San Juan Bautista

San Juan Bautista

martes, 17 de abril de 2018

Mis siete minutos fuera y contra del Congreso – Antonio Caponnetto




Indignísimos miembros del Parlamento,
Irrespetables representantes de la perversión democrática,
Ilegítimos interlocutores de la corrupción hecha sistema político,
Delincuentes subversivos todos:


         Con los fines más aviesos y las intenciones más torvas, han fabricado un debate sobre lo indebatible, un disenso sobre lo que no admite disensión, una discusión sobre lo indiscutible, un plebiscito acerca de lo implebiscitable.


         El macabro ardid les ha dado resultado, y todos resultan a la postre funcionales al mismo. De un lado y del otro de la imposible reyerta, satelitan y orbitan los políticamente correctos. Secuestrado el sentido común, sacan turnos en amable paridad de condiciones los asesinos de inocentes y los que honradamente se oponen al crimen. Cada cual con sus democráticos minutos concedidos bajo el signo del igualitarismo más mendaz y canallesco.


         Para lo que pudiera servir, mi posición es la siguiente:

1) Sólo ingresaría al Congreso si tuviera, como Sansón, la fuerza espiritual y material para derrumbarlo con todos sus filisteos.

2) No estoy a favor de la vida. Para eso están desde los jainistas, que no matan las liendres, prefiriendo convertirse en piojosos, hasta los ridículos veganos que ingieren con culpa incluso las legumbres, pasando por todas las heterodoxas corrientes filosóficas de cuño vitalista. Estoy a favor del Plan de Dios Uno y Trino. Y en ese Plan, el Quinto Mandamiento prohíbe matar a un inocente. En ese Plan, Nuestro Señor Jesucristo, anuncia que los pecadores irán al infierno. Y los asesinos son pecadores. En ese Plan, no tienen prioridad los derechos, por lícitos que sean, sino el deber de ser testigos de la Verdad, gritándola desde los tejados.

3) Frente al temor de Dios, de incumplir su Divino Plan, y porque “antes querría haber muerto que haberos ofendido”, me importa un belín los miles de argumentos científicos –de todas las ciencias juntas- demostrativos del origen de la existencia humana desde el instante mismo de la concepción.

4) No estoy obligado a compartir diálogos corteses ni confrontaciones diplomáticas con los peores enemigos del Orden Sobrenatural. No estoy obligado a proporcionales argumentos racionales que no merecen ni inteligen; tampoco evidencias axiomáticas de las que se burlan en incoherente anti materialismo científico. Con ellos, ni el lenguaje en común se debe tener. Y ante ellos, cabe aplicar el consejo de San Juan Crisóstomo: “Si alguien blasfema corrígele, si vuelve a blasfemar corrígele otra vez, si vuelve a blasfemar golpéale, rómpele los dientes, santifica tu mano con el golpe”.

5) Hago mías las palabras de Pascual Pastore, dirigida a otros rojos parlamentarios homicidas: “Yo tenía diez hijos; la mayor que era toda mi ilusión, ha muerto [...] pero yo espero verla nuevamente. Yo no hago otra cosa más que esperar; en apariencia yo ejerzo una profesión, trabajo, pero no es verdad, solo busco el cumplimiento de esta esperanza. Más cuando pienso que vuestra ciencia, que vuestra ideología dice, con seguridad absoluta y enseña, que entre los huesos de mi hija muerta que espera la resurrección de la carne y los de la carroña de un buey, no hay ninguna diferencia, ¡ah, entonces os digo comunistas, ¡mientras haya hijos que mueran y padres que esperan, se rebelarán contra vosotros!


         Vosotros tenéis de la vida individual y social, un concepto químico. He aquí la razón por la cual sois desgraciados. Los ácidos y las sales se combinan y de ello resulta una reacción dialéctica de la vida, donde no hay lugar para la esperanza. Así concebís vosotros todas las cosas, y aquí está la gran divergencia. Vosotros estáis ensayando, un bleff colosal; pretendéis hacer creer que vosotros estáis por los pobres y que nosotros estamos por los ricos, pero permitidme que os diga con todo el sentimiento y amargura posible, vosotros, no amáis ni a los pobres ni a los ricos, vosotros no amáis a nadie”.


