San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 10 de agosto de 2014

Obediencia ciega ¿camino de santidad? – Por Augusto TorchSon


  Con bastante poco criterio se utilizan frecuentemente frases descontextualizadas que se pretenden transformar en axiomas. Así por ejemplo se sostiene que: “todo es relativo como enseño Einstein”, cuando la teoría de la relatividad se refiere exclusivamente a cuestiones relacionadas con la física, y en una burda extrapolación se aplica por ejemplo para hablar sobre el indiferentismo religioso, tan promocionado hoy por las más altas jerarquías eclesiásticas. Y así con el erróneo concepto popularizado en el posconcilio de “sana laicidad”, los enemigos de Cristo, lograron imponer la falsa idea de la “necesidad” de separación de la Iglesia Católica de la vida social y política de los Estados, desconociendo que Cristo dijo de sí mismo Yo soy Rey. Yo para esto nací y para esto vine al mundo…(Jn.XVIII,37); y en razón de la Unión Hipostática, la doble naturaleza de Nuestro Salvador, le confiere asimismo tanto el reinado sobre el orden sobrenatural, como el natural. Por eso nos sorprendimos grandemente, cuando el Obispo de Roma en las profanas Jornadas Mundiales de la Juventud 2013 en las playas de Río dijo: “La convivencia pacífica entre las diferentes religiones se ve beneficiada por la laicidad del Estado, que, sin asumir como propia ninguna posición confesional, respeta y valora la presencia del factor religioso en la sociedad…”(aquí); consecuentemente nos preguntamos cómo podemos pretender que las leyes que se promulguen no sean inicuas si desde la más alta jerarquía eclesiástica se promueve la separación del Iglesia del Estado, que como consecuencia lógica conlleva al abandono de la concepción cristiana de la legislación.


  Pero volviendo a los nuevos axiomas, resulta necesario exigir que se contextualicen las frases con las que pareciera se pretende imponer la fe del carbonero al decir por ejemplo: “el que obedece no se equivoca”, ya que es necesario saber no solo a quién se obedece, sino también QUE se obedece. Y ante estas propuestas que en el nombre de la “tolerancia” obstaculizan el buen combate para que se reconozca la Reyecía de Cristo, se hace indispensable el análisis sobre cuándo se debe obedecer. Cuando expresamente se traicionan los mandatos divinos, no podemos escudarnos en la obediencia para desobedecer la Ley Superior. Si tuviéramos que atenernos a tales sujeciones humanas, ¿cómo entenderíamos la debida resistencia a la perfidia judaica que condenó a su propio Mesías, si ésta provino nada menos que del Sumo Sacerdote Caifás? Así por ejemplo, San Pablo al referirse a la conducta que deben observar los obispos, advirtió sobre quienes “profesan conocer a Dios, más lo niegan con las obras, siendo abominables y rebeldes, e incapaces para toda obra buena” (Tit. I,16).


  El argumento pueril de considerar que quien ocupa el sillón petrino (hoy más bien una sofá cualquiera de un club de barrio), no puede equivocarse gravemente, implica desconocer la libertad de las personas en la toma de decisiones. Y respecto a las elecciones permitidas o realizadas según designio divino, no podemos olvidar que Jesús nos advirtió sobre la cizaña que crece  junto al trigo y así también dijo respecto a Judas: “¿No soy Yo el que escogí  a vosotros Doce, y con todo esto, uno de vosotros es un demonio?” (Jn. VI,71).



  Ante esta situación, se hace necesario discernir sobre la conveniencia de obedecer cuando el riesgo es nada menos que el de la pérdida de la fe. Y tristemente, ante la falta absoluta de conocimiento de las cosas que son indispensables saber por parte de los católicos para su salvación; la promoción de graves errores doctrinales, no solo pasan desapercibidos, sino que además se ven como grandes actos de humildad y misericordia. Por este motivo es necesario objetar aún al mismo Obispo de Roma, Francisco, cuando sostuvo que los luteranos no son secta y les pidió perdón por los católicos que los obstaculizaron en su proselitismo para quitar a los católicos su fe, como lo hizo con los Pentecostales en Caserta; o nos dé un catálogo de felicidad, que omite la más mínima mención a nuestro Creador. Esto sin dejar de recordar que expuso en su exhortación apostólica Evangelii gaudium que “la alianza del pueblo judío con Dios  jamás ha sido revocada” a pesar de lo enseñado dogmáticamente en el Concilio de Florencia y por el Papa Eugenio III, que la alianza mosaica fue “revocada y abrogada”; y cuando escribe al referirse a los musulmanes que “confesando adherirse a la fe de Abraham, adoran con nosotros a un Dios único misericordioso, que juzgará a los hombres en el día final”, desafortunada frase que puede llevar a la errónea consideración que la concepción de Dios en ambas religiones es idéntica, y nosotros, a diferencia de ellos, adoramos al Dios Uno Y Trino. 


