San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 7 de octubre de 2020

A propósito de una guerra negada - Antonio Caponnetto

 

 

        Hoy es la Festividad de Nuestra Señora del Rosario, y un nuevo aniversario de la gloriosa batalla de Lepanto, librada victoriosamente por la Hispanidad contra los infieles mahometanos.

           En estos mismos días, para nuestra deshonra y vergüenza, Bergoglio ha dado a conocer su “Carta Encíclica Fratelli tutti”, tristísimo compendio de obscenidades ideológicas, y prueba ya inequívoca y rotunda de que su gestión está confesamente al servicio de judíos, masones y marxistas. Sí; es un funesto pero comprobado hecho: para ellos trabaja de modo activo y orgánico, lacayuno y patente. Podemos probarlo hasta la minucia y la náusea.

            Pero bástenos decir en este 7 de octubre, que repudiamos la propuesta bergogliana de declarar abolida la doctrina de la guerra justa (F.T,par.256  y ss), a la par de pedir –tergiversando la letra y el espíritu de San Francisco de Asís- que los católicos se sometan antes quienes no comparten nuestra Fe. Expresión que aplica de un modo específico a los sarracenos (Ibidem, par. 3). Bergoglio se convierte así en el adalid de la rendición y del oprobio, de la traición y del escarnio,del deshonor y de la felonía más artera.

             En homenaje a los héroes de Lepanto, y a todos aquellos que regaron su sangre en la batalla justísima contra el infiel, hemos escrito estos versos de remembranzas cidianas, para pedirles a los nuestros, a nosotros mismos, que no abandonemos el deber cristiano de la lucha:

 

A tí Álvar Fañez

 

Sólo quedamos dos,Minaya, hermano;

Álvar Fañez tu nombre y yo Rodrigo.

Tanto teme a tu ardor el enemigo

como de mí la justiciera mano.

 

Duro ha sido el galope y el destierro

del Valle de Orbaneja hasta Zamora,

hubo un tajo en tu adarga cada hora

y una sangre en el filo de tu fierro.

 

Ninguna queja tengo:días, noches,

te has jugado la vida a cara o ceca;

tu corcel secundó al impar Babieca,

si quisieras volver, no habrá reproches.

 

Vuelve al León natal que vio tu infancia,

con tu esposa Maior, tus tres retoños,

un hogar solariego y la fragancia

para gozar la paz y la abundancia

esperando el añil de los otoños.

 

Yo seguiré empuñando la Tizona,

eterno enamorado de Jimena,

vasallo fiel del Rey y la Corona.

En vida o muerte el Sol no me abandona,

me dirán Campeador en cada almena.

 

Aguarda, hermano Fañez, no hay urgencia...

Si acaso resultara una violencia

despedirte al salir de la muralla

y olvidar la razón de tu vehemencia.

A mí me encontrarás siempre en batalla.

 

Antonio Caponnetto

 

 

Ciudad de la Santísima Trinidad, 7 de octubre de 2020.

 

 

Nacionalismo Católico San Juan Bautista

  

4 comentarios:

  1. Excelente Artículo sobre este momento triste y tenebroso, pero al mismo tiempo de definición y lealtad

    ResponderBorrar
  2. VIVA CRISTO REY!!!!
    VIVA MARIA REINA!!!!

    NI UN PASO ATRÁS!!!!

    ResponderBorrar
  3. alisiosatlánticos7/10/20 19:13

    Es tenebroso lo que ocurre...

    Ya en las clases en Secundaria, digo en España, con porcentajes de alumnado mahometano que no raramente llegan al 30, al 40 por ciento, ya ni explicar con libertad puedes nuestra literatura. La épica, por ejemplo, el "Poema de Mío Cid", gestado contra la invasión islámica. Las "Coplas por la muerte de su padre" de Jorge Manrique, por ejemplo, además, porque su mentalidad es toda católica, y esto ofende a los sarracenos. Y así casi que con todo.


    Es un espanto, una vergüenza, una ignominia. Lo fácil es desear llorar amargamente. Pero no es lo que El Dios Uno y Trino aprobara.

    ResponderBorrar
  4. Masonería,sionismo,tiranía del dinero...ven Señor a socorrernos dándonos el del de la Fortaleza y el santo temor

    ResponderBorrar