San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 21 de enero de 2024

"Wanderer" y un nuevo ataque al Nacionalismo Católico - Bruno Acosta

 

El burgués y solterón “Wanderer” es Rubén Peretó Rivas, si bien ha intentado ocultarlo, mentiras mediante:

 https://lapulperiaerrante.blogspot.com/2017/06/el-ocaso-de-un-cobarde-la-era-de-la.html

 Este ataque al hombre se justifica, plenamente, porque desde su bitácora ha ofendido al nacionalismo católico de la manera más sofística y vil.

 Ya he dado cuenta desde aquí cómo su blog ha destruido, a lo largo de años, las defensas de los católicos argentinos, infectándolos de liberalismo y de aburguesamiento amariconado -que se manifiesta, verbigracia, en el anonimato que cunde en la página-:

 https://reverdad.blogspot.com/2023/09/el-liberalismo-del-blog-wanderer-y-la.html

 ¿Qué ocurre ahora? Se ha puesto del lado de Milei y del libertarianismo. Y ha acusado al nacionalismo con estos términos:

 “ […] resulta desconcertante la crítica que también proviene de ciertos grupos residuales del catolicismo conservador y nacionalista de Argentina, que terminan adoptando el discurso progresista.”

 https://caminante-wanderer.blogspot.com/2024/01/bergoglio-no-vendra-argentina.html

 Grupos “residuales”, dice; como dando a entender: los pocos numantinos que quedan en defensa de la Verdad Redondeada; los que no se han dado cuenta, todavía, que tienen que plegarse al mundo. Hay que adaptarse al progreso y al liberalismo, dice Peretó; no me vengan con el número 80 del Syllabus.

 “Residuales”, como diciendo: son poquitos. A Peretó le interesa el número. Como a todo liberal y demócrata.

 Le faltó decir (digámoslo paladinamente) grupos “caponnettistas”, imitando a Márquez. A esos se refiere: está claro.

 “Que terminan adoptando el discurso progresista”. Esto sí que es de órdago. ¡Así que el nacionalismo católico es progresista! De la catarata de denuestos al nacionalismo, creo que jamás escuché el de “progresista”. Milei y Peretó -ambos, a la par, hacen gala de un insondable desconocimiento en materia política- lo pueden todo: pueden llamar al nacionalismo católico de progresista. Aquí hay una falsa disyuntiva, que le hace llegar al “Wanderer” a una falsa conclusión: porque si lo contrario al capitalismo es el progresismo, claro que el nacionalismo católico, al ser contrario al capitalismo, es progresista; mas eso, a las claras, es una falsa disyuntiva: no por no ser capitalista, eres progresista. Toda la rica doctrina social de la Iglesia, queda de lado. ¡Terrible!

 Llamamos, con rabia y desde esta humilde bitácora, a no leer más al blog Wanderer. Con este despropósito, nos ha hecho salir de nuestro retiro y escribir estas líneas. Pero contra malicia, milicia.


Bruno Acosta


Fuente: Revista Verdad



2 comentarios:

  1. Jaja hace rato que no lo leo al amariconado ese. Gracias por desenmascararlo con su verdadero nombre. Yo le llamaba "el Vagabundo", la traducción de Wanderer, en mis comentarios, que claro, molesto, no los publicaba. El hombre es radical y absolutamente gorila, por sobre todas las cosas. Religiosamente, mezcla de fariseo y protestante. Nunca verdaderamente católico.

    ResponderBorrar
  2. Que curioso mi estimado, siempre creí –desde que conocí el sitio "Wanderer"– que el autor era Sebastián Randle.

    ResponderBorrar