto de la primera hizo una breve crítica en el tomo II de su libro contra Hernández (…) De todos modos insisto en que yo no injurié a Antonio ni puse ningún "like" a quienes lo hicieron. Es más, tampoco difundí el último comunicado del Centro de Estudios Universitarios Padre Leonardo Castellani, con el que concuerdo en lo esencial, pues no me parece prudente hacer pública esa crítica. Y como me pidieron mi opinión al respecto, es eso lo que les dije (…) Lo que yo pueda pensar o decir de Antonio primero se lo digo personalmente y eventualmente después lo publico. Lo contrario me parecería una falta de lealtad. Pero es una decisión personal, dada la relación que yo tengo con él. No juzgo lo que hagan otros, siempre y cuando no caigan en injurias o calumnias (…) El abstenerse de votar por causas patrióticas, por resistencia pacífica al sistema, es uno de los tantos modos de buscar el bien común. De hecho ha sido mi postura habitual en los últimos 15 años, sabiendo que eventualmente podría haber una excepción. Ahora veo que hay motivos para hacer una excepción, pero no pretendo que todos sigan mi propio camino. "En lo necesario unidad; en lo opinable libertad; y en todo caridad", en frase conocida que se atribuye a San Agustín (…) Por lo demás coincido en gran parte con lo que dice el escrito “Cruzados virtuales”, salvo cuando insinúa que los que se oponen a la participación dentro del sistema no están haciendo nada. Actuar en pos de la restauración religiosa, cultural, educativa, etc. es hacer mucho. Pero no somos pocos los que, además, entendemos que hay que actuar también en el orden político, mal que nos pesen las reglas de juego de la democracia moderna, relativista y laicista”;

    ResponderEliminar
  8. 3) En relación a qué papel tendré, como referente destacado, del Centro de Estudios Universitarios Padre Leonardo Castellani, en el repudio a esta nota, o si me asumiré públicamente como su mentor o cooperador o si otorgaré callando: reitero mi apoyo a todo lo que allí hay escrito, con excepción de posibles injurias o calumnias (te reconozco que el escrito lo leí rápido y es posible que si hay algo de eso, no lo haya advertido, pues jamás aprobaría en ningún escrito difamaciones, ni siquiera respecto de mis mayores enemigos, entre los cuales por cierto vos no estás). No fui mentor de dicho escrito. Sí cooperé del modo ya explicado. Por lo mismo, no otorgaré callando ni haré circular públicamente esa nota.
    Esto es todo lo que puedo decir para contestar tus preguntas. He procurado ser absolutamente sincero. Por lo demás, aun habiendo publicado estas cosas con pseudónimo, sabía perfectamente que vos podías enterarte de manera directa o por interpósitas personas acerca de lo que estaba opinando. Pero, como tantas otras veces, no tenía nada que ocultar. Yo también espero que esto quede en un disgusto pasajero y fugaz. Si en algo pude ofenderte injustamente, desde ya te pido disculpas y si, involuntariamente afirmé algo que no es cierto, te pido que me lo indiques y me retractaré de modo público. En todo lo que disentimos, sigo abierto a un diálogo franco y sincero en busca de la Verdad. Y en todo lo que nos une, que es mucho, espero que podamos seguir combatiendo juntos.
    Te mando un fuerte abrazo en Cristo y en la Patria.

    Fernando






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Fernando:
      hace tiempo le sugerí a Antonio que necesitabas una colafización y te ha llegado. Por tu bien espero que la aproveches. Pero tengo dudas al respecto. De los liberales y católicos liberales, se puede decir lo mismo que de los peronistas: son incorregibles. Mientras tanto seguiré sin entender cómo se vuelve de la ignominia, la vileza y la abyección con las que quienes participaron en el burdo escrito del CLC agraviaron gratuitamente a Antonio.
      Si has tenido la suerte de frecuentar a Antonio desde tan temprana edad (dicho sea de paso, el subjuntivo se usa para situaciones hipotéticas o posibles) veo que no has sabido aprovecharlo en lo esencial. Siempre he visto que con desubicación recurrís machaconamente al manido medio de medirte con Antonio, a quien, por un lado, llamás uno de tus maestros, destacando por otro, inmediatamente y como curándote en salud, tus “diferencias”. En realidad, deberías reconocer con docilidad y sin cortapisas, que Antonio vuela infinitamente más alto y ve más hondo que vos y todos los que poblamos el ambiente nacionalista argentino. Decís que estuviste de acuerdo en lo esencial con ese escrito (infame). A confesión de parte, relevo de prueba. Tu apego—poco católico-- a la cuantofrenia democrática no me sorprende, cuando con referencia a la sólida y probada doctrina de la perversión democrática decís “sólo ha sido sostenida por Jordán Bruno Genta, Antonio Caponnetto y pocos más”, como si la verdad tuviera algo que ver con mayorías. Por último, te das un lujito en un escrito destinado en apariencia a pedir disculpas: criticás a Antonio por su presunta falta de caridad en sus refutaciones por escrito. Cuando Antonio recurre a este medio, sabemos que antes trata de evitarlo, pero cuando lo encuentran es la polémica misma, no buscada, la que impone su estilo riguroso, severo y fundado para defender la Verdad.
      Doy gracias a Dios por tener en la Argentina y en el mundo de tradición hispano católica a un hombre con la sensibilidad poética, la finura intelectual, el humor, la caridad, la lucidez y el coraje de Antonio Caponetto, quien también me ha honrado con su amistad.
      En Cristo y en la Patria,
      Luis Alvarez Primo

      Eliminar
  9. Pienso que si son amigos deberían corregirse en lo privado. Caponnetto no se priva de insultar, aunque lo diga con lenguaje fino: ignominioso,vil,abyecto. Ya salió Augusto Espíndola a llamar liberal a Ravasi. Eso no se hace.Que termine esta novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empecé a firmar mis escritos con mi nombre cuando decían que me escondía detrás de un seudónimo, no tengo problemas en manifestarlo como podría hacerlo usted que cuestiona mi afirmación. El escrito es liberal, la conducta de quienes lo realizaron y lo promocionan consecuentemente proviene de liberales. La entrevista de promoción a Gomez Centurión de parte de Olivera Ravassi es un apoyo manifiesto a las posturas liberales del candidato, por lo que resulta claro que el fomento de tales conductas, en forma reiterada, no puede provenir de un antiliberal. Hay gente que se siente orgullosa de serlo, hay otros que lo son y no les gusta que se los catalogue de esa forma, pero lo concreto es que los actos manifiestan claramente la postura de quienes lo realizan habitualmente.

