San Juan Bautista

San Juan Bautista

jueves, 22 de octubre de 2020

Epístola a un amigo - Antonio Caponnetto

  


Querido amigo:

         Me sugieres que te mande alguna reflexión sobre los últimos episodios bergoglianos que  ya son por todos conocidos. A calamo currente y con cierto desgano –que no es tu culpa- déjame pensar en voz alta:

Lo substancial de cuanto tomó estado público el miércoles 21 de octubre, sobre la legitimidad de la unión de los homosexuales,y su política general favorable a la justificación benevolente de la sodomía, ya lo pensaba y lo expresaba Bergoglio públicamente cuando estaba en la Argentina. Lo he escrito en el capítulo 11 de "La Iglesia Traicionada", casi cuatro años antes de que fuera nombrado para ocupar la silla petrina. Mientras termino este párrafo, las redes informan que el Tucho Fernández redactó una noteja a la que dio en llamar, justamente, “Bergoglio siempre tuvo esta opinión”. Por cierto que el prelado difiere conmigo en que ese “siempre” lo condena a la ignominia al encumbrado opinador y a él mismo, que su aquiescencia plena le otorga. Pero ninguno de ambos está puesto en los sitiales que ocupan para tener reacciones decentes y ortodoxas. Son, el uno y el otro, cada quien en su bajura, encarnaduras torvas del Anti-Testimonio. Muecas paródicas de la Lex Credendi y de la Lex Vivendi.

Por otro lado, durante sus años al frente del Pontificado, resultan incontables las veces en las que Bergoglio ha tenido palabras y gestos, posturas y conductas, de inadmisible contemporización y beneplácito con el homosexualismo; sin que, paralelamente, se le conozca reprobación alguna del vicio nefando y del pecado contra natura. Todo esto está registrado hasta la minucia. Y da asco; no hay otro modo “suaviter” de decirlo.

Es un hecho concreto, en síntesis, que existe un Bergoglio pro y filo homosexualista (y aún pro enseñanza en los seminarios de la “teoría queer”); como que inexiste un Bergoglio que, en tan delicada materia, recuerde y ratifique la doctrina católica al respecto. A mi juicio, este punto ya está fuera de discusión. Insito: precisamente por el registro detallado que se lleva de la cantidad de veces en que Bergoglio se muestra propenso a convalidar, sino a festejar, lo que repugna a la moral cristiana y aún a la mera moral natural.

Entiendo, pues, que si algún esfuerzo analítico cabe hacer aquí y ahora, sería el mismo para intentar dilucidar dos cosas. La primera, la causa en virtud de la cual, Bergoglio lleva a cabo inexorablemente un plan sistemático de demolición de la Iglesia Católica. No deja nada librado al azar o a la improvisación. No cesa un solo día. Es infatigable para el mal. Hay un “intelligent design”, como dirían los gringos. Sólo que ese designio inteligente no parece responder propiamente a la Voluntad Divina; sino lo contrario. ¿Por qué lo hace? ¿Cuál es la causa?

La respuesta me excede, por cierto. Pero escribí otro trabajo para ensayar una contestación, titulado “No lo conozco”. Allí sostengo, en síntesis, que este sujeto ha recorrido su carrera eclesiástica como un itinerario funesto que lo lleva “Del Iscariotismo a la Apostasía”. Y que la explicación última de cuanto hace hay que hallarla en ese pasaje trágico del Evangelio, en el cual, Nuestro Señor, le dice a Pedro: “Vade retro Satanás” (Mc. 8, 33). Es el Pedro de la triple negación inspirado por el demonio, el que gobierna hoy a la Iglesia. Sin la presencia y la patencia del demonio es imposible dilucidar la causa profunda de la cada vez más pública, insolente y provocativa perversión de Bergoglio.

No niego el concurso de otras causas; desde las que nos lleven a constatar la existencia de un antiguo y remozado complot, hasta las que señalen el cumplimiento de las revelaciones contenidas en el Libro del Apocalipsis. Pero lo que está demostrando la conducta escandalosa de este personaje oscurísimo, obliga necesariamente, a mi juicio, a tener en cuenta un factor preternatural. Sepamos, en suma, a qué nos estamos enfrentando. Ni tan calvo ni con dos pelucas, me atrevería a sintetizar campechanamente. Ni la causa es únicamente que se trata de un “porteño peronista” ( ¡y vaya si esto cuenta, que escribí un libro titulado “De Perón a Bergoglio”!); ni tampoco de que ejecutó un secretísimo ritual de sangre en alguna sinagoga(¡ y vaya si esto contara!). Pero que el demonio está metido en el presente baile, a  mi entender, es un hecho.

