San Juan Bautista

San Juan Bautista

lunes, 4 de mayo de 2020

Francisco bromea sobre el Infierno - Alejandro Sosa Laprida



Miles Christi - 4/5/2020

Descargar en PDF
“Tal vez nos veremos en el Infierno”

Hay cosas que a uno no le dan ganas de ver, ni comentar, ni difundir. Pero es necesario hacerlo. Ésta es una de ellas. Una broma de Francisco sobre el infierno que hiela la sangre, hablando por teléfono el miércoles pasado con un joven italiano:

El Papa Francisco finalizó la llamada ofreciendo a la familia su bendición y pidiendo oraciones, pero no antes de hacer una pequeña broma con Baruffi, quien le dijo “rezamos mucho por ti, pero no lo necesitas, ya eres un santo.” Bromeando, Francisco se echó a reír y dijo: “¿Quién sabe, tal vez nos veremos en el infierno?” A lo que Baruffi dijo: “Tú, no creo, pero tal vez nosotros. Somos un poco mezquinos con todos en esta situación.”[1]


Esto es algo realmente escalofriante. A ningún cristiano verdadero, es decir, piadoso y animado por una fe viva, se le ocurriría hacer una broma sobre un tema tan tremendo. Ni que decir tiene, a un eclesiástico consciente de lo que implica su misión sobrenatural: conducir a las almas al Cielo, evitando precisamente, su condenación eterna. Y acá tenemos ni más ni menos que al supuesto “Vicario de Cristo” que la profiere. Que Dios nos encuentre confesados…


Lamentablemente, la impiedad y la insensatez que caracterizan a Bergoglio no son en absoluto una novedad. Seguidamente proporcionaré algunos ejemplos de esta tendencia patológica, por no decir diabólica, hacia la blasfemia, la herejía y el sacrilegio que él no ha cesado de manifestar desde incluso antes de su elección en el cónclave de 2013:

« - ¿Puedo contar un cuento que viene a colación?, preguntó el Cardenal. - Claro. - Trata acerca de un chico judío a quien echaban de todas las escuelas por indisciplinado hasta que otro judío le recomienda al padre un ‘‘buen colegio de curas’’. Y lo anima diciéndole que, seguramente, allí lo van a enderezar. El padre acepta el consejo. Es así como pasa el primer mes y el chico se comporta muy bien, no tiene ninguna amonestación. Tampoco tiene problemas de conducta en los siguientes meses. El padre, ganado por la curiosidad, va a ver al rector para saber cómo había logrado encarrilarlo. ‘‘Fue muy sencillo’’, le responde el sacerdote. ‘‘El primer día lo tomé de una oreja y le dije, señalándole el Crucifijo: ‘Ése era judío como vos. Si te portás mal, te va a pasar lo mismo’’» (El Jesuita, p. 42).[2]   


“Y cuando vamos a confesarnos, por ejemplo, no es que decimos el pecado y Dios nos perdona. No, ¡no es esto! Nosotros encontramos a Jesucristo y le decimos: ‘Esto es tuyo y yo te hago pecado otra vez. Y a Él le gusta eso, porque ha sido su misión: hacerse pecado por nosotros, para liberarnos”. El Papa subrayó que lo que define el pilar de la vida cristiana es que “¡Cristo se ha hecho pecado por mí! ¡Y mis pecados están allá, en su Cuerpo, en su Alma! Esto es de locos, pero es bello, ¡es la verdad!”[3]


« Muchas veces me encuentro en crisis de fe y algunas veces también tuve la desvergüenza de reprochar a Jesús: ‘‘¿Por qué lo permites?’’ Y también dudas: ‘‘Pero, ¿ésta será la verdad o un sueño?’’ Y esto de joven, de seminarista, de sacerdote, de religioso, como obispo y como Papa. A un cristiano que no haya sentido esto alguna vez, que no haya pasado por una crisis de fe, le falta algo: es un cristiano que se conforma con un poco de mundanidad. »[4]


« No hay que pensar que el anuncio evangélico deba transmitirse siempre con determinadas fórmulas aprendidas, o con palabras precisas que expresen un contenido absolutamente invariable. » Evangelii Gaudium § 129.[5]


« Este buscar y encontrar a Dios en todas las cosas deja siempre un margen a la incertidumbre. Debe dejarlo. Si una persona dice que ha encontrado a Dios con certeza total y ni le roza un margen de incertidumbre, algo no va bien. »[6] 


« Si un niño recibe su educación de los católicos, protestantes, ortodoxos o judíos, eso no me interesa. A mí lo que me interesa es que lo eduquen y le quiten el hambre. »[7]   


« […] he visto mucha fidelidad en estas convivencias, mucha fidelidad; y estoy seguro que este es un matrimonio verdadero, tienen la gracia del matrimonio, precisamente por la fidelidad que se tienen. »[8]