      Eliminar
    2. Tampoco conoce usted si el tema fue tratado en privado.

      Eliminar
    3. Cesar Razuri26/9/19 15:41

      Ravasi se mostró abiertamente liberal al entrevistar a Gomez Centurión. A todas las propuestas de este (ecumenismo y ESI para prevenir embarazos adolescentes y ETS, separacion Iglesia y Estado) el sacerdote asintió con su silencio. Eso es un escándalo

      Eliminar
  10. Néstor Darío Barrios. Paraná 25 de Septiembre de 2019
    Muy buen pedido de aclaración y orden de Antonio Caponnetto. Terrible y espantoso artículo, que tira la piedra y esconde la mano, pega al bulto pero no quiere enfrentar a quienes deberían.. muy poco viril. Espero que, como dice Fernando Romero Moreno que "no estaba dirigida directamente a vos (Caponnetto) sino a otra persona", lo confronten a la luz del día, con lo que los hombres tenemos, a ésa persona. Sino simplemente, no sólo por mínima dignidad, sino también por caridad y prudencia cristiana saquen de circulación semejante mamarracho, que no hace más que daño en las ya confundidas mentes de jóvenes y adultos católicos.

    ResponderEliminar
  11. Pero en qué caso se puede apoyar a un candidato? Nunca? A veces? Ni siquiera en el sentido que lo hizo Castellani?:"....justo que la Iglesia no los desampare en este momento, y ya que Su Eminencia, por razón de su alto cargo no lo puede, al menos yo puedo (sin responsabilizar a nadie) cumplir con este acto de caridad y decencia”[tomado del artículo de Caponnetto "Castellani y la democracia"]

    ResponderEliminar
  12. Preocupemonos por salvar el alma...a estas alturas de los hechos mundiales..es TODO y SOLO lo que debe importar.!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El alma es una teoría filosófica.

      Eliminar
    2. Entonces ud no tiene las tres potencias memoria inteligencia voluntad. Entonces ud es una teoría filosófica y no existe. ¿cómo hizo para escribir esas palabras aquí arriba don de nombre teoría y de apellido filosófica si ud no existe??

      Eliminar
  13. Para Alvarez Primo y a quien le quepa el sayo: lean los pedidos de León XIII para que los católicos participen dentro del sistema, las notas al respecto de San Pío X a los católicos españoles o las consideraciones de Pío XII sobre el régimen democrático. Y después pontifiquen cuanto quieran sobre DSI. Pero no inventen una herejía o un pecado nuevo donde no lo hay. Gómez Centurión es conservador- liberal y católico. Yo lo apoyo por lo primero y lo tercero, a pesar de su moderado liberalismo. No otra cosa autorizaron León XIII y San Pío X cuando católicos de distintos países (EE.UU, Alemania, España, etc) colaboraban con partidos similares, frente a enemigos declarados de la Iglesia y de la Patria. Nadie que conozca mis escritos ni mi modo de pensar desconoce mi crítica al liberalismo católico. Ni mi apoyo a cierta colaboración práctica con liberales de derecha y peronistas ortodoxos, tal como la propiciara en su momento el Padre Meinvielle o Carlos A. Sacheri. Respecto de la diferencia - importante - entre liberalismo clásico anglosajón (con sus errores) y liberalismo progresista francés (mucho más corrosivo) remito a la bibliografía seria que hay al respecto pero también a lo que, a propósito de Tocqueville escribiera en Jauja el Padre Castellani

    Fernando Romero Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cabe el sayo por lo que puedo responder.
      El error terrible de León XIII con el "ralliement" es lo que está defendiendo. Es una innegable contradicción entre lo que escribió profusamente y terminó haciendo. Es hasta hoy criticado no solo por "tradis nacionalistas" sino por gente de posturas más moderadas como De Mattei, entre muchísimos otros. Lea a Jean Madirán por si le quedan dudas, y de paso, la "Diuturnum Illud" del mismo León XIII. Las consideraciones (solo eso) de Pio XII sobre la democracia, son una de las innumerables aquiescencias de ese pontífice con la modernidad, y lo que es peor, su apoyo explícito a los vencedores de la guerra incluso antes de que venzan.
      Remitir a cuestiones "prudenciales" de los pontífices, encima verdaderamente cuestionables, en contra de un verdadero y sólido magisterio, me parece que implica acomodar la cuestión a las necesidades de la disputa.
      Respecto al "moderado" liberalismo de GC que usted dice apoyar, en la entrevista que le hiciera O. Ravassi queda claro que es radical y no como usted lo adjetiva, además de la postura cada vez menos defendible de su candidata a vice, Hotton.
      Castellani, como todos nosotros, tiene un antes y un después, es preciso tomar en consideración sus posturas finales que son las que pueden representar más cabalmente la evolución en su pensamiento, así como la profundización de su sabiduría.
      El escrito en cuestión, promovido ánonimamente por el Centro, así como el apoyo a la partidocracia, encima en esa agrupación tan cuestionable, requiere asumir responsabilidades tanto de grupo como personales, ya que nadie se hizo cargo del mismo o manifestó adhesión completa. De lo contrario deberían distanciarse de la misma manera para no caer en la bolsa en la que el mismo puso a todos.
      El responsable podría asumir de una vez por todas la autoría y defenderlo en cada uno de sus ignominiosas consideraciones para quienes no nos acomodamos a las circunstancias, y demostrar ante Dios que cuando dice Sí es sí, y cuando dice que No es No, en vez de tirar la piedra y esconder la mano. Si está en todo de acuerdo con el escrito salvo las excepciones que menciona, entonces bien podemos considerarlo igualmente responsable.
      Si la cuestión es dejar afuera al Dr. Caponnetto pero cuestionar su postura así como la nuestra en este punto, entonces el mensajero termina siendo más importante que el mensaje para ustedes.
      Después nos cuentan, ya que nos dicen "inmovilistas", que consiguieron con sus concesiones al sistema y con sus marchas en la restauración de la Patria.

