San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 12 de octubre de 2016

La evangelización española de América - Ramiro de Maetzu


Todo un pueblo en misión


     Toda España es misionera en el siglo XVI. Toda ella parece llena del espíritu que expresa Santiago el Menor cuando dice al final de su epístola que: “El que hiciera a un pecador convertirse del error de su camino, salvará su alma de la muerte y cubrirá la muchedumbre de sus pecados” (V.20). Lo mismo los reyes, que los prelados, que los soldados, todos los españoles del siglo XVI parecen misioneros. En cambio, durante el siglo XVI y XVII no hay misioneros protestantes. Y es que no podía haberlos. Si uno cree que la Justificación se debe exclusivamente a los méritos de Nuestro Señor, ya poco o nada es lo que tiene que hacer el misionero; su sacrificio carece de eficacia.


     La España del siglo XVI, al contrario, concibe la religión como un combate, en que la victoria depende de su esfuerzo. Santa Teresa habla como soldado. Se imagina la religión como una fortaleza en que los teólogos y sacerdotes son los capitanes, mientras que ella y sus monjitas de San José les ayudan con sus oraciones y escribe versos como éstos:

"Todos los que militáis
debajo de ésta bandera,
ya no durmáis, ya no durmáis
que no hay paz sobre la tierra"


     Parece que un ímpetu militar sacude a nuestra monjita de la cabeza a los pies...


     La Compañía de Jesús, como las demás Órdenes, se había fundado para la mayor gloria de Dios y también para el perfeccionamiento individual... San Ignacio había enviado  a San Francisco a las Indias, cuando todavía no había recibido sino verbalmente la aprobación del Papa para su Compañía. ... si no iba él era porque como general de la Compañía tenía que quedar en Roma, en la sede central; pero al hombre que más quería y respetaba, le mandaba a la obra misionera de las Indias. ¡Tan esencial era la obra misionera para los españoles!


     El propio padre Vitoria, dominico español, el maestro directa o indirectamente, de los teólogos españoles de Trento, enemigo de la guerra como era y amigo de los indios, que de ninguna manera admitía que se les pudiese conquistar para obligarles a aceptar la fe, dice que en caso de permitir los indios a los españoles predicar el Evangelio libremente, no había derecho a hacerles la guerra bajo ningún concepto, “tanto si reciben como si no reciben la fe”; ahora que, en caso de impedir los indios a los españoles la predicación del Evangelio, “los españoles, después de razonarlo bien, para evitar escándalo y la brega, pueden predicarlo, a pesar de los mismo, y ponerse al a obra e conversión de dicha gente, y si para esta obra es indispensable comenzar a aceptar la guerra, podrán hacerla, en lo que sea necesario, para oportunidad y seguridad en la predicación del Evangelio”. Es decir, el hombre más pacífico que ha producido el mundo, el creador del derecho internacional, máximo iniciador, en último término, de todas las reformas favorables a los aborígenes que honran nuestras Leyes de Indias, legitima la misma guerra cuando no hay otro medio de abrir el camino a la verdad.


     Por eso puede decirse que toda España es misionera en sus dos grandes siglos, hasta con perjuicio del propio perfeccionamiento. Este descuido quizá fue nocivo; acaso hubiera convenido dedicar una parte de la energía misionera a armarnos espiritualmente, d tal suerte que pudiéramos resistir, en siglos sucesivos, la fascinación que ejercieron sobre nosotros las civilizaciones extranjeras. Pero cada día tiene su afán. Era la época en que se había comprobado la unidad física del mundo, al descubrirse las rutas marítimas de Oriente y Occidente; en Trento se había confirmado nuestra creencia en la unidad moral del género humano; todos los hombres podían salvarse, ésta era la íntima convicción que nos llenaba el alma. No era la hora de pensar en nuestro propio perfeccionamiento ni en nosotros mismo; había que llevar la buena nueva a todos los rincones.



Ramiro de Maetzu – En defensa de la Hispanidad – Editorial Poblet – Bs.As. 1952 – Págs. 117-120.



Nacionalismo Católico San Juan Bautista


6 comentarios:

  1. Hoy ea un dia para celebrarlo por todo lo alto, pero me he quedado perpleja; tres intentos por oir Misa, intentos fallido porque hoy no es día de precepto y yo no lo sabía. Me parece increíble que el día de la Virgen del Pilar en España no sea día de precepto. Pues por lo visto es una fiesta política solamente. Y no faltan los progres de turno con esa murga de que ellos no tienen nada que celebrar, porque se trató de un genocidio... Bueno, ya sabemos cómo respiran algunos españolitos, pero convertir este día en una fiesta sin obligación de asistir a Misa, me parece un aoojone, con perdón de la expresión.¿Y desde cuándo es así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vd. no se enteró aun de qué panda prosti-social ahora osorina GOGliana lleva a los abismos a expaña??

      Eliminar
  2. Sin embargo, los de Radio San Borondón (ateos, comunistas, neomarxistas, anticapitalistas, feministas, multiculturalistas, pansexualistas...), en un ataque de ahínco ateizante están afirmando que la Conquista de América llevada a cabo por los Reyes Católicos y siguientes reyes sucesores de la Corona de España ha sido el mayor genocidio de la historia de la humanidad. Y de paso critican a la Iglesia, citan a Eduardo Galeano, rechazan la labor evangelizadora de la Iglesia en tierras americanas, se están mofando ahora a base de bien del desfile militar de hoy 12 de Octubre, Fiesta de la Hispanidad, y se mofan finalmente de los sentimientos religiosos católicos de cientos de millones de personas del mundo de habla hispana, que hoy celebra el Día de la Hispanidad, el día de la Raza, la Fiesta de la Virgen del Pilar...

    Son izquierdistas y neomarxistas todos, ateos, enemigos de Cristo y de la Iglesia, de la que se siguen mofando ahora, desde hace rato además. Entonces, ¿cabe esperar que estas personas, que tanto pregonan la justicia, practiquen realmente el bien social, la libertad...?

    Siguen afirmando que la Conquista y Evangelización de América ha sido el mayor genocidio de la historia de la humanidad, solo que se olvidan de que el mayor genocidio ha sido el ocasionado en menos de un siglo por el marxismo en el poder, con lo cual ese genocidio de la Conquista y Colonización de América pasaría a ser el segundo mayor genocidio, luego del genocidio de más de 100.000.000 de muertos por el comunismo; solo que así tampoco, porque la Conquista y Colonización de América -que ciertamente perpetró excesos, crímines, abusos, tropelías...- tampoco sería ni el segundo ni el tercero ni siquiera el cuarto mayor genocidio habido a lo largo y ancho de la historia de la humanidad.


    ¿Es que estamos ante la falsificación de la historia tan propia de cierta izquierda sectaria y extrema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los conquistadores vinieron a cumplir con el mandato de Evangelizar, pero algún nefasto pidió perdón por lo que estaba bien hecho.

      Eliminar
  3. Vittoria era humanista y gracias a Dios en Trento tenían el ESPÍRITU SANTO y combatieron ese y muchos otros errores.

    ResponderEliminar
  4. http://ar.ivoox.com/es/tradicion-accion-19-10-16-audios-mp3_rf_13404125_1.html
    escuchen sobre todo la última parte...Bartolomé de las casas un cómplice de las leyendas negras.

    ResponderEliminar