Consecuentemente debería ser otro hecho que los católicos fieles tuviéramos una reacción condigna y proporcionada. De mínima denunciarlo, sin paños fríos ni eufemismos ni elipsis. Basta ya de “dudas”, “correcciones filiales” o simulaciones diplomáticas. De máxima, rogar que aparezcan exorcistas probos que ejecuten su oficio sin temores delante del principal sospechoso, y de la sede que habita. Desenmascarar y repudiar hoy a Bergoglio, como cabeza de La Iglesia Traidora, es lo menos que nos está exigido. Rezar por su conversión también. Y para que sea liberado de las ataduras endemoniadas que a todas luces lo atenazan, mucho más.

El segundo esfuerzo analítico que cabría hacer (después del anteriormente enunciado sobre la dilucidación de la causa de tamaña felonía), guarda relación con la recurrente pregunta sobre nuestro obrar posible, oportuno y prudente. Y es aquí donde mi respuesta es forzosamente más débil que en el planteo anterior. Porque en tanto simple laico de a pie, feligrés sin parroquia y parroquiano errante, no me sé en condiciones de trazar un rumbo de acción, ni mucho menos de tenerlo por viable. Estoy entre los huérfanos no entre los patriarcas; entre los náufragos antes que entre los timoneles.

Pero me parece poder creer sinceramente ( y someto  mi mera opinión a la corrección o enmienda de los doctos) que, en tales circunstancias, se aplicaría, siquiera por extensión o en sentido figurado aunque legítimo, la figura jurídica de “Sede Impedida”, prevista en el canon 412. Se considera impedida a una Sede por “cautiverio, relegación, destierro o incapacidad” de su titular. De las notas previstas en el canon, la incapacidad de Bergoglio es evidente. Hablo de una incapacidad raigal, hondísima e insuperable de ser católico. También es evidente que está voluntariamente cautivo de las estructuras judeomasónicas mundialistas, a las que acaba de regalarle “Fratelli tutti”, sólo por contar el reciente obsequio. De su destierro igualmente voluntario, también hay hirientes y lacerantes pruebas. Se ha auto-desterrado de la Barca, recordando su conducta la de aquellos desterrados infieles que menciona el Libro de Esdras.

Está asimismo para nuestra eventual consideración lo que estipula el canon 194,& 1-2: “Queda de propio derecho removido del oficio eclesiástico quien se ha apartado públicamente de la Fe Católica o de la comunión de la Iglesia”. Que no es sino un eco de aquello de San Pablo: ”Que sea quitado de en medio de vosotros, el que tal mal hizo” (Cor.5, 1-2).Y está –estuvo siempre, que conste- la doctrina segura sobre la licitud de los súbditos de rebelarse contra la autoridad injusta, dañina y corruptora; tanto más si el ejercicio de la misma es tiránico, y su origen no tiene una transparente legitimidad. Recordemos la logia mafiosa de San Galo, maniobrando tras la abdicación de Benedicto XVI.

De todo surge que de brazos cruzados no podemos seguir. Esperar una migaja de ortodoxia de este hombre sin Fe Católica, es ilusión vana; y es conformarse cada vez con menos, principio de la tibieza. Precipitarse en una conclusión apresurada, al amparo de aparicionismos privados o del libre examen de ciertos textos venerables, tampoco podemos. Pero ignorar que existe el Libro del Apocalipsis, y en él la figura del anfitrión del Anticristo, tampoco sería sensato.

Hasta aquí mi opinión, caro amigo. A vuelapluma, como te dije; y con la esperanza de que se expidan los que saben, y nos marquen un rumbo tan cierto cuanto concreto y perentorio.

No puedo sacarme de la cabeza las curiosas y hasta inexplicables palabras veraces que escribiera un hombre en las antípodas de nuestro ideario: “Cayó un muro tras otro[de la Iglesia]. Y la destrucción no resultó muy difícil una vez que la autoridad de la Iglesia fue quebrantada[...]. Un trozo se desplomó tras el otro[...]. Hemos dejado que se desmoronara la casa que nuestros padres construyeron[...]. El Cielo se ha convertido para nosotros en espacio físico y el empíreo divino no es sino un bello recuerdo. Nuestro corazón sin embargo arde, y una secreta intranquilidad carcome las raíces de nuestro ser.