      Eliminar
    2. Cesar Razuri26/9/19 15:47

      Gómez Centurión es conservador- liberal y católico. Yo lo apoyo por lo primero y lo tercero, a pesar de su moderado liberalismo
      Eso es elegir el mal menor. Sabemos que malo es, si es el menor, no. ¿Gómez Centurión se declaró a si mismo católico alguna vez? sinceramente no lo se, de todos modos no se comporta como tal. Que es liberal es obvio. Si es conservador, que es lo que quiere conservar?

      Eliminar
    3. Distinguido Augusto Torchson: lo felicito por su excelente blog y le agradezco haberse puesto el sayo que arrojó RM, refutándolo con acuidad y solvencia histórico doctrinal. Sólo me permito agregar lo siguiente:
      A muchos de nuestros católicos liberales, Romeo Moreno incluido, llámense a sí mismos conservadores o nacionalistas , les fascina la política norteamericana, en particular la tradición (liberal) conservadora y la neo conservadora, aunque no comprenden los límites estrictos dentro de los cuales operan en ese sistema oligárquico so pena de extinción inmediata en caso de transgresión, tal como sucedió años atrás a Russel Kirk o a Paul Weyrich, (con quienes tuve trato personal y asiduo) y hoy día al propio E. Michael Jones, amigo personal, sometido a feroz censura en una Republica “democrática” cuyo primer dogma es la libertad de expresión. Ese límite es la herejía americanista (con su severa separación Iglesia –Estado y pretendido modelo político para la Iglesia misma), apalancada por la judeo-masonería desde que fuera denunciada por León XIII en Longuinqua Oceani (1895) y Testem Benevolentiae Nostrae (1899). En el corazón del engendro revolucionario que es la perversión democrática está la decisión judeo-masónica de impedir la “instauración de todas las cosas en Cristo”, así como la negación del dogma “Extra Ecclesiam nulla salus”. Quien no entienda esto, y nuestros católicos liberales no lo entienden, mal puede comprender la perversión democrática en el mundo contemporáneo con todas sus gravísimas consecuencias y la fuerza diabólica que la impulsa: el espíritu revolucionario de los judíos. Este grave asunto no lo entendieron Pío XII ni los pontífices que lo sucedieron. Al respecto todos callaron porque aparentemente no vieron en su momento –asustados por el comunismo—que desde mediados de 1942 y, con fecha de lanzamiento 29 de noviembre de 1953, el Establishment judeo-masónico norteamericano se propuso, sin solución de continuidad hasta la fecha, una guerra doctrinaria llamada "the American Proposition" contra la Iglesia católica para cooptarla y ponerla al servicio de sus planes imperialistas de dominación. Lo cual lograron tras sucesivas conquistas que tuvieron su pico más alto antes, durante y después del Concilio Vaticano II.
      Para profundizar el asunto se puede leer la fascinante y erudita obra de David A.Wemhoff, “John Courtney Murray Time/Life and the American Proposition. How the doctrinal warfare program of the CIA changed the Catholic Church”. Fidelity Press. South Bend Indiana. 2015.
      En Cristo y en la Patria,
      Luis Alvarez Primo

      Eliminar
    4. La democracia yanqui es sin duda el paso lógico y superador de la francesa. Lamentablemente tengo que decir siguiendo a Jean Madirán, que León XIII a pesar de su Testem Benevolentia..., era admirador de la misma y hasta la proponía a Francia como modelo, lo que llevó a este autor a citar al padre Calmel cuando decía que el gobierno de la Iglesia viene a desmentir a menudo la enseñanza de la Iglesia.
      Coincido plenamente con su visión sobre la miopía de los católicos liberales, que no van a abrir nunca los ojos a los verdaderos titiriteros y su espíritu revolucionario como con tanta claridad lo expone su amigo el Dr. E. Michael Jones. Nunca van a entender, como lo señala Jones (del que soy asiduo seguidor), que son el Anti-logos, porque imbuidos por el espíritu del mundo, les hacen el juego ya que buscan victorias terrenas aunque tengan que usar las armas del enemigo; buscan el poder a corto plazo en lugar de la Verdad a largo alcance como decía el hoy tan mal citado Padre Castellani.
      La democracia yanqui a la que tanto admiran los Laje y Marquez y demás amantes de lo foráneo y que también son seguidores de GC (después de haberlo sido de Espert), es el ejemplo más concreto del liberalismo que acepta todo menos la Verdad absoluta, Cristo sin mermas ni contemporizaciones. La tolerancia represiva según la concepción de Marcuse o la paradoja de la tolerancia del también israelita Popper. Y la mala palabra en ese sentido es el nacionalismo, y si es católico, muchísimo peor. Esto porque implica sinónimo de orden a comparación de la democracia que es el desorden por antonomasia en al ámbito político.
      Agradezco su recomendación que voy a tratar de conseguir y lo invito a seguir comentando y si necesita también a publicar en esta página.
      Saludos en Cristo Rey y María Reina.

      Eliminar
  14. Una pregunta: votar en la Argentina (con democracia y sistema de sufragio universal) es pecado para un católico?