         Sépanlo de una vez aborteros: mientras haya inocentes que maten, bajo el amparo de la ley o sin ella, las almas de esos justos se rebelarán contra ustedes. Y ninguna fuerza del mundo podrá detener la cólera del Señor de los Ejércitos, acaudillando esa rebelión de las víctimas de Herodes.


¡DIOS NO MUERE! ¡VIVA CRISTO REY!



Antonio Caponnetto



Nacionalismo Católico San Juan Bautista




23 comentarios:

  1. DURÍSIMO y por lo tanto eficaz... debería.

    Gracias Antonio por tu magistral protesta. Es de obligada lectura para cualquier persona de cualquier parte del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta mAITE es Maite C que no entiendo como ha salido así.

      Eliminar
  2. ¡Dios le guarde Don Antonio!

    ResponderEliminar
  3. Viva Cristo Rey. Bendiciones

    ResponderEliminar
  4. Anónimo18/4/18 9:40

    Suscribo todas y cada una de sus palabras. Debieran ser las de nuestros obispos y sacerdotes que cumplirían así su sagrada misión de enseñarnos la Verdad. Muchas gracias doctor. Ha expresado usted lo que pienso sobre este repugnante asunto, que pretende debatir lo indebatible.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué Justicia y sanidad se desprende de estas palabras!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Antonio Caponnetto por ser nuestro paladín, ese caballero de armadura brillante que ante un grito de guerra nos vuelve nuevamente al camino.
    Harto estaba yo de los pusilanimes politicamente correctos que intentan dialogar con los aborteros. Con el demonio no hay diálogo!

    ResponderEliminar
  7. Estoy plenamente de acuerdo que se trata de algo indebatible. Pero muchos de los que han ido al Congreso fueron para decir una Verdad enorme, delante de unos personajes infames. No piensan en la democracia, sólo piensan que la Verdad debe ser dicha. Dios no nos dijo que sólo prediquemos a los que sean buenos y quieran oirnos. A tiempo y a destiempo como dijo san Pablo.Por lo menos los malvados no podrán decir que nadie se los dijo y tendrán mayor castigo. Antonio, a quien admiro, dice: los infames no merecen que les de ningún argumento... Yo digo: hay que ir a decir la Verdad por los sin voz, los indefensos, por justicia. Aunque ellos sean unos tránsfugas.Ya sabemos que la verdad no depende de la mayoría de votos pero debe ser dicha por alguien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es predicada pero el tema es a quien. Es una necedad tratar de convencer a los necios, y lo es mucho más cuando estos necios ya cerraron su corazón al entendimiento y no buscan ni les interesa conocer la verdad sino mantener una postura. No se debe tirar perlas a los chanchos.

      Eliminar
    2. Insisto. no se trata de convencer a los necios, no estamos obligados, como decía Castellani. Pero no es el motivo por el que algunos fueron. Sino para que la Verdad sea dicha. Creo que es algo prudencial y se está juzgando a los que fueron como a simples idiotas útiles. Cristo calló ante Herodes pero habló ante Pilatos. y éste era un necio. También hay que saber que algo hay que hacer, no se puede no hacer nada y que bonitamente salga esta basura de ley. Quieren ir a las armas, pues vamos a matar legisladores entonces. Pero dejen que si alguno quiere oponerse mediante las palabras que lo haga. Aunque no convenza a nadie del Congreso, por lo menos habrá alguien de la sociedad que los escuche y le sirva y no se comporten como perros. Somos voces que clamamos en el desierto, no somos disertantes llenos de fans que nos dan su like. Esto no se trata de democracia que busca votos es la proclamación de una verdad más grande que una casa.

      Eliminar
  8. si nos parece bien que este tipo les haya cantado una verdades por qué nos parece mal que los de aquí también lo hagan? www.facebook.com/alexdara/posts/1869076353104406 . Los bomberos están analizando el agua para ver si es pura antes de apagar el fuego.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo19/4/18 9:34

    Ezequiel 33:8-9
    8 Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado, PERO SU SANGRE YO LA DEMANDARÉ DE TU MANO.

