San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 14 de abril de 2013

Aclaración innecesaria - ¿Somos nazis?

  Ante los maliciosos posteos realizados en páginas de filiación marxista y «gay power» denunciando tendencias filo-nazis de nuestra agrupación  realizamos el presente descargo:

  Existe en el pueblo norteamericano, la costumbre de usar la bandera de su país como adorno en cualquier día del año: remeras, gorras, carpetas, lapiceras, vasos, autoadhesivos, etc.- La costumbre se ha extendido a otros países del mundo, donde la divisa norteamericana se usa como adorno al igual que las divisas de esos respectivos países.-

  Lamentablemente, nuestro país tampoco ha quedado al margen, donde nuestra bandera «adorna» elementos como los mencionados- Y resulta lamentable, ya que con este uso se banaliza una expresión tan elevada de disciplina ciudadana, haciendo de la misma una simple moda.- En efecto, portar la enseña nacional como elemento decorativo en distintos objetos de uso diario, denota patriotismo EN LOS EEUU. Pero EN LA REPÚBLICA ARGENTINA, dicha costumbre NO DENOTA PATRIOTISMO, SINO IRREVERENCIA, ya que SEGÚN NUESTRAS PAUTAS CULTURALES, los colores y símbolos patrios, sólo deben usarse en las fechas patrias. Permanentemente, sólo por algunas instituciones.

  La defensa de la identidad cultural, es uno de los principales campos de acción del nacionalismo católico. Recordemos que, ante el proyecto de gobierno mudialista, una de las tantas condiciones exigidas por Su Santidad Benedicto XVI en la encíclica Cáritas in Veritate era que dicho gobierno debía respetar las identidades culturales de cada pueblo. Exigencia difícil de cumplir, ya que el multiculturalismo, forma parte del estilo de vida propuesto por el Nuevo Orden Mundial en su ideología.

  Quede entonces claro que la República Argentina, si quiere mantenerse fiel a la memoria del Padre de la Patria, cuando dijo: «Serás lo que debas ser, o no serás nada», deberá tener siempre en cuenta que nuestro país es MULTIRACIAL PERO NO MULTICULTURAL, nuestro modelo cultural es UNO SOLO, el nacido por la cosmovisión OCCIDENTAL Y CRISTIANA, hoy magistralmente contenida en la Doctrina Social de la Iglesia y su Dogma.

  Paradójicamente, los valores del Occidente Cristiano, son de carácter universal, por estar las identidades culturales de cada pueblo, ejercidas en el ámbito territorial sobre el que es soberano cada uno de ellos. Así pues, la cultura occidental cristiana presenta una gran variedad de usos y costumbres en los distintos pueblos que la asumen, hasta el punto de que aún el ritual de la Misa, suele adaptarse a esos usos (latino, uniato, maronita, copto, etc)

  Para su implementación en un programa político concreto, la cosmovisión occidental cristiana, debe sufrir adaptaciones en su expresión y forma, sin alterar su espíritu. Así lo entendió el Gral. Perón, cuando basado en dicha doctrina, dejó para la posteridad el legado de la así llamada Doctrina Nacional Justicialista, la cual por errores y miserias humanas no pudo aplicarse cabalmente.

  En distintos lugares del mundo, otros estadistas han realizado trabajos similares, entre los que se destacan don José Antonio Primo de Rivera (España), el cual diera origen al llamado Nacional Sindicalismo Falangista Español, o simplemente conocido como «La Falange».

  En 1936, don Pierre Gemayel, estadista libanés católico, fundó el «KATAEB», que podemos traducir como «falanges». Kataeb es la forma plural del término «Katiba», equivalente al griego «phalanx» (batallón). Era ésta la formación militar anterior a la «legio» (legión romana). De la palabra «phalanx» deriva la palabra castellana falange. Ya conformado, el Partido Democrático Social Libanés, sería también conocido como «Falanges Libanesas» o Partído Falangista, protagonista de una parte importante de la historia del Líbano, siempre fiel a la Cosmovisión Occidental Cristiana.