« No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. […] Las enseñanzas de la Iglesia, sean dogmáticas o morales, no son todas equivalentes. Una pastoral misionera no se obsesiona por transmitir de modo desestructurado un conjunto de doctrinas para imponerlas insistentemente. »[9]                                                                                                                      

« Jesús, cuando se lamenta -‘‘Padre, ¡por qué me has abandonado!’’- ¿blasfema? El misterio es éste. Tantas veces yo he escuchado a personas que están viviendo situaciones difíciles, dolorosas, que han perdido tanto o se sienten solas y abandonadas y vienen a lamentarse y hacen estas preguntas: ¿Por qué? ¿Por qué? Se rebelan contra Dios. Y yo digo: ‘‘Sigue rezando así, porque también ésta es una oración’’. Era una oración cuando Jesús dijo a su Padre: ‘‘¡Por qué me has abandonado!’’»[10]

« Ella estaba silenciosa, pero en su corazón, ¡cuántas cosas le decía al Señor! ¡Tú, aquel día, me dijiste que sería grande; me dijiste que le darías el trono de David, su padre, que reinaría para siempre y ahora lo veo aquí! ¡La Virgen era humana! Y tal vez tenía ganas de decir: ¡Mentiras! ¡Me han engañado! »[11]

Para mayor información:
https://gloria.tv/Miles%20-%20Christi                                    



[1] Pope Francis closed the call offering the family his blessing and asking for prayer, but not before making a small joke with Baruffi, who told him that, “We pray a lot for you, but you don’t need it, you are already a saint.” Jesting, he laughed, and said, “Who knows, maybe we’ll see each other in hell?”, to which Baruffi said, “I think for you no, but us perhaps. We’re a little bit mean with everyone in this situation.” https://cruxnow.com/church-in-europe/2020/05/pope-calls-autistic-teen-who-corrected-him-on-sign-of-peace/ https://novusordowatch.org/2020/05/francis-jokes-about-hell/
[7] https://novusordowatch.org/2014/09/francis-not-care-religion/ - Entrevista en julio de 2013 durante las JMJ de Río de Janeiro. 





Nacionalismo Católico San Juan Bautista                       

11 comentarios:

  1. A confesion de partes.........

    ResponderBorrar
  2. Muchas gracias, Augusto. Un cordial saludo en Cristo y María.

    https://gloria.tv/post/Hxmrjbs4Fm6v6RLAcZuP3WDF4

    ResponderBorrar
  3. Anónimo5/5/20 13:43

    El Papa es un hombre liberal, no dogmático, es un Papa para estos tiempos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Eso está claro, es un "papa del mundo", ganado por las falsas ideologías modernas... Sin embargo, un auténtico Papa no puede ser liberal, pues el liberalismo ha sido condenado por la Iglesia en reiteradas intervenciones del magisterio... (Cf. por ejemplo: Inmortale Dei, Libertas, Notre Charge Apostolique o Quas Primas)

      Borrar
    2. Anónimo8/5/20 08:15

      Está claro que no es papa.

      Borrar
    3. Anónimo8/5/20 12:26

      Pero no puede aislarse de un mundo tan complejo como el actual,las enciclicas que citas son de cien y algunas de mas de cien años cuando los enemigos de la Iglesia no eran tan fuertes como ahora, me parece que la Iglesia tiene que adaptarse a la situación.

      Borrar
  4. Anónimo5/5/20 20:00

    A raíz del enfrentamiento entre la Conferencia Episcopal Italiana y el gobierno socialista por el cierre de las iglesias que motivó la inesperada reacción de Francisco en apoyo del gobierno y que dejó muy mal parados a los obispos, Specola publicó que ahora existe una sorda pelea entre la Conferencia Episcopal y el Papa que podría extenderse a otro escenario mucho más delicado.
    Siempre según esa versión, en la Santa Sede reinaría la intranquilidad porque si mañana tuviera que reunirse el Conclave para elegir nuevo Papa podría presentarse una situación inédita, pues a raíz de la pandemia de Covid 19 los cardenales de todo el mundo se verían imposibilitados de viajar a Roma, con lo cual, los únicos que podrían asistir serían los cardenales italianos. Y dado el enfrentamiento que hoy separa al Papa de los obispos, en el Vaticano estarían afinando el lápiz para sacar cuentas porque temen que no podrían reunir los votos suficientes para elegir a un cardenal del riñón de Francisco.

    ResponderBorrar
  5. Profetizó, como Caifás

    ResponderBorrar
  6. Anónimo6/5/20 12:43

    Si..para estos tiempos de apostasia..lo ha dicho muy bien.

    ResponderBorrar
  7. Anónimo6/5/20 18:28

    A que tiempos te referis ???? al tiempo materialista ?? mundano..egocentrico..mejor dicho antropocentrico..alejado de Dios ??

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Anónimo8/5/20 12:29

      Me refiero al tiempo presente, el único que tenemos.

      Borrar