San Juan Bautista

San Juan Bautista

miércoles, 23 de octubre de 2013

LA DEMOCRACIA ES UNA RELIGIÓN SUBVERTIDA – Por Antonio Caponnetto

  “Del que al negar a la autoridad todo origen divino, se abre la puerta a toda corrupción… Armada la multitud con la creencia de su propia y única soberanía, se precipita fácilmente a promover turbulencias y sediciones; y quitados los frenos del deber y de la conciencia, solo queda la fuerza, que raras veces puede contener los apetitos de las muchedumbres, formadas siempre de los menos cultos y los menos aptos.” (SS. León XIII, “Libertas Praestantissimum”)

  “Entonces, ni sufragio universal ni calificado son modelos para un católico coherente. Sí en cambio, vale la admiración e imitación del espíritu y de las formas concretas de aquella sociedad cristiana, en la que la organización corporativa y foral permitía —llegado el caso y dadas ciertas condiciones— designar a los gobernantes mediante el criterio del primus inter pares, que devenía después en primus inter primus. Algunos tratadistas han caracterizado a este modo de elegir autoridades, sufragio directo por distribución territorial y representación corporativa. Mutatis mutandi, todavía hoy la Iglesia nos da el ejemplo de la validez de este criterio cuando tiene que designar un nuevo Papa. No se convoca a las masas a la elección. No se presentan listas de candidatos emergentes de otros tantos órganos partidocráticos. Ni cualquiera elige ni cualquiera puede ser electo. La Iglesia sabe —como lo ha dicho Pío XII en “La organización política mundial”— que “cuando la creatura es reducida a simple elector, la vida de las naciones se halla disgregada por el culto ciego al valor numérico”. Y no puede dejar de recordar que el primer sufragio universal de la historia (¿o fue calificado?), los electores eligieron a Barrabás y crucificaron a Jesucristo.”

DR. ANTONIO CAPONNETTO (Extracto de “La Perversión Democrática")



Nacionalismo Católico San Juan Bautista

4 comentarios:

  1. Leo con gusto que, la entrada de hoy, sigue la línea que da continuidad a la anterior.
    Lo cierto es que es un tema interesantísimo, que nos llevaría horas y ensayos, jeje, de disertación, sobre la validez y consideración del sistema democrático como el más ...cómo le diría yo, "adecuado" para gobernar este mundo de soberbios en que nos hemos convertido.
    Porque, en Grecia nació la democracia, y aquello se desenvolvía dentro de parámetros de paganismo, pero se observaba la "no igualdad", en contraposición con el insistente "igualitarismo" con que nos martirizan por doquier (tanta Revolución Francesa... Y mire qué nos dejó). Quiero decir que, ni todos eran iguales a la hora de elegir, ni todos eran elegibles. En fin, con todos los peros y matizaciones, que las hay, al respecto, se podría hablar de una sociedad que valoraba el mérito, el esfuezo... Esos valores que, por lo visto, ya nadie tiene en cuenta, o muy pocos. ¡Y que anteponía a sus dioses por encima de cualquier cosa, vaya! Todo esto dicho desde la óptica de aquel tiempo, claro está. No podemos hacer comparaciones engañosas, mezclando hoy con ayer a la ligera. No quiero que se me malinterprete, Dios me libre, pero, algo de todo esto que le comento, intuyo en las palabras del Sr. Caponnetto y, por supuesto, clarísimamente, en las del Papa León XIII. Primero Dios y, después, cada uno según sus posibilidades. El muy bien traído ejemplo de Barrabás, sería la puntilla que corroborara su tesis.

    Buen acierto este tema, amigo. Es altamente interesante. Y gracias por su trabajo, siempre en favor de un mundo más cercano a Dios. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La búsqueda de la democracia católica es más utópica que la del comunismo bueno, o como diría el "Guardián de la Fe" Muller la Teología de la Liberación buena. Esta democracia subvierte absolutamente todo, hoy hasta a la Iglesia en la propuesta de Bergoglio y su secuaz Parolin al decir que la Iglesia no es democrática pero no le vendría mal serlo un poco".
      Se pueden advertir grandes triunfos de la mentalidad Rousseauniana, sin embargo, este casi ahogamiento absoluto de la verdad, no puede significar sino la proximidad del Glorioso Regreso de Cristo. Nunca existió un gobierno con democracia buena sin embargo la necedad por conseguirla solo muestra como se pierde absolutamente el sentido común cuando se es pragmático alcanzando el más alto grado de relativismo posible. Representa el liberalismo en el sentido más puro de su impureza.
      En fin... recordemos las palabras de nuestro amado Santo Padre Benedicto XVI cuando dijo: "La verdad no se determina mediante un voto de la mayoría"
      Un abrazo grande amiga, y una inmensa alegría tenerla nuevamente como asidua comentarista.

      Eliminar
  2. ADOLFO RUIZ24/10/13 20:53

    DADLE AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS...............MI REINO NO ESTA EN LA TIERRA......NADIE PUEDE GARANTIZAR LA HONESTIDAD Y PROBIDAD PARA CONDUCIR LOS DESTINOS DE UN ESTADO POR EL SISTEMA DEMOCRATICO Y TAMPOCO POR EL OTRO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, es inconducente, por lo menos en cuanto al bien común se refiere.
      Saludos en Cristo Rey

      Eliminar