Lo escribió Gustav Jung, en “Arquetipos e Inconsciente Colectivo” (Buenos Aires, Paidos, 1977,ps.17-18; 20-21). Parece mentira; pero lo de la burra de Balaam sucede. Las imágenes satánicas de los templos chilenos incendiados a mansalva, y otros fuegos similares en la Vieja Europa, por cierto que nos hicieron recordar estas estremecedoras palabras precitadas. Pero el fuego material al que han sido arrojadas nuestras entrañables iglesias (sin la más mínima reacción viril de las cúpulas eclesiásticas) es nada, comparado con el temor y temblor que nos causa ver ese desmoronamiento espiritual, moral y doctrinal causado intencionalmente por las llamas de quien se supone debería ser el Vicario del Agua de Salvación.

Amigo, te pido unirte a este ruego simple pero sincero: ¡Señor! No permitas que dejemos demoler impunemente Tu Casa. No permitas que renunciemos a conquistar el Cielo por asalto. No permitas que nuestros corazones dejen de arder por amor a Tí. No permitas que el buen combate sea únicamente un bello recuerdo.

 

Buenos Aires, 22 de octubre de 2020

Antonio Caponnetto

 

Nacionalismo Católico San Juan Bautista

 

17 comentarios:

  1. "Pero ignorar que existe el Libro del Apocalipsis, y en él la figura del anfitrión del Anticristo, tampoco sería sensato."
    Estoy de acuerdo con Caponnetto y me parece que en esa frase que transcribi está la clave.

    ResponderBorrar
  2. https://www.youtube.com/watch?v=-ej6V1hOzo8


    Mari Carmen Verdu
    Hace 2 días
    Perdonalos Señor porque no saben lo que hacen


    Pending
    Hace 2 días
    Si saben lo k hacen, 1. Destruir el culto sólo debido a Dios. 2 destruír su iglesia. 3. Enviar a todos al infierno junto con ellos



    Pending
    Hace 2 días
    Parece k todos los papas post conciliares han estado de acuerdo con los motivos x los cuales justificaron el conciliabulo CV2, solo esté hecho deberían todos ellos ser excomulgados, x entregar la iglesia de Dios al mundo, así como Judas entregó a su maestro x 30 monedas, así como lo hace también un católico k comulga en pecado mortal y uno k recibe la comunión en la mano.


    SAMUEL De la iglesia
    Hace 1 día
    El arzobispo de México va a pedir perdón por la conquista de Nueva España. Protagonizada por los españoles evitando la muerte de miles y miles de indios a manos de los sacrificios humanos de los mayas y de los aztecas. Regalándoles una lengua que unió a todos los pueblos indios en el Gran Méjico. Que los criollos que los criollos no supieron defender de los masones y norteamericano. Dónde por cierto quedaron indígenas solamente demuestra.

    ResponderBorrar
  3. excelente Antonio....y muy triste todo....

    ResponderBorrar
  4. Impresentable señor Caponnetto, me habían hablado bien de usted pero aquí se deja entrever su corazón. De la abundancia del corazón habla la lengua. Donde se van a esconder cuando en poco tiempo se vea que no es así. Espero tenga la humildad de reconocer que se ha equivocado, como pasó cuando crucificaron a Jesús y muchos de ellos recién lo reconocieron cuando ya había muerto en la cruz, porque de verdad que lo vuelven a crucificar. Deseo que tenga una experiencia profunda del Amor de Dios y vea su rostro amoroso.

    ResponderBorrar
  5. Impresentables son los anónimos que no tienen las agallas de dar su nombre y encima tienen el atrevimiento de agraviar al prójimo. La postura de Bergoglio sobre las uniones civiles homosexuales se conoce desde 2010. Discutir el nombre que le vamos a poner a semejante aberración (matrimonio, unión civil, etc.) es un funcional al enemigo. Sobran los elementos probatorios. Ahí está el artículo de monseñor Fernández sobre el tema que además fue compartido por la Conferencia Episcopal Argentina aunque después intentaron borrar la evidencia. Recen y actúen como San Pablo en el incidente de Antioquía en lugar de ensañarse con los mensajeros. Santiago Pizano.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. https://adelantelafe.com/que-esta-mal-en-el-personalismo-y-en-la-teologia-del-cuerpo/

      Borrar
  6. Nada bueno pueden esperar del concilio Vaticano 2.

    ResponderBorrar
  7. Unos 2.700 argentinos viajaron a Cuba durante varios años, a recibir instrucción militar de distinta naturaleza.
    Algunos fueron entrenados en insurrección y sublevación de masas, otros recibieron entrenamiento militar ya sean tácticas de combate, en la preparación de emboscadas y ataques por sorpresa -donde su exiguo número se transformaba en dominio a raíz del factor sorpresa - otros en precisos golpes comando, con personas decididas, con sangre fría, manejo de distintos tipos de armas que los convertía en “killers”, aunque no fuese el término que ellos utilizaban.