  Dicho sea de paso, la misericordia del dios musulmán difícilmente puede ser considerada similar a la del Dios verdadero, cuando esta falsa deidad según el Corán, invita constantemente al asesinato de “infieles”(no musulmanes) y hoy se observa con terrible crudeza la encarnizada matanza de cristianos a manos de estos fanáticos.


 Corre sin embargo, para refutar el error expresado en ambos casos, el de judíos y musulmanes, la bíblica objeción expresada en los Evangelios con toda claridad: “Quien cree en Él no es juzgado, pero quien no cree, ya tiene sobre sí la condena, por lo mismo que no cree en el nombre del Hijo unigénito de Dios”. Y aunque Francisco haya sostenido lo contrario, nosotros sí creemos en un Dios “Católico” y en una sola Iglesia igualmente Católica, fuera de la cual no hay salvación, y no en “unidades diversificantes” con quienes están apartados de la misma. 

  San Atanasio, excomulgado por el Papa Liberio que había caído en la herejía arriana, sostuvo: “Los católicos que se mantienen fieles a la Tradición aún si ellos son reducidos a un manojo, ellos son la verdadera Iglesia de Jesucristo” y en igual sentido podemos afirmar que no son cismáticos quienes como San Pedro creemos que es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”(Hch. V,29).

Augusto TorchSon


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

19 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=xt2XjEIZirE&list=UUe_IlHZh67LyWe4DooEWiig

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11/8/14 6:57

      Emilio ¿como podés creerle a ese mistoide? no hace falta ser vidente para entender lo que está pasando, ese que habla que se lea a Dominique Bourmeaud en cien años de modernismo y se deje de pavear.

      Eliminar
  2. No hay nada que obedecer, al menos el actual "ocupante" de la Cátedra de Pedro, ya que no es católico, al igual que la mayoría de obispos apóstatas. Ahora, suponiendo que fuera alguien que pretende estar en "comunión" con los ocupantes del sillón petrino desde 1958 hasta nuestros días, realmente hay algo a lo que se haya que "obedecer" ?? hay alguna enseñanza fundada en los dogmas ?? mejor dicho, no en los dogmas, pero sí una enseñanza concreta que sostenga la Iglesia de Cristo. Yo realmente repaso el "magisterio" de la era conciliar y realmente me deja cada vez más perplejo, parecen directivas propias de postores luteranos o religiosos independientes y naturistas. "Teología del Cuerpo", "Hermanos Mayores", paz, paz, pacifismo, tolerancia, ablandamiento del tomismo y un larguísimo, etc.

    A lo que voy concretamente es, los que comulgan con esta era conciliar, de manera "conservadora" e intentando llevar a cabo una santidad superlativa, verdaderamente creen que haya algo DOCTRINAL que obedecer??

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11/8/14 5:32

    Pero la mayoría está convencida de que ese okupa es papa, en un convento de dominicos hasta´hacen charlas de la evangelii gaudium, todo esto espanta.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/8/14 6:31

    ¡aj es una repugnancia cuando en la misa lo nombran!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11/8/14 8:08

    En la fotografía "Dignidad" VS "Humildad?", también se podría haber titulado:

    "Verdadero Papa" VS "Falso papa"

    A propósito. El Carnaval Carioca (las JMJ de Río) tristemente ocurrieron en 2013 y no en 2014.

    Es evidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregida la fecha.
      Gracias

      Eliminar
    2. El anónimo de las 8:08, por favor, ¿podría explicar por qué el "Verdadero Papa" apoya fielmente y adhiere expresamente al "Falso Papa"? Gracias.

      Eliminar
  6. Anónimo13/8/14 10:59

    Eso para mí es un misterio.

    De lo que no tengo ninguna duda ya que no soy sedevacantista (aquellos que dicen que el último papa fue Pio XII) es de que Benedicto XVI es verdadero papa. Fue elegido a la muerte del anterior. Y mucho mejor que yo puede acudir a uno de los links de esta misma página donde se dan múltiples razones razones por las que Benedicto es Papa y Francisco I° no (aunque ya sé que no le va a gustar):

    Lumen Mariae

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión sobre la legitimidad del pontificado de Bergoglio es un tema que abordé bastante enfocándome en los hechos y no en mi opinión. Tengo mi postura tomada al respecto y aunque pueda deducirse fácilmente siguiendo mis artículos, prefiero dejar la decisión a cada uno tratando en lo posible de dar elementos de discernimiento y nada mas.
      Con respecto a Benedicto, nunca dudé que es Papa, tengo una en el margen derecho de mi blog donde dice "Gracias Santo Padre Benedicto XVI" y no gracias Papa Emérito. No voy a profundizar en esto.
      Con respecto a la página Lumen Marie, es una de las que consulto diariamente y está incluida en las que me gustan, también en el margen derecho de este sitio.
      Repetí muchas veces que mi postura no es el sedevacantismo. No creo que haga falta insistir al respecto. Pero para ser honestos intelectualmente, tenemos que reconocer los errores y transgresiones de todos los anteriores Papas; y repito, Papas y no usurpadores o antipapas. Repetí muchas veces esto. yo si creo que puede haber muy malos Papas sin dejar de tener la condición de tales.
      AHora, el caso Bergoglio merece un análisis completamente diferente.

