San Juan Bautista

San Juan Bautista

martes, 26 de marzo de 2013

GRAL. MANUEL BELGRANO



Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació en Buenos Aires, el 3 de junio de 1770. estudió Derecho en las universidades de Salamanca y Valladolid, donde se graduó con medalla de oro a los 18 años de edad en la Cancillería de Valladolid, dedicando especial atención a la economía política.
Fue nombrado Secretario "Perpetuo" del Consulado de Comercio de Buenos Aires el 2 de junio del 1794,[4] y pocos meses después regresó a Buenos Aires. Ejerció ese cargo hasta poco antes de la Revolución de Mayo, en 1810. A través del Consulado, ideo la creación de la Escuela de Comercio y la de Arquitectura y Perspectiva. Estas escuelas fueron cerradas en 1803 por orden de la Corona española. Fue uno de los mentores del Regimiento de Patricios, formado para defenderse de las posibles invasiones inglesas posteriores a las ocurridas.
El 25 de mayo de 1810 fue elegido vocal de la Primera Junta de Gobierno, embrión de un gobierno argentino.
Fue nombrado general al mando del ejército libertador del Paraguay. Logró una primera victoria sobre los realistas en la batalla de Campichuelo, pero resultó derrotado por tropas numéricamente muy superiores en la batalla de Paraguarí y en la batalla de Tacuarí. En octubre de 1811 se encontraba nuevamente en Paraguay y el día 12 firmó con el recientemente constituido primer gobierno independiente de dicho territorio un Tratado de Amistad, Auxilio y Comercio para una Confederación.
En Rosario a las orillas del Paraná, el 27 de febrero de 1812 enarboló por primera vez la bandera argentina, creada por él con los colores de la Casa Borbona, para mantener fidelidad a esta, y no asi a la corona impuesta por Napoleón  siendo bien vistos por los españoles. Sin embargo, esta fue rechazada por el gobierno, encarnado en Rivadavia, quien veía en esta una provocación para el rey de España.
Fue nombrado jefe del Ejercito del Norte en 1812, y enviado al Alto Perú  Estando en Jujuy, se entero de que los realistas avanzaban hacia su posición  y recibió la orden de replegarse, sin batallar, hacia Córdoba  Se llevo a toda la población con instrucciones de que se destruyera todo lo útil para el enemigo, y así ocurrió el Éxodo Jujeño. Mientras iba por Salta, dudo de la seguridad que podía ofrecerle Córdoba  pero siguió adelante hasta Santiago del Estero, donde fue convencido por el pueblo tucumano de ir a esa ciudad y defenderla. Así lo hizo, y el 24 de Septiembre de 1812 se enfrento con el General realista Pio Tristan, en el Campo de las Carreras, en las afueras de San Miguel de Tucumán, esta fue una de las batallas de mayor importancia en nuestra Independencia. El 20 de febrero del siguiente año, venció totalmente en la batalla de Salta. En la campaña al Alto Peru, en 1813, se vio totalmente derrotado en las batallas de Vilcapugio y Ayohuma. A causa de esto, fue reemplazado en su cargo por José de San Martín, y luego regreso a Bs. As. Gravemente enfermo, continuo colaborando con la causa independentista como diplomático en Europa. Mas adelante, fue nuevamente encargado en el mando del ejercito del norte, pero recibía ordenes del congreso de unicamemente derrotar a los federales en Santiago del Estero y Santa Fe, en contra de su voluntad, combatió personalmente y sin ganas, donde era vencido con facilidad y aceptación por su parte. En 1819, en gobierno ordena abandonar la lucha contra los realistas y dedicarse a los federales, orden que San Martín ignora completamente, y Belgrano al enterarse de esto, delega el mando, marchándose a Tucumán. Allí fue sorprendido por un motín que llevo al mando a Bernabe Araoz (su antiguo conocido, de la batalla de Tucumán), y luego liberado y enviado a Bs As.
Murió solo, enfermo y sin ser notado, el 20 de Junio de 1820. El medico que lo atendió en su lecho de muerte no quiso aceptar un reloj a modo de pago (porque no tenia dinero), pero Belgrano se lo dio de todas formas. Cumpliendo con su última voluntad, su cadáver fue amortajado con el hábito de los dominicos y fue trasladado desde la casa paterna en la que murió (actual avenida Belgrano, nº 430) al Convento de Santo Domingo, recibiendo sepultura en un atrio. El mármol de una cómoda de su casa sirvió de lápida para identificarlo.
Fue uno de los próceres que mas énfasis puso en la educación  sin embargo no es recordado por esto. Lidero algunas de las batallas claves de nuestra independencia, y tampoco es conmemorado hoy en dia por eso, solo sale en las revistas escolares como el "creador de la bandera", acto meritorio, pero de idéntica importancia que lo demás  Sus ideas monárquicas fueron reprochadas por otros revolucionarios, que no aceptaban ni el carlismo, ni la implantación de un rey Inca.
Su figura debe ser contemplada con objetividad, observando tanto sus defectos como sus virtudes, y todos deben aceptar, que fue uno de los máximos héroes de la independencia de nuestra Patria...


Ana Davidson

Nacionalismo Católico San Juan Bautista

No hay comentarios:

Publicar un comentario