    9 Y si tú avisares al impío de su camino para que se aparte de él, y él no se apartare de su camino, ÉL MORIRÁ EN SU PECADO , PERO TÚ LIBRASTE TU VIDA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena cita que se puede aplicar a la situación, pero a ellos sólo les importa armar el circo del debate para seguir la agenda de la sinarquía bankster sionista que va a imponer el nuevo orden mundial.

      Eliminar
    2. https://www.youtube.com/watch?v=JCbLYf-2BWE
      Contracara N°12 - Aborto: ingeniería del Nuevo Orden Mundial en Argentina TLV1
      CanalTLV1
      Publicado el 6 abr. 2018
      Contracara N°12 - Aborto: la ingeniería social del Nuevo Orden Mundial en Argentina

      El lic. Juan Manuel Soaje Pinto entrevista al Dr. Roberto Castellano, presidente de la ONG Pro-Vida, respecto del intento del gobierno de Mauricio Macri, de despenalizar e instrumentar el aborto, legal y gratuito en todo el territorio de la República Argentina, cumpliendo con la agenda impuesta por personajes nefastos como George Soros, quien invierten millones y millones de dólares para que los gobiernos de los distintos países de todo el mundo legislen en favor de la muerte, concretando así su objetivo de socavar los cimientos de la civilización occidental cristiana, destruyendo la familia, y controlando la población global, en favor de un nuevo orden mundial, cristofóbico, inhumano, y satánico, cuyo objetivo es esclavizar al hombre, confundiendo su mente, ultrajando su cuerpo, y destruyendo su alma. ¿Cómo y desde dónde se ejecuta este plan maestro de ingeniería social a gran escala, cuyo desarrollo está alcanzando su clímax, y parece ya estar entrando en su fase final? Una interesante entrevista para conocer cómo y por qué las sociedades trabajan en pos de su propia destrucción, creyendo estar luchando por su libertad.

      Eliminar
  10. Disculpe, Alguien me puede explicar el ultimo párrafo del Articulo. No entiendo, es que Caponnetto asemeja los niños abortados a los muertos por manos de Herodes. Eso no me suena bien. Por favor me puede explicar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ¿Qué necesita explicación?

      Eliminar
    2. Los niños abortados son víctimas y van al limbo a menos que le apliquen una oración para el bautismo de niños abortados que le dió Jesús a una monja africana.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Arete piensa que los Santos Niños Inocentes están en el limbo, que no fueron al Cielo. Creerá que les decimos Santos porque nos parece lindo.

      Eliminar
    2. No arete no piensa eso. Busque en los cocodrilos del foso.

      Eliminar
    3. P. ¿Pues hay más que un infierno?
      R. Sí, padre, hay cuatro en el centro de la tierra que se llaman: infierno de los condenados, purgatorio, limbo de los niños y limbo de los justos o seno de Abraham.



      P. ¿Y qué cosas son?
      R. El infierno de los condenados es el lugar donde van los que mueren en pecado mortal, para ser en él eternamente atormentados. El purgatorio; el lugar donde van las almas de los que mueren en gracia, sin haber enteramente satisfecho por sus pecados, para ser allí purificados con terribles tormentos. El limbo de los niños, el lugar donde van las almas de los que antes del uso de la razón mueren sin el Bautismo; y el de los justos o seno de Abraham el lugar donde, hasta que se efectuó nuestra redención, iban las almas de los que morían en gracia de Dios, después de estar enteramente purgadas, y el mismo a que bajó Jesucristo real y verdaderamente.

      (Catecismo de la Doctrina Cristiana, escrito por el P. Gaspar Astete, añadido por el licenciado don Gabriel Menéndez de Luarca)
      https://iotaunum.wordpress.com/tag/limbo-de-los-justos/

      Eliminar
  12. Y los Santos Inocentes?

    ResponderEliminar
  13. Lamentablemente la suerte de los niños abortados no es la misma que la de los Santos inocentes. Las víctimas de Herodes recibieron el bautismo de Sangre, y conquistaron el cielo. Pero los abortados en general mueren sin ningún bautismo, es decir con la mancha del pecado mortal. Y es por esto que no pueden entrar al cielo.

    ResponderEliminar