    ResponderEliminar
  15. Pero todavía no me contesta mi pregunta Torchson. Qué debo pensar? Abstenerse es no colaborar con el sistema? Cuál sería la resistencia en concreto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo a lo que quiere llegar.
      Respecto de Castellani, lo tomo da él mismo de referencia y le recomiendo sus escritos contra la democracia posteriores a su candidatura siendo joven. Le recomiendo esta lectura: https://www.ncsanjuanbautista.com.ar/2018/12/la-muchedumbre-p-leonardo-castellani.html?spref=bl entre muchos otros escritos suyos al respecto.
      Por otro lado respecto a la resistencia en concreto, ¿cómo responderle a alguien que piensa que el poner un papel en una caja es una acto contrrevolucionario? Hasta empíricamente queda demostrado que las elecciones sirven para "empoderar" a políticos y viciosos.
      ¿Qué corresponde hacer? Predicar la verdad y vivirla. Castellani, Genta, Martinez Zuviría y muchos otros, incluso Caponnetto, padecieron en lo personal y sufrieron terribles limitaciones por mantenerse firmes en sus convicciones. Genta y Sacheri no fueron asesinados por ser activistas ni candidatos de un partido político. Y su testimonio vale mas que un millón de votos.
      No se trata solo de quedarse en la casa o poner el sobre vacío, sino combatir la idea de considerar que algo bueno se puede cconseguir a través de un medio malo. Eso es maquiavelismo y esa conducta es reprochable en cualquier católico que trate de vivir coherentemente su fe.

      Eliminar
  16. El error práctico de León XIII fue obligar a los monárquicos a participar dentro del sistema. Hubo allí abuso de autoridad por parte del Papa. Pero su pedido al resto de los católicos a que participaran dentro del sistema (por cierto, algo también prudencial y opinable) incluía implícitamente una verdad doctrinal: que no es pecado votar o ser elegido bajo sufragio universal ni es inconveniente participar en partidos políticos modernos. Si hubiera sido sólo una enseñanza aislada de León XIII podría descartársela sin más. Pero resulta que la misma no contradecía el Magisterio anterior (el mismo Beato Pío IX no se pronunció de manera definitiva sobre el asunto) y fue propuesta por todos los Papas posteriores, tanto anteriores como posteriores a Vaticano II. Acerca de las intenciones de Pío XII es poco lo que podemos saber. Lo importante es el carácter doctrinal de sus enseñanzas. En cuanto a Gómez Centurión yo no dije que lo apoyaba por su moderado liberalismo sino a pesar del mismo. Y me consta que, cuando se le han señalado errores o ambigüedades en sus expresiones, las ha corregido. Se aplica aquí lo expresado por San Pío X a los católicos españoles: "No sería justo ser de tal manera inexorables por los menores deslices políticos de los hombres afiliados a los partidos llamados liberales que por tendencia y por actitud política sean ordinariamente más respetuosos con la Iglesia que la generalidad de los hombres políticos de otros partidos, que se creyera obra buena atacarles sistemáticamente, presentándoles como a los peores enemigos de la Religión y de la Patria, como a «imitadores de Lucifer», etc., pues semejantes calificativos convienen al «liberalismo doctrinario» y a sus hombres en cuanto sean sostenedores contumaces y habituales de errores y doctrinas contrarios a los derechos de Dios y de la Iglesia, abusando del nombre de católicos en sus mismas aberraciones, y no a los que quieren ser verdaderos católicos, por más que en las esferas del Gobierno o en su acción política falten en algún caso práctico, por ignorancia o por debilidad, a lo que deben a su Religión o a su Patria. Combátanse con prudencia y discreción estos deslices, nótense estas debilidades que tantos males suelen causar; pero en todo lo bueno y honesto que hagan déseles apoyo y oportuna cooperación, exigiendo a su vez por ella cuantos bienes se puedan hic et nunc alcanzar en beneficio de la Religión y de la Patria". Y eso es lo que otras personas y yo estamos haciendo de modo habitual: apoyar a Gómez Centurión y Hotton en todo lo que ellos defienden en favor del bien común, advirtiendo a sus asesores inmediatos acerca de errores o posibles errores en los que hayan caído. Y los resultados han sido mejores de los que esperábamos. Por cierto, no advertir que el liberalismo de Gómez Centurión es moderado al lado del corrosivo liberalismo iluminista propio de la Masonería y de la Revolución Francesa, supone un desconocimiento grave de las diversas tendencias (no todas condenadas por el Magisterio) que existen dentro del liberalismo. Por lo demás, Gómez Centrión ha dicho que el Frente NOS es expresión de una derecha nacional y conservadora, a diferencia de la derecha liberal representada por Espert. Y tanto Hotton como Gómez Centurión han afirmado que el marco axiológico de referencia del Frente NOS es la Doctrina Social de la Iglesia. Lo que es un buen indicador a la hora de promover ciertos valores e identificar posibles errores dentro del Frente. Por lo demás, está claro que nos estamos moviendo más dentro de la hipótesis que de la tesis, dadas las circunstancias propias de la Argentina, aunque sin renunciar al ideal del Estado Católico y de la Cristiandad. El que pueda entender que entienda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.lanacion.com.ar/politica/lavagna-espert-gomez-centurion-candidatos-bienes-exterior-nid2291460
      Ahí está el moderado liberalismo de GC, un patriota se nota. Encima apoya la educación sexual sin "género" para prevenir embarazos, la separación de Iglesia y Estado, y encima su vice de moderado liberalismo se saca orgullosa una sefie con la icónica pareja lésbica y apoyó la agenda de género como diputada.
      Si esos son los moderados me pregunto como serán los radicales.
      Democracia SHOW

      Eliminar
    2. Cesar Razuri26/9/19 20:56

      ...En cuanto a Gómez Centurión yo no dije que lo apoyaba por su moderado liberalismo sino a pesar del mismo. Y me consta que, cuando se le han señalado errores o ambigüedades en sus expresiones, las ha corregido....

      como si alguien encontrara sensato tomar un litro de agua a pesar de que tiene algunas gotas de cianuro.
      Podría indicar alguna corrección que haya hecho Gomez Centurión?