    Hubo también quienes recibieron otros cursos. Como conducción de grupos y facciones destinados a planear y conducir distintos tipos de lucha terrorista, como atentados con bombas, asesinatos de personalidades, formas de planeamiento, acceso al objetivo, desarrollo y escape, incluyendo la evacuación de heridos y su posterior recuperación o entierro clandestino para no dejar rastros, igual que los muertos en el combate para evitar que sean buscados a través de su identificación.



    Esos entierros clandestinos,
    se suman en el número de desaparecidos.


    Muchos fueron entrenados en inteligencia de combate, reconocimiento del lugar, identificación de “fuerzas represivas” y de sus probables vías de acceso al lugar, ubicación de postas sanitarias, formas y lugares de evacuación, etc. Es la inteligencia táctica o de combate.

    También existían cursos prolongados de inteligencia política o para grandes operaciones militares en las que generalmente se empleaban periodistas, por su capacidad para portar grabadores, cámaras, etc. y por su facilidad de circulación en el “mundo libre”, recordar que los sindicatos gráficos o de prensa fueron objetivo prioritario.

    Cuando estos reunían las condiciones necesarias, como buena pluma, capacidad de observación y de síntesis, eran ocupados y se les brindaba entrenamiento en medios de la Isla de Cuba, agencias de noticias, radios o dirección de medios de prensa, otros, eran preparados en técnicas especiales como cifrado, claves y descriptamiento. En estos casos se otorgaban capacitaciones en la misma U.R.S.S. o en países de su órbita con especialistas de la KGB. El descriptamiento atribuido a Rodolfo Walsh del mensaje del Ejército de EE.UU. ordenando la invasión a Bahía de Cochinos sólo es atribuible a alguien con conocimientos de encriptado y descifrado / desencriptado (con claves y sin claves) a pesar que Bonasso diga que lo logró “porque le gustaban las palabras cruzadas”. En el mismo sentido, Verbitsky, Bonasso, Francisco Paco Urondo, Juan Gelman, etc. formaron parte de una pléyade de escritores que utilizaron Cuba y la U.R.S.S. para sus objetivos, desde Gabo García Márquez, pasando por Diego de Rivera y Frida Kahlo.


    ResponderBorrar
  8. No sólo el entrenamiento militar, político e ideológico en Cuba marca su carácter internacional. A esta caracterización concurren además la cantidad de integrantes “internacionalistas”, uruguayos, bolivianos, chilenos, suecos, franceses, etc., incorporados a las organizaciones terroristas que operaban en nuestro país, tanto en el “combate de monte” como en “casas de seguridad”, “cárceles del pueblo”.

    También marca su carácter internacional, la “Escuela de Cuadros” del PRT-ERP que fuera trasladada desde las sierras de Córdoba a las cercanías de Santiago de Chile, durante el mandato de Salvador Allende, transformándose en “Escuela Internacional de Cuadros para Latinoamérica”.



    Al igual que las relaciones de Montoneros con países árabes y el intercambio de tecnología para fabricar exógeno, (un explosivo de alta potencia y velocidad de detonación, utilizado en carga de bombas, granadas a cordón detonante y para la elaboración de explosivo plástico tipo C4). Esta tecnología aplicada a pequeños reactores desarrollados por ingenieros químicos de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL fue distribuida en Argentina en Córdoba, Rosario y Buenos Aires; otra fue instalada en Brasil como “retaguardia”, y una más fue entregada a Yasser Arafat a cambio de entrenamiento de milicias montoneras en El Líbano, donde se entrenaban en tiro sobre blancos móviles y desde vehículos en marcha, entre otras cosas.

    Con referencia a estos acuerdos, existe una investigación profunda y detallada de las relaciones de la cúpula de montoneros con jeques y jerarcas árabes, escrito por el analista político George Chaya referido expresamente al tema ("Montoneros y el fundamentalismo árabe"). También en el libro de Juan B. "Tata" Yofre ("Fue Cuba").



    En el mismo sentido, el abogado, historiador y escritor Enrique Díaz Araujo en su libro de cuatro tomos, prueba su tesis “El departamento América del Partido Comunista Cubano creó, organizó y apoyó los movimientos revolucionarios en América Latina”. En dicha obra, el autor menciona más de 500 autores izquierda, más de 300 de derecha y unos 30 neutrales, entre los que se incluye.

