San Juan Bautista

San Juan Bautista

domingo, 12 de marzo de 2017

Ante las blasfemias a María Santísima - Antonio Caponnetto





Nacionalismo Católico San Juan Bautista

7 comentarios:

  1. No perdonar..Poner la otra mejilla ante la afrenta sufrida por la Virgen Santísima , Ser los Soldados de Cristo que anhelamos y que en éste grave momento nuestro credo necesita, nos obliga a.No perdonar.

    ResponderEliminar
  2. Es una abyecta provocacion. Lo hacen no solo porque se sienten empoderados(y lástima lo están), sino pprque saben que provocando la justisima reaccion, tienden una trampa a quienes ofenden. Esto se da no solo en Argrntina, se da a nivel mundial lo cual marca ya el comienzo dr la horrenda tribulacion que se enmarca dentro del satánico nuevo orden mundial, con el cual someterán al mundo completo. Lo mejor es que ocurra pronto, de lo contrario pereceremos fisicamente y del alma.

    ResponderEliminar
  3. Todos los marxistas se han confabulado en contra de la Iglesia tanto desde adentro y como desde afuera. Primero la monja roja de argentina Lucía Caram blasfemó contra la Virgen María. Ahora las Feministas pagadas por Soros Representan frente una iglesia en Argentina a “María abortando a Jesús“ Aqui vemos que esta blasfemia sucedió en el Patio de la casa de Bergoglio sin embargo no ha llamado a un desagravio publico, por que no le interesa defender los derechos de Dios sino los suyos propios (Llámese Marxismo cultural al servicio del NOM). Otra muestra mas de que Bergoglio no trabaja al servicio de Dios. “Soportar las (injurias) que atañen a Dios es el colmo de la impiedad” (Santo Tomás de Aquino)
    Quien No Se Encoleriza Cuando lo Exige La Razón, Peca
    “Sólo aquel que se indigna sin motivo se vuelve culpable; quien se indigna por un motivo justo no tiene culpa alguna. Pues, si faltase la ira la ciencia de Dios no progresaría, los juicios no tendrían consistencia y los crímenes no serían reprimidos. Más aún: aquel que no se indignare cuando la razón lo exige, comete un pecado grave; pues la paciencia no regulada por la razón, propaga los vicios, favorece las negligencias y lleva al mal, no solamente los malos, sino sobre todo los buenos”.
    (Hom. XI, In Nath.) San Juan Crisóstomo

    ResponderEliminar
  4. Paco1 JESUITAS calla.... le va el lio y la blasfema mariana, los jesuitos de la compañía se habrán descojonado de risa... THE END.

    ResponderEliminar
  5. Necesitamos más hombres como usted, D. Antonio, pero también las mujeres tenemos que defender a nuestra Madre, con coraje, sin miedo. Dios lo bendiga y lo guarde.

    ResponderEliminar
  6. La situación no es mejor en España. Terminaremos reaccionando y lamentaremos no haberlo hecho antes.

    ResponderEliminar
  7. En España, concretamente en Gran Canaria (Islas Canarias), un joven de la tierra, o sea, canarión, "travestido" como "drag" en la Gala Drag Queen del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria hace mofas, befas, irreverencias o directamente blasfemias (como se prefiera mentar su gesto, su actuación) contra Cristo y la Virgen Santísima.

    Sorprendentemente, este joven llamado Borja Casillas ha confesado a distintos medios estas perlas: "Yo no pretendía ofender los sentimientos de los católicos; han de saber que saber ustedes que me considero más bien agnóstico, si bien actualmente estudio para profesor de Religión católica preferentemente en la enseñanza concertada-privada, que es casi toda de demoninación católica, aunque de espíritu mundano, pues la escuela católica ha devenido, como bien se debe saber, plataforma o nido de corrupción, nepotismo, tráfico de influencias, fábrica de agnósticos y ateos, y en todo caso promocionadora de un falso catolicismo "light" a juego con los dictados del Nuevo Orden Mundial.

    Y lo que puede sorprender o escandalizar aún más: la Fiscalía ha archivado la denuncia presentada contra el Borja Casillas por un delito de "irreverencias contra los sentimientos católicos", valga que lo expresemos así.

    Las reglas del juego de las democracias representativas, parlamentarias o burguesas exigen respeto a la libertad de expresión, pero ¿dónde están los límites de esa libertad expresiva amparada en las leyes constitucionales?

    ResponderEliminar