      Eliminar
    3. Cesar Razuri26/9/19 20:58

      ...Por cierto, no advertir que el liberalismo de Gómez Centurión es moderado al lado del corrosivo liberalismo iluminista propio de la Masonería y de la Revolución Francesa, supone un desconocimiento grave de las diversas tendencias (no todas condenadas por el Magisterio) que existen dentro del liberalismo...

      eso es elegir el mal menor, lo cual es contrario a la ley de Dios

      Eliminar
  17. No . Ud no entiende. Nunca dije que poner un papel en una caja sea contrarrevolucionario. Se lo pregunto en serio.De hecho, no he votado. Yo trato de predicar la verdad y de vivirla. Lo que no estoy segura es de que No poner un papel en una urna sea contrarrevolucionario como ud piensa absolutamente.

    ResponderEliminar
  18. No veo que tiene de malo tener parte de los ahorros en dólares ante un proceso habitualmente inflacionario y con la falta de seguridad jurídica que existe hace décadas en la Argentina. Sobre la educación sexual la postura del Frente NOS es que corresponde principalmente a los padres y sólo subsidiariamente a las instituciones educativas, y siempre de acuerdo al Orden Natural y Cristiano. Respecto de las relaciones Iglesia- Estado Gómez Centurión se ha referido a que la Jerarquía renuncie a un sostenimiento económico que, entre otras cosas, la condiciona a la hora de poder criticar con más independencia a los gobiernos de turno. Yo no comparto esa visión y personalmente le entregué el libro que al respecto escribió el Dr. Héctor H. Hernández sobre el tema. Pero es un tema prudencial. En cambio, ha insistido en reafirmar la confesionalidad del Estado en numerosas ocasiones, no sólo con la invocación a Dios como fuente de toda razón y justicia sino con la insistencia en que debemos tener una política "cristocéntrica". Respecto del art. 2 y sus consecuencias, Gómez Centurión nada ha dicho, a diferencia de Hotton quien en su proyecto de libertad religiosa exige mantener el carácter de persona jurídica de derecho público a la Iglesia Católica (con cierta tendencia a exigir una figura análoga aunque no idéntica a los otros cultos, lo que es una postura personal suya, no del Frente) y no ampararse en el derecho civil en materia religiosa para permitir cultos espiritistas, ocultistas, satánicos y demás. Respecto de las "políticas de género" Hotton tuvo una actuación errónea entre 2007 y 2009. Cuando profundizó en el asunto comenzó a cambiar, de allí su oposición al mal llamado "matrimonio igualitario" como a la ideología de género. Y eso fue a partir del año 2010. Por eso insisto: viendo su buena voluntad y/o respeto respecto de la Iglesia y de la Patria, lo prudente me parece apoyarlos en todo lo bueno que hacen y ayudar con correcciones en aquellos temas donde puedan cometer errores por ignorancia o debilidad. No haría lo mismo con enemigos declarados de la Iglesia o de la Patria. ¿No fue esta la postura que tuvieron respecto de Mussolini tanto Pío XI como Pío XII, a diferencia de la que llevaron a cabo con Hitler? Pues aquí sucede lo mismo, con la ventaja de que los laicos no estamos comprometiendo con nuestra acción a la Jerarquía de la Iglesia, sino que actuamos a título personal y no como "longa manus" de ningún Obispo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gómez Centurión fue claro respecto a la ESI cuando fue entrevistado por Olivera Ravassi. El quiere ESI para prevenir embarazos adolescentes y ETS. Hotton aparece en algunos video hablando desde el más profundo liberalismo sobre el matrimonio igualitario, eso es público. Ella sólo se opone a darle nombre de matrimonio a una unión sentimental entre homosexuales.JAMÁS manifestó la.maldad intrínseca de las uniones homosexuales. Es una grosera y radical liberal, defenderla es estar de acuerdo con ella en esas aberraciones

      Eliminar
    2. La cuestión de fondo es la que evidentemente no tiene clara. Al referenciar a Héctor Hernandez me doy cuenta por donde viene la mano.
      Si uno acepta las reglas de juego de la democracia, tiene que asumir las consecuencias. Si se legisla y aprueba el aborto, la pedofilia, la eutanasia y las porquerías que se le ocurran a la judería (a la que nunca van a nombrar sus candidatos), van a tener que aceptarla. Se dirá que es ley y van a tener que obedecer. No se es partidocrático para cambiar las cosas desde adentro, y a la experiencia podemos remitirnos, sino para gozar los beneficios del sistema, o ser devorados por el mismo. Nada se cambió nunca con la democracia salvo profundizar la revolución. Dijo algo Brandolino en lo que le doy la razón, Gomez Centurión en 15 años parece que recién se dio cuenta que Machir y su equipo eran aborteros, prosodomitas y con su Chau Tabú, pervertidores de menores. Y en mi escrito también cuestiono a la doctora en sus yerros (democráticos por cierto)
      Lo de GOmez Centurión, además de la dolarización de su patrimonio, habría que ver cuánto sale realmente un departamento de 550 m2 en San Isidro. En mi Provincia sale $1000 el m2 con lo que ese solo departamento saldría más de 25 millones. Pareciera que la gente que lo está apoyando, y combatiendo a sus detractores con tanta vehemencia, tienen intereses personales más que "nacionales" y no son precisamente parte de la mayoría ignorante que se pelea por elegir a quien los va a robar cada 4 años.
      Respecto a Pio XI y a Pio XII, incluso a Hitler y Mussolini, me doy cuenta que necesita otra historiografía diferente de la clericalista.
      Pacelli apoyó incluso la reelección de Roosevelt y fue enviado por Pio XI a combatir a un sacerdote patriota que desenmascaraba al infame masón. Incluso Pacelli se juntó con homosexual cardenal Spellman para combatir al Padre Coughlin. De Pio XI al que usted trata de reivindicar en ese mismo punto fue el que entregó a los cristeros, no quiso ponerse de lado de Franco a pesar de la enorme cantidad de religiosos asesinados en la segunda república, y excomulgó a Maurrás y a la Acción Francesa. ¿Hitler era el malo? Me parece que necesita otro libro que no tenga una estrella de 6 puntas en su edición. Pio XII tuvo un intenso intercambio espistolar con su amigo y genocida Roosevelt así como con Truman a la muerte de este, como lo refleja el libro del embajador Myron Taylor. Lea a la esposa de Mussolini sobre la traición (como ella le llama) de Pacelli a su esposo con este Taylor. Amigo del peor Maritain que fue después embajador francés en la Santa Sede de la mano nada menos que de De Gaulle, nos muestra que de seguir usted estos referentes, entendemos de donde viene su condescendencia con la democracia.