      Eliminar
    2. Anónimo14/8/14 2:26

      No tan buenos papas pudo haber habido, pero los posconciliares si son okupas, pues tienen la sucesión de uno que Dios no eligió: roncalli, ya que este úlimo fue puesto por un golpe de Estado. Tienen la legalidad pero no la uncción. Se hicieron del gobierno de la Iglesia pero para manejarla con criterios humanos y he aquí los resultados, la debacle total, bergoglio no hubiera podido llegar ahi de no ser por la acción diluyente de los posconciliares anteriores a el. Los de Lumen Marie son totalmente parciales y subjetivos. Y no soy sedevacante.

      Eliminar
    3. Soy el anónimo que preguntó por qué el "Verdadero Papa" apoya al "Falso Papa". Comprendo lo que dicen, y respeto sus posturas, aunque no las comparto, pero sigo pensando que el simple hecho de constatar el respaldo expreso, claro y permanente que Benedicto XVI brinda a Francisco llama imperiosamente a la reflexión sobre este punto. No hablo de papolatrías, ni de aceptar las cosas como autómatas "porque Benedicto XVI lo dice", sino de reflexionar, volver a pensar las cosas, porque quizás no vayan por el lado por el que las estamos viendo. Los mismos apóstoles, íntimamente cercanos a Jesús, más de una vez necesitaron ser "avivados" por Él, para que pudieran ver y entender las cosas correctamente.

      Eliminar
    4. Ciertamente Ratzinger es parte del problema...
      por favor para entender leer esto:
      http://www.slideshare.net/MurodelHonor/cien-aos-de-modernismo-genealoga-del-concilio-vaticano-iipadre-dominique-bourmaud


      o escuchar esto:


      http://youtu.be/MAcVyHqkqLw

      Eliminar
    5. Augusto, ¿es decir entonces que para usted, si llegara a fallecer Benedicto XVI, la Sede sí estaría vacante? Gracias.

      Eliminar
  7. Anónimo,= el que no da la cara,........Solo te diré, que a Jesús, le trataron igual, llegando incluso a decirle, que curaba, con el poder, de su enemigo, no es el que ves, el que habla, si no que es Dios o la santísima virgen, nuestra Madre, un ángel o un arcángel, si quieres oírlo, acercarte a escucharlo, directamente, en la aparición, de Talavera de la reina, Toledo España y creo, ellos, son mas importantes, que cualquier escritor, por mucha fama que tenga o deje de tener, un saludo, para los que tanto saben, pero acordaos, de lo que decía, santa Teresa, sabio es, quien se salva y para eso también sabemos, que hay que hacer y que necesitamos saber, sed pues sabios, no de este mundo, el cual, todos dejamos y no nos llevamos nada

    ResponderEliminar
  8. Respondiendo al comentario de 15:04, tratando el tema sólo desde mi opinión, mi respuesta es SI. Prefiero no profundizar en esta cuestión sino remitirme a lo oportunamente citado en mis artículos. La probable coacción hacia Benedicto para forzar su renuncia, la supuesta elección de Scola en lugar de Bergoglio, y las demás circunstancias extrañas que envuelven a la Iglesia en estos momentos. La apostasía no es nueva, pero el grado de divinización de lo humano, sí lo es. Si antes se coqueteaba con el antropocentrismo hoy está institucionalizado. La idolatría al Obispo de Roma también es algo novedoso, sobre todo en los medios masónicos. Esto es algo que también puede servir como elemento de discernimiento, pero como dije antes, sólo expreso mi opinión.

    ResponderEliminar
  9. https://www.youtube.com/watch?v=xt2XjEIZirE&list=UUe_IlHZh67LyWe4DooEWiig

    ResponderEliminar
  10. Bien sé que esto NO afecta a la solidez del artíkculo, pero (como físico que soy) debo aclarar: la "teoría de la relatividad", en realidad, postula que (dentro del universo FÍSICO ¡ojo!) HAY una cosa absoluta, a saber, el valor numérico de la velocidad de la luz (constante "c").

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco la aclaración.
      Tengo que decir de todos modos que no quise plantear una cuestión relativa a la física sino el incorrecto uso que se hace al extrapolar dicha cuestión a ámbitos que no son propios de la materia.
      Saludos cordiales en Cristo Rey y María Reina.

      Eliminar