    Basta ver en internet la historia de las “Brigadas Rojas” italianas, sus símbolos y objetivos para verificar la igualdad con los del PRT-ERP , desde la Estrella Roja como símbolo, hasta las consignas políticas.

    A ello debe agregarse la fuga de la cárcel de Trelew, de las cúpulas terroristas que recibidos por Allende en Chile, se refugiaron en Cuba, con la creación de las “guarderías” para los hijos de los "militantes" que regresaban momentáneamente a la Argentina para cometer nuevos atentados criminales.

    Otros rasgos de internacionalismo quedan en evidencia en las "Brigadas del Café" que colaboraban en Nicaragua, la presencia de varios dirigentes del ERP en el gobierno sandinista como Hugo Irurzun y Gorriarán Merlo que desarrollaron luego la operación del asesinato de Somoza en Asunción del Paraguay o el frustrado copamiento del cuartel de La Tablada con armamento y algunos cuadros entrenados en Managua.


    ResponderBorrar
  9. La otra prueba reciente de que las organizaciones terroristas en Argentina tenían contacto directo con Cuba fue la declaración en televisión de José Luis Machinea y de Jesús Rodríguez, ratificada en otro programa por Graciela Fernandez Meijide sobre el periplo de Alfonsín en Chile, con el MIR chileno y en Cuba para pedirle a Fidel Castro que “frenara a las organizaciones armadas argentinas, para evitar que las FFAA se consolidaran” con esa excusa.

    Con estas declaraciones se derriban varios mitos, como el que indica que “en el momento del golpe militar las organizaciones armadas se encontraban desarticuladas”.

    O la remanida frase que “No se trataba terroristas sino de jóvenes idealistas”.

    También que fue “un fenómeno nacional” por la “dictadura”.

    Infectados por el "virus importado", a sangre y fuego quisieron instalar en la Argentina, una dictadura de raíces foráneas.

    Se recomienda ver en Internet la desclasificación que hace Rusia de los archivos del Comintern (Comité Internacional del Partido Comunista de la U.R.S.S.), particularmente la vida de Victorio Codovilla, italo argentino, delegado del Comintern y con misiones internacionales en la Guerra Civil Española y en la muerte de Trotsky en México.
    Ver también “El Soviet del Caribe” y el manejo de los PC de todos los países del mundo por parte de un núcleo secreto y minúsculo que ejercía ese control con políticas y órdenes de U.R.S.S. inicialmente hasta 1945 con el mencionado Comintern y luego con el Cominform.


    Cristina Yozia y Orlando Agustín Gauna Bracamonte

    http://orlando-gauna.blogspot.com/2019/04/la-intervencion-foranea-sobre-el.html

    ResponderBorrar
  10. Que desvergüenza del anónimo que comenta sobre el escrito clarísimo del Sr Antonio ha de haber sido el mismo Bergoglio. Dios mío, envíanos tu auxilio, para defender a nuestra Santa Madre Iglesia,

    ResponderBorrar
  11. Porqué desvergüenza?, tenemos que pensar todos igual?.

    ResponderBorrar
  12. Desverguenza tal vez porque tanta erudición y extensión en sitio ajeno sobre el tema que lo ocupa a Anónimo, SOBRA.
    Ocupa aquí un lugar que no correponde, no agrega nada al post del prof. Caponnetto, ni interesa a nadie.
    Si bien el tema tiene su interés, y el autor está bien dispuesto a dalo gratuitamente, lo cual se le agradecería en otro ámbito, por ejemplo histórico...¿por que no se hace un blog, estimado?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. En este blog dice "escribe un comentario" o "escribe tu respuesta", es una invitación a opinar, usted dice "ocupa un lugar que no corresponde", sobra, no interesa a nadie.. no le interesa a usted, pero no puede estar seguro de que no le interese a otros.

      Borrar
    2. Gastón González Namur.3/11/20 12:06

      La cuestión, anónimo, está en que usted ataca a Caponnetto por lo que dijo...
      Por qué no ataca LO QUE DIJO, con argumentos probatorios de que Caponnetto está equivocado? Vamos... Si habla con ese atrevimiento, al menos presente pruebas. Sino, cállese la boca y póngase a leer el catecismo al menos.

      Borrar
    3. Señor inquisidor, Caponnetto dice " Hasta aquí mi opinión, caro amigo.", son opiniones.. limítese a eso.

      Borrar
    4. Que desubicado es usted, el catecismo es para los niños que van a tomar la primera comunión, no para mi.

      Borrar