      Eliminar
  19. Néstor Barrios
    A Augusto Espíndola y Luis Alvarez Primo: No tiene sentido discutir cuestiones políticas con Romero Moreno, porque él ya ha demostrado ampliamente su cosmovisión filosófica sobre ello. Ha definido muy claramente, en infinidad de oportunidades, que divide entre verdades dogmáticas y verdades opinables, poniendo las políticas entre éstas últimas; así de binario lo ha planteado.. no hay otro tipo de posibilidades, como por ejemplo verdades perennes, no dogmáticas, asentadas en lógicas y ciencias políticas realistas. Entonces, cada vez que se le explica algo o se le llama la atención sobre algunas cuestión importante que él se resiste a ver o corregir, simplemente acude a su libreto binario: "Es opinable, es prudencial, yo pienso ésto" -no importa que tan absurdo e irreal sea- y listo. Siempre tendrá una explicación "racional", a su entender, que soluciona cualquier contradicción o visión sesgada, por más alevosa y patente que sea. (Por mi parte he tratado de mostrarle -en múltiples ocaciones- en la fantasía intelectual que se mueve, pero, claro, se sacude el sayo que le queda al molde con su conciencia política binaria y listo. Escapa a cualquier verdad que alumbre de modo firme la prudencia y cae en el dogma mundano, y particularmente democrático, de la superelasticidad prudencial)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio que la democracia en medio de esta apostasía es más inviable que en tiempos un poco más normales...si la gente tuviera claro el catecismo de la Realeza Social de Cristo entonces se abocaría a elegir a un buen gobernante católico y la concordancia con la doctrina sería una especie de democracia de nombre pero en el fondo se cumpliría el reinado de Cristo.

      Eliminar
  20. Estimado Unknown: yo no apruebo ni la unión civil ni el erróneamente llamado "matrimonio igualitario". Pero una cosa es apoyar la unión civil cuando no hay nada legislado al respecto (lo que está mal) y otra es retroceder desde el homomonio hacia una unión civil (minimizando el mal), para llegar luego a que no haya ninguna cobertura legal para este tipo de uniones inmorales. Esto es lo que están planteando Gómez Centurión y Hotton, aunque admito que pueden hacerlo sin la mejor de las fundamentaciones. La explicación de lo que sostengo se encuentra en un documento de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe de tiempos de Juan Pablo II, que yo le hice llegar al secretario personal de Gómez Centurión para que justificara mejor su postura. Acerca de la ESI para prevenir embarazos no deseados y ETS, si usted está al tanto de lo que la ESI significa, es como decir que no se quiere la ESI. Porque de hecho eso se puede explicar bien desde materias como biología y ciudadanía. De todos modos y dada la gran ignorancia que hay acerca de estos temas, son muchos los grupos de buena doctrina que están explicando cómo dar educación sexual de manera subsidiaria y ayudando a los padres, ya sea desde el Orden Natural o desde el mismo y también de la Fe católica. Personas capacitadas por esas organizaciones o relacionadas con las mismas son las que están apoyando a Gómez Centurión;

    ResponderEliminar
  21. Estimado Augusto: no es lo mismo aceptar que tolerar las reglas de la democracia. Gómez Centurión ha dicho que por más que un Parlamento legalice el aborto, eso seguirá siendo algo injusto. Al principio fue ambigüo, pues decía que los que querían el aborto debían reformar la Constitución. Pero más tarde - no sé si por influencia de lo que varios le dijimos o por decisión personal - comenzó a fundamentar su oposición al aborto en la supremacía de la ley natural respecto de la ley positiva. La acción de participar en el sistema no es en sí misma intrínsecamente perversa, aunque puedan surgir de la misma efectos buenos y efectos malos no queridos. Habrá que ver en cada caso si se dan o no los requisitos del voluntario indirecto, tal como lo enseña la moral católica tradicional. En cuanto al patrimonio personal de Gómez Centurión, es un juicio temerario dudar de su legitimidad de origen, que puede tener múltiples causas (trabajo personal, herencia, etc). A mí me basta el juicio de personas honestas que lo conocen desde la misma infancia o desde la juventud (como el Dr. Siro de Martini, el Dr. Luis Roldán o el Lic. Agustín Monteverde) para defender su integridad moral. En cuanto a los que estamos trabajando con él, la mayoría lo está haciendo "ad honorem". A todos los que yo conozco y que están cercanos a Gómez Centurión nos mueve la Causa, no intereses personales. Respecto de Pío XI, Pío XII y la SGM mis fuentes principales son Salvador Borrego (Derrota mundial, Batallas metafísicas, Supracapitalismo, Qué pasa con EE.UU e Infiltración mundial), Trian Romanescu (Traición a Occidente), León Degrelle (Memorias de un fascista), David Irving (La guerra de Hitler), Ennio Inoccenti (La conversión religiosa de Benito Mussolini), Calderón Bouchet (Nacionalismo y Revolución, Una introducción al mundo de los fascismos), los artículos sobre el tema escritos en Cabildo (sobre de todo los de Carlos García y Aníbal D´Angelo Rodriguez), páginas web como Metapedia o la de la Fundación Nacional Francisco Franco, y un largo etcétera de publicaciones, a pesar, en algunos casos, de sus heterodoxias y de su amarillismo. Sobre la Masonería y el Judaísmo, mis fuentes también son insospechables, aunque al día de hoy puedan merecer algunas correcciones. Me refiero a autores como Mons. Delassus, Mons. Jouin, Alberto Ezcurra Medrano, el P. Aníbal Röttjer, Julio Meinvielle, Henry Coston, Maurice Pinay, Pierre Virion, el P. Manuel Guerra Gómez, etc.;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La duda que usted dice "juicio temerario" de mi parte tiene que ver con un planteo concreto sobre cuánto puede salir un inmueble de 550 m2 en San Isidro y porqué la realidad del mercado inmobliario no se condice con el patrimonio manifestado.
      Lo que me dice respecto al cambio de postura o de matices de GC en temas esenciales, mostraría según su manifestación que el candidato se presentó con absoluta ignorancia (esto pensando de la mejor manera) sobre estas cuestiones esenciales, es decir, va improvisando sobre la marcha.
      Lo que le plantee a usted son hechos concretos respecto a lo que fue un comentario erróneo respecto a los Papas y Hitler y Mussolini y lo demostré concretamente.
      Lo grave es definitivamente el buscar un fin bueno con un medio perverso y que a todas luces fue el que llevó a la Argentina y al mundo a la situación actual. No se trata sobre este heterodoxo y poco firme y liberal candidato, sino del sistema. No existe el partido político de los buenos. Si no lo entendió de Caponnetto al que menciona como su maestro, dificulto que lo entienda de mi parte. Y me doy cuenta que no lo va a entender cuando insiste con el mal menor en el comentario que le hace a Unknown respecto del putimonio.