  Según consigna el escritor y periodista británico Robert Fisk, originalmente el uniforme del Kataeb incluía camisas pardas y el mal llamado «saludo Nazi» (brazo derecho en alto). Dicho gesto, NO ES DE ORIGEN NAZI, Sino de la Roma Clásica, y copiado por el nazismo. Resulta sorprendente y digno de un serio estudio el hecho de que dicho gesto era usado también por algunas tribus indígenas norteamericanas en el siglo XIX. Según una entrevista realizada por Fisk, Gemayel contaba que: «Yo era el capitán de la selección Libanesa de Fútbol, y Presidente de la Federación Libanesa de Fútbol. En 1936, fuimos a los Juegos Olímpicos de Berlín,(por entonces bajo el gobierno Nazi). Vi el orden y la disciplina en ese lugar y me dije a mi mismo: ¿Porqué no podemos hacer lo mismo en el Líbano? Así que cuando regresamos al Líbano, decidí crear este movimiento juvenil. El nazismo no era entonces visto del modo en que es visto hoy, en su sistema vi disciplina, y eso es lo que necesitamos en medio oriente, más que cualquier otra cosa.»

  Gemayel, además tomó también como ejemplo, el falangismo español y el fascismo italiano. Tengamos en cuenta que la Doctrina Social de la Iglesia condena al nazismo en la encíclica «Mit brennender sorge». reprende al fascismo en la encíclica «Non abbiamo bisogno», y reprende al fascismo en la encíclica «Non abbiamo bisogno», sin condena, al igual que al falangismo español, que aún hoy estila el saludo romano, brazo derecho en alto.

  Desde entonces, el ideario de la Falange Libanesa se mantuvo fiel a la cosmovisión occidental cristiana, y durante la guerra civil de los años 70-80, su milicia recibió apoyo del Estado de Israel. Si bien resulta claro que las relaciones hebreo-cristianas han sido siempre delicadas, al sionismo le resultaba conveniente, el accionar de dichas milicias para frenar los ataques palestinos.

  Cabe destacar también, la hora de hablar sobre técnica y pautas culturales, que el Gral. San Martín, usaba el famoso sable corvo, de origen moro, y que el uniforme del Regimiento de Granaderos a Caballo se basaba en los uniformes de los ejércitos Napoleónicos. Como es de público conocimiento, el Padre de la Patria edificó su prestigio militar luchando contra Napoleón y contra los moros. Simplemente tomó del enemigo, aquello que consideraba útil a sus propósitos: la eficiencia del arma y la importancia de la prestancia en el uniforme en aquellos tiempos. Su Fé Católica, totalmente ajena al islam morisco y su ideario político occidental cristiano, totalmente ajeno al relativismo de Napoleón.

  Hoy en día, las fuerzas armadas norteamericanas, usan el llamado casco «modelo Fritz», idéntico en su forma, al usado por Alemania en la Segunda Guerra Mundial. El casco Fritz es entonces, el nombre verdadero del mal llamado casco nazi, usado hoy por militares norteamericanos, muchos de ellos, de origen hebreo.


  Exponemos este descargo en homenaje a los amigos, colaboradores y allegados a nuestra agrupación, quienes nos hicieron llegar su inquietud. Son ustedes quienes la merecen, por honrarnos con su ayuda, respaldo y críticas siempre bienvenidas. De ningún modo va dirigida a los autores de esos viles infundios; la nutrida fauna «gay friendly», «abortion friendly», «narco friendly», «terrorist friendly», «britain friendly», etc, ya que sería inútil tratar de razonar con esas mentes corruptas por tantos vicios. A los nuevos adherentes y militantes simplemente les aclaramos que el saludo romano no se estila en nuestra agrupación, por ser totalmente ajeno a las pautas culturales argentinas ni del nacionalismo católico argentino. Si es costumbre de falangistas libaneses, españoles o cualquier otro movimiento político nacionalista en el mundo, queda el mismo por cuenta de ellos. Para evitar entonces cualquier malentendido, recomendamos a nuestros nuevos amigos que si deciden levantar su brazo derecho, que sea con la inequívoca intención de parar un colectivo o taxi.

Ernesto P.V. (NCSJB)


Nacionalismo Católico San Juan Bautista

1 comentario:

  1. Azpilicueta14/4/13 9:44

    Clarito, no son nazis, solo son reconocidamente fachos...

    ResponderEliminar