San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 8 de septiembre de 2013

¿Quién es el anticristo? - Por el Cardenal Giacomo Biffi

El cardenal Biffi ha presentado a Benedicto XVI y a la Curia Romana 
«la advertencia profética de Vladimir S. Soloviev» sobre el anticristo.

  El predicador de los ejercicios espirituales hizo referencia al filósofo y poeta ruso, que vivió entre 1853 y 1900...

  Citando la obra de Soloviev, «Tres diálogos» (1899), el arzobispo emérito de Bolonia recordó que «el anticristo se presenta como pacifista, ecologista y ecumenista».

  «Convocará un Concilio ecuménico y buscará el consenso de todas las confesiones cristianas, concediendo algo a cada uno. Las masas le seguirán, a excepción de pequeños grupos de católicos, ortodoxos y protestantes», dijo.

  Según la síntesis de su predicación de este martes por la tarde, ofrecida por «Radio Vaticano», el cardenal explicó que «la enseñanza que nos dejó el gran filósofo ruso es que el cristianismo no puede ser reducido a un conjunto de valores. En el centro de ser cristianos está, de hecho, el encuentro personal con Jesucristo».

  «Llegarán días en los que en la cristiandad se tratará de resolver el hecho salvífico en una mera serie de valores», escribió Soloviev en esa obra.

  En su «Relato sobre el anticristo» Soloviev prevé que un pequeño grupo de católicos, ortodoxos, e hijos de la Reforma resistirán y le responderán al anticristo: «Tú nos das todo, menos lo que nos interesa, Jesucristo»

  Para el cardenal Biffi esta narración es una advertencia. «Hoy, de hecho, corremos el riesgo de tener un cristianismo que pone entre paréntesis a Jesús con su Cruz y Resurrección», lamentó.

  El arzobispo explicó que, si los cristianos se «limitaran a hablar de valores compartibles serían mejor aceptados en los programas de televisión y en los grupos sociales. Pero de esta manera habrían renunciado a Jesús, a la realidad sobrecogedora de la Resurrección».

   Para el purpurado italiano, este es «el peligro que los cristianos corren en nuestros días»: «el Hijo de Dios no puede ser reducido a una serie de buenos proyectos homologables con la mentalidad mundana dominante».

  Sin embargo, precisó el purpurado, «esto no significa una condena de los valores, sino que éstos deben ser sometidos a un atento discernimiento. Hay valores absolutos, como el bien, la verdad, la belleza. Quien los percibe y los ama, ama también a Cristo, aunque no lo sepa, porque Él es la verdad, la belleza, la justicia».

  El predicador de los ejercicios precisó en la capilla «Redemptoris Mater» del Palacio Apostólico del Vaticano que, por otra parte, «hay valores relativos, como la solidaridad, el amor por la paz y el respeto por la naturaleza. Si estos se convierten en absolutos, desarraigando o incluso oponiéndose al anuncio del hecho de la salvación, entonces estos valores se convierten en instigación a la idolatría y en obstáculos en el camino de la salvación».

  Al concluir, el cardenal Biffi afirmó que «si el cristiano para abrirse al mundo y dialogar con todos diluye el hecho salvífico, se cierra a la relación personal con Jesús y se pone de parte del anticristo».

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 28 febrero 2007.

Visto en: www.zenit.org

Gracias a nuestra lectora Gaugamela por compartir la información


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

4 comentarios:

  1. Gaugamela9/9/13 8:10

    Santa Teresita del Niño Jesús en : “Historia de un alma”:

    “…vi, que se alababa mucho a una dueña de pensión porque sabía salir habilmente del paso, sin lastimar a nadie. Observé sobre todo esta frase: “Ella decía a éste: ‘Ud no está equivocado’; y al otro: ‘Ud tiene razón’. Por mi parte, yo no habría procedido así, hay que decir siempre la verdad. Y ahora la digo siempre.Ello me proporciona mas penas cierto…si por ello no soy amada, tanto peor.Que no me vengan a buscar, si no quieren la verdad..."
    (Fragmento extraído del blog Veritas liberavit vos).

    Se entiende todo sin darle vueltas. Más clarita no podía ser.
    Es un buen ejemplo a seguir, cuando la falsedad y la negación de las evidencias más palmarias son tan patentes en un gran número de nuestros congéneres.

    Tengo que pasarle un artículo crítico sobre el inefable Paulo Coelho, que seguramente le proporcionará un rato agradable. (Lo de ser blanditos y sentimentaloides se ha convertido en una plaga que desdibuja los valores absolutos a los que hace referencia Biffi: el Bien, la Verdad y la Belleza, dejándolos reducidos a simples valores relativos o puro buenismo. Ya me entiende. Charlatanería progre).

    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/9/13 9:02

    El diablo ha conseguido impedir a la curia, casi en su totalidad, que prediquen sobre el reinado del anticristo y posterior Parusía o regreso de Cristo a la tierra, para apresar a las dos bestias del Apocalipsis 13.
    En la Salette dijo la Virgen: el anticristo se apoderará de Roma.
    En Fátima dijo: la Apostasía alcanzará la cúspide de la Iglesia.
    En El Escorial: el anticristo está muy cerca de mi Vicario y le hace sufrir mucho, quiere sentarse en el trono sagrado, pronto se va a desenmascarar.
    Otras fuentes como algunos Santos y Beatos lo confirman: S. Francisco de Asís. Ana Catalina Enmerich...etc.
    Y según S. Malaquías este Papa Francisco es "in persecucione extrema"...
    Ademas, cuando los niños de Fátima describen la visión: vimos un obispo de blanco que nos parecía el Papa... y el único obispo de blanco que parece papa pero que no lo es, es Benedicto. Asi que nos guste o no vamos a vivir el tercer secreto de Fátima.
    En la 2 Tesalonicenses 2, nos dice S. Pablo que antes del regreso de Cristo habrá una apostasía general. Y ahora ya la estamos viviendo, pues todas las naciones antaño católicas han promulgado leyes contrarias a Dios. Seguidamente tendremos el reinado del anticristo y finalmente la Parusía, que no es el fin del mundo.
    Apocalipsis 14: quien se deje sellar con el numero de la bestia se condenará.
    Además el dia que el secretario de Benedicto fue nombrado arzobispo, nos mostró su escudo. En el aparece un dragón, atravesado por una lanza. Pero no aparecen ni S. Jorge ni S. Miguel Arcángel. Y en Apocalipsis 13, nos relatan que una de las dos bestias fue herida mortalmente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con su comentario. Lo de Benedicto como obispo vestido de blanco se lo escuché a Alberto Villasana en el momento de la renuncia y me quedó grabado. Me parece muy adecuado. Todo se está cumpliendo.
      Adveniat Regnum Tuum.
      Saludos en Cristo y María Santísima siempre Virgen (a pesar de lo que diga Mûller)
      Gracias por sus comentarios

      Eliminar
  3. A mi disculpenme, pero soy el unico que ve mal esto????: "El predicador de los ejercicios precisó en la capilla «Redemptoris Mater» del Palacio Apostólico del Vaticano que, por otra parte, «hay valores relativos, como la solidaridad, el amor por la paz y el respeto por la naturaleza. Si estos se convierten en absolutos, desarraigando o incluso oponiéndose al anuncio del hecho de la salvación, entonces estos valores se convierten en instigación a la idolatría y en obstáculos en el camino de la salvación»."

    Asique no ayudemos a nadie, hagamos guerras y destruyamos el mundo, total nos vamos al cielo...¬¬

    ResponderEliminar