      Eliminar
    2. No se puede hacer un ligero juicio sobre la moralidad de una persona en relación a su patrimonio con los pocos datos que trae una noticia periodística. En cuanto a los matices de Gómez Centurión, está claro que ni es teólogo ni filósofo sino militar retirado y político. Lo importante son las banderas que levanta y la apertura a la Verdad que tiene. Lo demás nos corresponde a quienes directa o indirectamente lo estamos asesorando. Por fin, estoy de acuerdo con la enseñanza paulina y del Magisterio acerca de que el fin no justifica los medios. Pero ha sido precisamente dicho Magisterio quien jamás ha reputado como ilícito el votar o ser elegido bajo sufragio universal ni militar en partidos políticos ni participar (con cooperación material, no formal al mal) dentro de la errónea democracia moderna.

      Eliminar
  22. Néstor Barrios: si mi pensamiento fuera binario no distinguiría entre error, duda, hipótesis, certeza y verdad, como la hace la filosofía clásica. Yo nunca dije que todos los temas políticos fueran opinables: los principios y normas que se desprenden de la Doctrina Social de la Iglesia o de la Ética filosófica son absolutos y permanentes. Por caso la Realeza Social de Nuestro Señor Jesucristo; la confesionalidad católica del estado en tesis; la dignidad de la persona humana; como sus derechos y deberes; los principios de bien común, solidaridad, subsidiariedad y derecho natural; las enseñanzas de los clásicos y del Magisterio acerca del matrimonio, la familia, los cuerpos intermedios, el régimen político, el orden económico, la cultura y la educación, el orden internacional, los errores de las ideologías modernas, etc. Pero así como hay normas universales y permanentes o actos intrínsecamente malos, también hay otras de carácter relativo y decisiones que son prudenciales. Que yo no me haya convencido con tus argumentaciones ni vos con las mías, no justifica endosar al otro errores que no tiene;
    A todos: mal que les pese, la licitud de votar o ser elegido bajo sufragio universal y la conveniencia (dentro de ciertas normas) de participar en partidos políticos, está más que clara en el Magisterio Social de León XIII, San Pío X, Benedicto XIV, Pío XI y Pío XII, por referirme sólo a los Papas pre-conciliares. Y en consonancia con enseñanzas análogas de los Padres de la Iglesia y de la Escolástica. Si ustedes (o el Dr. Caponnetto) consideran que esto es un error, digan que esos Papas estaban equivocados, demuestren que esas enseñanzas no pertenecen al Magisterio Ordinario y Univeral (es decir, infalible) y refútenlas. Pero no ataquen el buen nombre, la ortodoxia y el patriotismo de un Señor de la República como es el Dr. Héctor H. Hernández fundados en un "magisterio paralelo", que presentan (estoy convencido que de modo honesto) como si fuera la enseñanza oficial de la Iglesia,cuando no lo es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cuál fue el ataque a Hernandez? fue un señalamiento respecto a una postura contraria a la nuestra y no respecto a su persona. Le sugiero que ataque sin amagues y de frente los argumentos de Caponnetto. Es lo que corresponde, sino caemos en la falacia del hombre de paja. Los Papas antes o después del Concilio se pueden equivocar, pero las respuestas a las preguntas que pretende que respondamos, están sobradamente respondidas en las casi 1500 páginas escritas por "su" maestro, al que ahora no parece atreverse a confrontar a pesar de cuestionar sus argumentos sin mencionarlo.

      Eliminar
    2. Los ataques a Hernández son continuos y se refieran o no a su persona, se le imputa una heterodoxia de la que carece. En cuanto a los argumentos de Antonio, los que esgrimió en su carta pública dirigida a mi persona, ya los respondí, dándose él por satisfecho con esas respuestas. En cuanto a lo que sostiene sobre el sufragio universal, la participación política dentro del régimen democrático y los partidos políticos, le he pasado todos mis escritos al mismo Antonio para que él los criticara en el tomo II de su crítica a Hernández. Leyendo esas páginas se pueden advertir las posturas tanto de Antonio como la mía. Ya he dicho que su crítica no me convenció y creo que con eso es suficiente.

      Eliminar
  23. ALGUNOS CRITERIOS DE SAN PIO X ESPECIALMENTE RECOMENDABLES PARA CIERTOS NACIONALISTAS CATOLICOS ARGENTINOS

    De sus "Autorizadas instrucciones a los católicos", publicadas en El Siglo Futuro el 30 de enero de 2009, algunas de las cuales fueron reproducidas en las indicaciones a los católicos españoles en 1911 y otras no. Por lo mismo vale la pena recordar de unas y otras, las más relevantes:

    "2. No acusar a nadie como no católico o menos católico por el solo hecho de militar en partidos políticos llamados o no llamados liberales, si bien este nombre repugna justamente a muchos, y mejor sería no emplearlo. Combatir «sistemáticamente» a hombres y partidos por el solo hecho de llamarse liberales, no sería justo ni oportuno; combátanse los actos y las doctrinas reprobables, cuando se producen, sea cual fuere el partido a que estén afiliados los que ponen tales actos o sostienen tales doctrinas.
    3. Lo bueno y lo honesto que hagan, digan y sostengan los afiliados a cualquier partido y las personas que ejerzan autoridad puede y debe ser aprobado y apoyado por todos los que se precian de buenos católicos y buenos ciudadanos, no solamente en privado, sino en las Cortes, en las Diputaciones, en los Municipios y en todo el orden social. La abstención y oposición a priori están reñidas con el amor que debemos a la Religión y a la Patria.
    5. No exigir de nadie como obligación de conciencia la afiliación a un partido político determinado con exclusión de otro, ni pretender que nadie renuncie a sus aficiones políticas honestas como deber ineludible; pues en el campo meramente político puede lícitamente haber diferentes pareceres, tanto respecto del origen inmediato del poder público civil, como del ejercicio del mismo y de las diferentes formas externas de que se revista.
    6. No sería justo ser de tal manera inexorables por los menores deslices políticos de los hombres afiliados a los partidos llamados liberales que por tendencia y por actitud política sean ordinariamente más respetuosos con la Iglesia que la generalidad de los hombres políticos de otros partidos, que se creyera obra buena atacarles sistemáticamente, presentándoles como a los peores enemigos de la Religión y de la Patria, como a «imitadores de Lucifer», etc., pues semejantes calificativos convienen al «liberalismo doctrinario» y a sus hombres en cuanto sean sostenedores contumaces y habituales de errores y doctrinas contrarios a los derechos de Dios y de la Iglesia, abusando del nombre de católicos en sus mismas aberraciones, y no a los que quieren ser verdaderos católicos, por más que en las esferas del Gobierno o en su acción política falten en algún caso práctico, por ignorancia o por debilidad, a lo que deben a su Religión o a su Patria. Combátanse con prudencia y discreción estos deslices, nótense estas debilidades que tantos males suelen causar; pero en todo lo bueno y honesto que hagan déseles apoyo y oportuna cooperación, exigiendo a su vez por ella cuantos bienes se puedan hic et nunc alcanzar en beneficio de la Religión y de la Patria.

    ResponderEliminar
  24. 8. En los casos prácticos, o con esta unión per modum actus o sin ella, todos debemos cooperar al bien común y a la defensa de la Religión; «en las elecciones, apoyando no solamente nuestros candidatos siempre que sea posible vistas las condiciones del tiempo, región y circunstancias, sino aun a todos demás que se presenten con garantías para la Religión y la Patria», teniendo siempre a la vista el que salgan elegidas el mayor número posible de personas dignas, donde se pueda, sea cual fuere su procedencia, combinando generosamente nuestras fuerzas con las de otros partidos y de toda suerte de personas para este nobilísimo fin. «Donde esto no es posible, nos uniremos con prudente gradación con todos los que voten por los menos indignos», exigiéndoles las mayores garantías posibles para promover el bien y evitar el mal. Abstenernos no conviene, ni es cosa laudable, y, salvo tal vez algún rarísimo caso de esfuerzos totalmente inútiles, se traduce por sus fatales efectos en una casi traición a la Religión y a la Patria. Este mismo sistema seguiremos en las Cortes, en las Diputaciones y en los Municipios en los demás actos de la vida pública. «Nuestra política será de penetración, de saneamiento», «de sumar voluntades, no de restar y mermar fuerzas», «vengan de donde vinieren». Cuando las circunstancias nos lleven a votar por candidatos menos dignos, o entre indignos por los menos indignos, o por enmiendas que disminuyan el efecto de las leyes, cuya exclusión no podemos lograr ni esperar, una leal y prudente explicación de nuestro voto justificará nuestra intervención. En las cosas dudosas que directa o indirectamente se refieren a asuntos religiosos, consultaremos nuestras dudas con los Prelados".

    ResponderEliminar
  25. Para Alvarez Primo: lo tuyo supone una gran ignorancia de mis ideas. He realizado una clara distinción entre el "paleoconservadorismo" y el "neoconservadorismo" en mi opúsculo "El Nacionalismo, ¿una opción autoritaria?" del año 1994, y en escritos posteriores; he criticado el error americanista en mi artículo "El Alberdismo" publicado en la Revista Jurídica de Mar del Plata (UFASTA) como en el Diario de Filosofía del Derecho de "El Derecho"; y he realizado una refutación del liberalismo clásico en general como del liberalismo católico en particular, en mis escritos "Los Neomaritaineanos" (publicado en el DFD de "El Derecho" y de manera digital por el Centro Pieper) como en el más reciente "Liberalismo clásico, constitucionalismo y Orden Social Cristiano", también publicado por el Centro Pieper de Mar del Plata. En relación al conservadorismo de los EE.UU siempre he manifestado mis simpatías por la línea de Russell Kirk, como te consta, pero no sin dejar de reconocer sus limitaciones. Y no tengo ni he expresado públicamente la menor simpatía por John C. Murray ni por los llamados "neoconservadores", sino más bien mi repudio.

    ResponderEliminar